DÍA 6: Nueva York – Cataratas del Niágara

DÍA 6: Nueva York – Cataratas del Niágara

Nos despedimos con mucha pena de Nueva York para irnos al aeropuerto JFK sobre las 7:30 de la mañana. Teníamos un vuelo a las 10:35 a Buffalo, con la compañía lowcost Jetblue (nos costó 65€ por persona).

Llegamos a Buffalo casi a las 12h (1:30h de vuelo), cambiamos dinero a dólares canadienses y desde allí cogimos un taxi a Niágara por unos 60$. Nos dejó en la parte de USA y nosotros cruzamos el Rainbow Bridge andando hasta la parte canadiense. En medio está la aduana, que para cruzar de un lado a otro hay que pagar 0’5$  cada vez. Sólo hay que enseñar el pasaporte, nos hicieron 4 preguntas y nos dejaron pasar fácilmente.

Hay 3 cataratas: las American Falls y las Bridal Veil Falls (Velo de la novia) están en el lado estadounidense y las Horseshoe Falls (Herradura) en el canadiense. Estas últimas son las más grandes, con 52 metros.

Cuando cruzamos el puente andando, tuvimos nuestra primera visión de las cataratas y ¡nos quedamos impresionados!. Y eso que las estábamos viendo de lejos, de cerca con aún más espectaculares. Había sido una buena decisión hacer una escapada a Niágara, aunque sólo fuese una noche ¡valía la pena!.

DSC_1054 (3)
Cruzando el Rainbow Bridge
DSC_1054 (4)
Vistas desde el puente

niagara

Nos alojamos en el motel Inn by the Falls (5525 Victoria Avenue), cerca del puente, de la zona de restaurantes y de Cliffton Hill. Nos costó sólo 58€ la noche, una habitación con jacuzzi en forma de corazón. Es un motel que está justo en frente del hotel Country Inn & Suites. Comparten parking, recepción y piscina climatizada. Nuestro motel era sencillo pero por el precio, ¡la habitación fue más de lo que esperábamos! Era espaciosa, con una cama de matrimonio grande, TV, juego de café y té, baño privado con ducha y un enorme jacuzzi rojo en forma de corazón rodeado de espejos. Obviamente hay hoteles con más clase, pero eran más caros o estaban más alejados del centro. Nosotros quedamos muy contentos con nuestra habitación.

DSC_1104

Fuimos a comer a la pizzería Antica (5785 Victoria Ave), que nos recomendó la recepcionista de nuestro hotel (muy amable, por cierto, nos dio galletas y todo). Fue un poco cara pero las pizzas estaban muy buenas. Después dimos una vuelta por Cliffton Hill, que es una zona de casinos, bares, atracciones… como un Las Vegas pero a lo cutre. La verdad es que nos sorprendió que la parte canadiense estuviese así de explotada y en cambio, el lado de EEUU fuese un parque natural, muy bien conservado. Nosotros elegimos alojarnos en el lado canadiense porque es el lado con mejores vistas de las cataratas y el que tiene más hoteles y a mejor precio, aunque cruzamos varias veces de un lado al otro sin problemas.

De hecho, fuimos al lado estadounidense para coger allí el Maid of the Mist (de 10 a 17h), que es un barco que te acerca mucho a las cataratas. La entrada nos costó 17$ (13€) por persona y te incluye un chubasquero, porque acabas chorreando. Si no te importa mojarte, el mejor sitio es en el primer piso del barco (proa y estribor), aunque hay que vigilar con las cámaras y los móviles. Esta es una atracción imprescindible si vais a Niágara, no os podéis perder la experiencia de sentir la fuerza de las cataratas tan de cerca.

DSC_1055 (1)

También podéis entrar en The Cave of the Winds (de 9 a 19:30h). La entrada cuesta 12$ y en esta atracción podréis caminar por unas plataformas de madera que pasan a unos 7 metros de las cataratas, concretamente de la Bridal Veil Falls. ¡Más cerca imposible!.

En Journey behind the Falls podréis pasar por unos túneles que pasan por detrás de las Horseshoe Falls, en el Table Rock (lado canadiense). Vale 16,75$ y funciona todo el año pero de Diciembre a Abril, cierran una parte por mal tiempo y la entrada se reduce a 11,25$.

Otros puntos de interés para ver las vistas son:

Prospect Point & NY State Observation Tower es un parque en el que está el mirador de las cascadas de EEUU. Justo debajo de la torre se coge el barco Maid of the Mist.

DSC_1054 (2)

Goat Island: es una isla que tiene un mirador (Terrapin Point) muy popular desde el que se ven también un poco las cataratas canadienses y las Three Sister Islands.

DSC_1054 (8)
Vistas desde Terrapin Point

Parque Victoria: es un parque natural muy bonito de la zona de EEUU, desde el que se accede a la Goat Island. Merece la pena dar un paseo, sobretodo en otoño, porque las hojas de los árboles se tiñen de todos los colores.

DSC_1109
Parque Victoria

DSC_1111DSC_1054 (7)

Table Rock: es el mirador que más nos gustó. Está en el lado canadiense y como podéis ver en las fotos, ¡es espectacular!

DSC_1105

Skylon Tower: es un mirador de 232 metros de altura y cuya entrada cuesta 13,75 dólares canadienses o si vais a comer 20 DC. Está cerca de Cliffton Hill.

Vimos la puesta de sol y cuando anocheció fuimos a echar unas fotos de las cataratas porque a partir de las 19h las iluminan con luces de colores y ¡es una pasada! Aquí podéis ver algunas fotografías que hicimos con el trípode, porque si no salían movidas:

DSC_1114
Puesta de sol

DSC_1115DSC_1116DSC_1117

Después de ese maravilloso espectáculo fuimos a cenar a Cliffton Hill algo de comida rápida y nos fuimos al hotel para bañarnos en nuestro jacuzzi gigante, que para una vez que lo tenemos, ¡hay que amortizarlo!.

2 comentarios sobre “DÍA 6: Nueva York – Cataratas del Niágara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *