Browsed by
Autor: entre7maletas

Escala en Moscú

Escala en Moscú

Cogimos el vuelo a China con Aeroflot porque queríamos aprovechar las escalas en Moscú para conocer un poco la ciudad. Teníamos 12 horas a la ida y 9 horas a la vuelta (con cambio de aeropuerto). Creíamos que era tiempo suficiente para ver el centro y algunos puntos destacados de la ciudad. Sin embargo, nuestras expectativas eran muy elevadas, ya que prácticamente solo pudimos ver la Plaza Roja y poco más… ¿por qué?

Una de las razones fue viajar con Aeroflot. Cada vez que cogemos un vuelo con ellos se retrasa o tenemos problemas. En nuestro viaje a Japón ya tuvimos una mala experiencia con esta compañía, ¡pero somos masocas y la volvimos a coger! ¡Ahora sí que ya es la última vez de verdad, por muy barato que sea el vuelo! (queda por escrito).

Esta vez el vuelo nos costó 600€ llegando a Shanghái y saliendo por Pekín (en Julio fue lo más barato que encontramos).

Primera escala (12h)

El vuelo tenía que salir a las 12h de la noche de Barcelona y se retrasó 1 hora. Además, no fue muy confortable y a pesar de ser un vuelo nocturno, no nos dejaron dormir. Durante las 5h que duró el trayecto tuvieron las luces abiertas, haciendo anuncios por megafonía y despertándonos cada 2×3 para darnos bebida o comida (en ninguna otra compañía nos había pasado). ¡Ya nos reíamos porque parecía un complot para evitar que durmiéramos!

Finalmente llegamos al aeropuerto Sheremetyevo de Moscú a las 6 de la mañana. No tuvimos que recoger las maletas porque iban directamente a Shanghái, ¡pero aún así tardamos 2h en salir del aeropuerto! ¡Tuvimos que hacer una cola inmensa para el control de pasaportes y visado! Y lo que fue ya totalmente surrealista es que cuando por fin nos iba a tocar, ¡cerraron la ventanilla y tuvimos que volver a hacer cola en otra! ¡Esto nos pasó 3 veces, parecía una broma! Total, que cuando por fin logramos pasar los controles de seguridad, cambiar dinero a rublos y llegar donde estaba el Aeroexpress ya eran más de las 8h.

El Aeroexpress te deja en 35 minutos en la estación de metro Belorruskaya. Se coge en la terminal E y cuesta 420 RB (8€). Al llegar al metro compramos la Troika, que es una tarjeta recargable con un depósito de 50RB, y cogimos la línea 2 (verde) hasta la parada Teatralnaya para ir a la Plaza Roja. Para hacer esto tardamos media hora más porque los nombres de las estaciones están en cirílico (es aconsejable bajarse un mapa de metro traducido al inglés), estaba bastante mal indicado, había obras y encima nadie hablaba inglés ¡así que nos costó lo nuestro encontrar la línea 2 de metro, pero al final lo logramos!

Cuando conseguimos llegar a la zona del Kremlin ya eran las 9:30h de la mañana ¡un récord de 3h perdidas! Y para añadir más mala suerte: estaba diluviando y la catedral de San Basilio estaba rodeada de andamios… ¡Definitivamente, no era nuestro día! ¡Pero nada nos iba a quitar las ganas de ver Moscú! Así que paraguas en mano pasamos por delante del Teatro Bolshoi y llegamos a la zona exterior del Kremlin.

moscu_2

Una vez delante de la Puerta y Capilla Ibérica encontramos el kilómetro 0 de las carreteras de Rusia. Esta Puerta está situada entre la Duma de la Ciudad y el Museo Estatal de Historia, que es un imponente edificio rojo.

DSC_0020

moscu_4

Atravesamos la Puerta para entrar a la famosa Plaza Roja. Lo primero que divisamos a lo lejos fue la preciosa Catedral de San Basilio, que es el símbolo de la ciudad, a pesar de no ser la principal catedral de Moscú. Después de admirar su colorido exterior, decidimos visitarla por dentro. La entrada cuesta 500RB (7€) y en esta web podréis consultar los horarios.

moscu_40

moscu_21

moscu_8

¡Por dentro es fascinante! No parece una iglesia ortodoxa convencional, es más bien un museo con un montón de pasadizos y estancias estampadas en mil colores y formas que te hacen sentir dentro de un laberinto. Nos pareció muy curiosa y original.

moscu_10

moscu_12

moscu_13

Después visitamos la Catedral de Nuestra Señora de Kazán (8-20h), más pequeñita y con entrada gratuita.

moscu_39

En la Plaza Roja también encontraréis el Mausoleo de Lenin, pero había tanta cola que decidimos no entrar. Abre martes, miércoles, jueves y sábado de 10 a 13h y es gratis. En su interior se conserva su cuerpo momificado desde que murió en 1924. Al lado está la Necrópolis de la Muralla del Kremlin, en la que se encuentran enterrados militares y ex-presidentes soviéticos como Stalin, Chernenko o Brézhnev.

moscu_20

Como llovía mucho, nosotros aprovechamos para entrar a ver las elegantes Galerías GUM (ГУМ) con multitud de tiendas de lujo. Es el centro comercial más conocido y visitado de Rusia y está decorado con fuentes de agua, plantas y bancos de colores (10-22h).

moscu_7

moscu_16

moscu_18

moscu_17

Nos sorprendió encontrarnos a 10 parejas de novios que estaban haciéndose fotos de recién casados dentro de los grandes almacenes. Nos sabemos si es una moda allí o es porque llovía y no se querían mojar 😛

moscu_37

Aprovechamos para comer algo en uno de los restaurantes buffet que hay en la 3a planta. Son económicos y puedes comer en una terraza interior con vistas a las tiendas (nos costó unos 15€ por persona).

moscu_38

Al acabar fuimos a buscar la entrada al Kremlin para visitar la Plaza de las Catedrales. Llegaréis a las taquillas saliendo de la Plaza Roja, girando a la izquierda y atravesando los jardines Alexander y la Tumba del Soldado Desconocido (en el centro arde la llama eterna y cada hora se hace el cambio de guardia).

moscu_22

Nosotros ya teníamos las entradas compradas online en la web (3ooRB/8€) y es recomendable para no hacer tanta cola. Sin embargo, teníamos que recogerlas en las taquillas 9, 10, 11 o 12 y es muy importante llevar el pasaporte encima porque si no no te las dan.

El Kremlin cierra los jueves y es gratis para menores de 16 años. El horario de la Plaza de las Catedrales es de 10 a 17h y se entra por la torre Kutafiya. También podéis comprar entradas para visitar la Armería (700RB) que abre de 10 a 18h y se entra por la torre Borovitskaya, pero nosotros no fuimos por falta de tiempo. La Armería es un museo que alberga armas y objetos de arte de Rusia y Europa del s.V al XX. También podréis visitar el Fondo de Diamantes pagando 500RB extra.

moscu_25

Kremlin significa “Fortaleza” y el de Moscú es el más importante. Incluye 4 palacios y 4 catedrales rodeados por la muralla y las torres del Kremlin, justo al lado de la Plaza Roja. En el pasado fue residencia de zares y actualmente es la sede del gobierno soviético desde 1918, lugar de trabajo del Presidente y museo.

Para ir a la Plaza de las Catedrales y acceder al interior del Kremlin tuvimos que pasar un control de seguridad. En el territorio exterior del Kremlin encontramos el cañón Zar Pushka y la campana del Zar (dicen que es la más grande del mundo). También encontramos el campanario de Iván el Grande, una torre de 81 metros de alto.

La Plaza de las Catedrales era el lugar de coronación y de procesiones fúnebres de los zares y príncipes rusos. Al entrar en la plaza podéis ver las cúpulas doradas de las 4 catedrales: la Catedral de la Dominación, la de la Anunciación, la del Arcángel Miguel y la Iglesia del Manto de la Virgen. Para entrar en cada una hay que hacer cola y os pedirán el ticket (no se pueden hacer fotos en su interior).

moscu_26

moscu_34

moscu_28

moscu_33

Otros edificios que hay dentro del Kremlin son: el Gran Palacio del Kremlin (donde el Presidente realiza las recepciones oficiales), el Palacio Estatal del Kremlin (que se utiliza como Palacio de Congresos y sala de conciertos) y edificios presidenciales y administrativos, como el Senado.

moscu_35

moscu_36

Una vez visitado el interior, salimos por la Torre del Salvador y decidimos ir a visitar la Catedral del Cristo Salvador. Esta es la Catedral es Moscú y se encuentra a 15 minutos andando de la Plaza Roja (parada de metro Kropotkinskaya). Su entrada es gratuita y abre de 9-19h.

moscu_44

Nosotros tuvimos mala suerte otra vez y solo pudimos verla por fuera. Tuvimos que dar una vuelta a la manzana enorme porque estaba todo en obras y al llegar vimos que había una cola interminable fuera. Después de preguntar a varias personas que no hablaban inglés, por fin nos dijeron que no podíamos entrar porque estaban haciendo una celebración religiosa y había varias horas de cola… así que nos fuimos.

Decidimos acercarnos andando a la famosa calle comercial Old Arbat mientras seguía lloviendo. De camino pasamos por un parque con unas esculturas muy curiosas y al llegar vimos que muchas tiendas y restaurantes estaban cerrados (suponemos que porque era festivo). Compramos unos imanes de nevera y una matrioska en el único sitio abierto que vimos y nos volvimos al aeropuerto.

moscu_45

moscu_48

¡Pero nuestra mala suerte ese día no había acabado! El Aeroexpress de vuelta ese día no funcionaba, así que tuvimos que ir en metro hasta el aeropuerto. Menos mal que fuimos con tiempo porque tardamos un rato en encontrar a alguien que nos pudiera indicar como llegar, ¡pero al final logramos llegar a Shanghái!

Segunda escala (9h)

A la vuelta de China tuvimos unas cuantas horas más para ver Moscú, pero esta escala fue aún peor que la primera… ¡y eso que nos hizo sol!

El vuelo de Aeroflot se retrasó (¡como no!) y el control de pasaportes volvió a ser una locura con las colas. Pero lo peor fue que esta vez teníamos que hacer cambio de aeropuerto (de Sheremétyevo a Vnúkovo) y nuestros amigos de Aeroflot nos dijeron que teníamos que llevar nosotros la maleta de un aeropuerto al otro, en vez de enviarla directamente a Barcelona como nos dijeron en un inicio. ¡Así que ya nos veis con la maleta a cuestas paseando por Moscú!

En esta escala hicimos una visita express al mercado Izmailovo y ya no nos dió tiempo a nada más porque está a las afueras de la ciudad. La parada de metro para llegar es Partizanskaya (L3 azul) y abren de 11 a 16h (mejor ir en fin de semana).

moscu_50

moscu_51

Este mercado es muy bonito porque lo han construido simulando una ciudadela medieval rusa y además, es el lugar ideal para comprar souvenirs a precios económicos: matrioskas, artesanía, gorros de piel, cuadros, puestos de comida o recuerdos de la antigua URSS (armas, ropa militar, medallas, etc.).

moscu_65

moscu_58

moscu_55

moscu_61

    moscu_41  moscu_59  moscu_56

Además, dentro podréis encontrar algunos museos curiosos como el del vodka, el del chocolate o el de los vestidos y la vida rusa. Nosotros y nuestras maletas solo tuvimos 1 hora para disfrutarlo, pero merece la pena pasar todo el día.

Para llegar al aeropuerto de Vnúkovo cogimos el tren rápido en la estación Kiyevskaya. El trayecto cuesta 470RB y tarda unos 35 minutos en llegar.

Otras cosas que ver en Moscú si os da más tiempo que a nosotros:

  • Parque Gorki y crucero por el río Moscova: merece la pena darse un paseo por este parque, que está en la parada de metro Park Cultury, y darse un paseo en barco por el río cuando anochece (19:30-21h).
  • Búnker 42 o Museo de la Guerra Fría: este búnker fue construido durante la Guerra Fría para poder soportar un ataque nuclear y controlar los misiles. Está a 65 metros bajo tierra, 18 pisos por debajo de un edificio del barrio de Taganskaya para que pasara desapercibido y con acceso a 2 estaciones de metro por si había que huir. Actualmente en su interior hay un restaurante (Banket bunker 42) y un museo que abre de 10-20h y cuesta 1800RB (28,55€). Para llegar hay que ir a la estación de metro Taganskaya.
  • Calle Tverskaya: es la calle más conocida de Moscú, repleta de lujosas tiendas y restaurantes.
  • Centro de negocio internacional de Moscú o Moscow City: es la zona de negocios de la ciudad.
  • Sparrow Hills o Colina de los Gorriones: es un mirador donde disfrutaréis de una espectacular panorámica de la ciudad.
  • Paradas de metro de Moscú: las más bonitas son Arbatskaya, Ploshchad Revolyutsii, Kurskaya, Komsomolskaya, Prospekt Mira, Novoslobodskaya, Kyevskaya y Park Cultury.

 

moscu_43

IMG_20170708_163157    IMG_20170708_164536

Moraleja de nuestra escapada a Moscú

Después de nuestra experiencia, tenemos claro que Moscú es una ciudad para visitar sin prisas y quedarse más días. No volveríamos a hacer escala allí de unas horas porque no la disfrutamos. Y lo más importante: no volveríamos a volar con Aeroflot porque ya es la 2a vez que tenemos una mala experiencia con ellos.

Sin embargo, tenemos claro que es una ciudad maravillosa y que no siempre se puede tener buena suerte en los viajes, a veces salen imprevistos y hay que afrontarlos con una sonrisa. ¡No hay que dejar que te amarguen el viaje y la verdad es que ahora lo recordamos como una anécdota más que contar!

Islas Griegas: Itinerario 12 días

Islas Griegas: Itinerario 12 días

Hace muchísimo tiempo que queríamos visitar Grecia ¡y la espera ha merecido la pena porque ha sido increíble! ¡Esas islas tienen una magia que te atrapa! Si os gustan las playas paradisíacas, comer bien, los atardeceres infinitos y los pueblos con encanto… ¡sin duda este es vuestro destino! Si a eso le sumamos su gran patrimonio histórico y su riqueza cultural, tenemos un destino muy completo por descubrir.

  • ¿Cuándo es mejor época para ir a las Islas Griegas?

Nosotros fuimos en octubre, al principio nos daba un poco de miedo por el tiempo pero la verdad es que creemos que fue una buena decisión ir fuera de época (tanto en primavera como en otoño) por estos motivos:

  1. Las islas están menos masificadas: sobretodo Santorini y Mykonos en verano están abarrotadas de turismo y cruceristas.
  2. Los precios son mucho más baratos que en temporada alta: llegamos a encontrar hoteles bonitos por 25 o 40€ la noche.
  3. No hace tanta calor pero te puedes bañar igual: ¡¡en verano las temperaturas llegan a los 45ºC!! Nosotros durante el día disfrutamos de unos agradables 20-22ºC y por la noche refrescaba. No nos llovió ni un solo día y el agua estaba fría pero podías meterte sin problemas. El único inconveniente es el viento, pero  en las islas hace viento todo el año, incluso en verano. ¡Es cuestión de suerte! A nosotros nos tocaron días de mucho viento pero buscábamos las playas que quedaran más resguardadas (normalmente el viento viene del norte, así que las del sur suelen estar bien).

  • Itinerario

new-piktochart_25581688

Nos costó mucho elegir entre más de 2000 islas (aunque solo 200 están habitadas). Finalmente elegimos las Cycladas porque queríamos visitar las conocidas Santorini y Mykonos. Con las otras tuvimos dudas porque también queríamos ir a Paros, Milos y Folegandros ¡pero todo no puede ser! Así que escogimos Naxos porque el horario del ferry nos cuadraba mejor y después nos recomendaron la isla de Koufonisia y al ver fotos nos enamoramos.

Santorini (3 días)

Es la joya de las Cycladas y la más turística. Esta preciosa isla tiene forma de media luna tras el hundimiento de la caldera de un enorme volcán. Santorini es especial, su paisaje salvaje y volcánico hace que sus playas sean muy originales: formadas por rocas de todos los colores y de formas curiosas que parecen sacadas de otro planeta. Sus pueblos (como Fira u Oia) se encuentran colgados sobre el acantilado con vistas a la caldera y están formados por laberintos de casitas blancas e iglesias de cúpulas azules. ¡Ver una puesta de sol desde cualquiera de ellos te dejará sin palabras!

santorini_071

santorini_010

santorini_013

Naxos (2 días)

Antes de ir no teníamos muchas expectativas con esta isla y luego fue una de las que más nos gustó. Nada más llegar nos recibió su magnífica Portrara iluminada por el atardecer… ¡Y es que Naxos combina restos arqueológicos y playas de ensueño! La isla más grande de las Cycladas tiene alguna de las playas más bonitas que vimos, como la de Mikri Vigla, de arena blanca y agua cristalina. También podréis disfrutar de los callejones blancos de Chora, su capital, llenos de tiendas, bares y restaurantes con encanto. ¡Nos hubiéramos quedado más días!

grecia_02

grecia_01

grecia_06

Koufonisia (2 días)

Esta pequeña isla está cerca de Naxos y es muy auténtica. Tiene playas tan originales como Gala Beach y piscinas naturales formadas por las rocas. Es perfecta para desconectar 1 o 2 días en un paraíso alejado del bullicio y dado su reducido tamaño se puede recorrer a pie sin problemas. Sin embargo, creemos que es mejor ir en temporada alta porque cuando nosotros fuimos muchos restaurantes y hoteles ya habían cerrado. ¡Lo bueno es que teníamos la isla para nosotros solos!

grecia_05

grecia_04

Mykonos (3 días)

Esta isla es muy conocida por su animada vida nocturna, pero tiene mucho más que ofrecer. A nosotros nos enamoró nada más verla: con sus molinos, sus casitas blancas con puertas de colores y unas playas increíbles. Además, en la isla de Delos también podréis ver yacimientos arqueológicos ¡Tiene todo lo que se puede desear!

grecia_002

grecia_001

grecia_003

Atenas (1 día)

Solo tuvimos 1 día para disfrutar de la capital de Grecia y la verdad es que nos quedamos con ganas de más. Esta ciudad con más de 3000 años de antigüedad es ideal para los amantes de la historia, la cultura y el arte. Con una impresionante riqueza arqueológica, podréis dar un paseo por la Grecia Clásica en lugares como la Acrópolis (Partenón) o el Ágora. Además tiene varios barrios muy interesantes como Plaka o Monastiraki.

grecia_004

grecia_005

En los siguientes posts sobre Grecia detallaremos lo que se puede ver en cada uno de los sitios y os daremos información sobre alojamientos, transportes y presupuesto del viaje. ¡Esperamos que os haya gustado el resumen de nuestro viaje!

 

NUEVA ZELANDA: CHRISTCHURCH

NUEVA ZELANDA: CHRISTCHURCH

En este post seguimos explicando nuestra ruta por la isla sur de Nueva Zelanda. Después de nuestra visita a los pingüinos de Akaroa, fuimos en coche hasta Christchurch (1:25h), la segunda ciudad más grande del país, la más grande de la isla sur y la más inglesa.

christchurch map

Christchurch ha sufrido varios terremotos, el de 2011 fue especialmente devastador, causando la muerte de 181 personas y el derrumbe de edificios e iglesias. La ciudad está todavía en construcción, pero un movimiento artístico ha surgido para que no se vea triste y vacía. En los terrenos desolados que están por construir, han puesto obras de arte, estatuas y graffitis. En ellos se puede apreciar el espíritu de lucha de la ciudad, las ganas de recuperarse y de tirar para delante. La organización Gap Filler se dedica a llenar espacios vacíos con obras de arte como el Pallet Pavilion (Kimore St. esq. Durham St.).

christchurch_9

christchurch_14

christchurch_7

christchurch_12

christchurch_15

La catedral de Christchurch se derrumbó y aún está en ruinas, podréis ver lo que queda de ella en Chatedral Square rodeada de memoriales por las víctimas.

christchurch_16

christchurch_17

El arquitecto japonés Shigeru Ban ha construido una catedral provisional de cartón (234 Hereford St./ 9-17h/ 5NZ$ donativo).

christchurch_8
También dimos una vuelta por la bonita calle New Regent, recién reformada y llena de tiendas y restaurantes.

christchurch_10

christchurch_13

Y nos acercamos al museo de arte y al Jardín Botánico (7-20:30/ Rolleston Ave.), dentro del cual está el I-SITE. Alrededor está el parque Hagley y si vais en primavera, merece la pena acercaros a Harper Ave. para ver los cerezos en flor.

christchurch_21

christchurch_01

christchurch_02
Si tenéis tiempo, podéis subir al tranvía turístico que os llevará por los sitios emblemáticos de la ciudad y veréis sus casitas de estilo británico. Aunque aparte de lo que vimos nosotros, no hay mucho más.

christchurch_5

christchurch_20

christchurch_19

¿Qué se puede hacer en los alrededores de Christchurch?

  • Si habéis leído nuestro anterior post, sabréis que está muy cerca de Akaroa y este encantador pueblo de estilo francés merece una visita. Sus paisajes son impresionantes y podréis ver pingüinos, delfines y focas.
  • Kaikoura también es una buena opción para hacer una excursión y ver focas y ballenas.
  • Tenéis varios spas por la zona, como Hamner Springs o Maruia Springs (japonés).
  • Recomiendan visitar alguna bodega de los viñedos de Waipara, como la Pegasus Bay, Waipara Hills o Waipara Springs. Podréis degustar vino riesling, chardonnay y pinot noir. Incluso podréis dormir en un hostal que simula un vagón de tren en Waipara Sleepers.
  • Orana Wildlife Park: para ver a los famosos kiwis (793 McLeans Island Road/ 21€/10-17h).

¿Dónde comer en Christchurch?

  • Pedro’s House of Lamb (17 Papanui Road): son el n° 1 en TripAdvisor y si no reservas con antelación, estará todo agotado. Estos españoles hacen el mejor cordero con patatas para llevar de Nueva Zelanda. Cada bandeja es para 2 personas y cuesta 45NZ$. También están en Queenstown y no os podéis ir sin probarlo!
  • Fiddle Sticks (48 Worcester St.): restaurante céntrico bastante caro, pero comimos muy bien. Si os queréis dar un capricho, tienen filete de Angus (40NZ$) o espalda de cordero (34NZ$).

christchurch_24

  • Canterbury Cheesemongers ( 301 Montreal St./9-17h): para una opción más barata, aquí encontrareis bocatas de queso muy ricos.
  • C1 Expresso (185 High St./7-22h): esta cafetería está en una antigua oficina de correos y está hecha de materiales reciclados. 

¿Dónde alojarse?

53 Southern Comfort Motel (64€ la noche)
(Dirección: 53 Bealey Ave., St. Albans Merivale 8013 Christchurch).

christchurch_3

christchurch_2

christchurch_4

Nuestra elección fue este motel, muy parecido a los de Rotorua. Tenía parking, piscina y WiFi gratis. La habitación era grande y tenía cocina, nevera, microondas, TV, sofá, baño y café y té gratuito.

Recomendación:

Es interesante visitar Christchurch si vais por la zona y tenéis medio día libre, pero si vais con el tiempo justo o no os coge de paso en vuestra ruta, no merece la pena visitarla. Para nosotros no fue una visita imprescindible en nuestro viaje a Nueva Zelanda, fuimos porque cogimos un vuelo desde la isla norte a Christchurch y nos venía de paso, pero creemos que es mejor invertir ese tiempo en Akaroa o Kaikoura.

En el siguiente post sobre Nueva Zelanda hablaremos de nuestro paso por el lago Tekapo y su maravilloso cielo estrellado ¡No os lo perdáis!

1 día en Shanghái

1 día en Shanghái

Después de nuestra escala en Moscú (que contaremos más adelante), volamos con Aeroflot hasta Shanghái. Llegamos al aeropuerto de Pudong a las 10h de la mañana prácticamente sin haber dormido porque en el avión no pararon de despertarnos para darnos bebida y comida… ¡Nunca nos había pasado que en un vuelo nocturno los azafatos se pusieran tan pesados!

Transporte al centro de Shanghái:

Así que muertos de sueño pasamos el control de pasaportes y visados sin problema y fuimos a coger el tren Maglev, el más rápido del mundo. ¡En 7 minutos te deja en el centro de Shanghái! Y es que llega a alcanzar los 440 km/h. Además solo cuesta 50RMB la ida o 80RMB ida y vuelta.

shangai_4

shangai_3

Con unas cuantas arrugas menos, nos bajamos en la estación Longyang Road y cogimos la línea 2 (verde) de metro hasta East Nanjing Road (6 paradas) para ir a nuestro hotel. Lo más cómodo para viajar en metro es comprarse una tarjeta monedero recargable que sirve para todos los transportes públicos (se paga un depósito de 20RMB y las recargas son a partir de 10RMB).

Alojamiento:

Hotel Shanghái Fish Inn Bund (2 noches 100€)
(639 Middle Henan Road, Huángpu).

hotel

Este hotel está muy bien ubicado, cerca de la famosa calle comercial Nanjing y a 10 minutos andando de The Bund. Además, tiene un supermercado en frente y la parada de metro East Nanjing Road cerca, con la que podréis coger las líneas 2 y 10. La salida más cercana del metro es la 6.

Por fuera el hotel se ve muy cutre pero por dentro está muy bien. Las recepcionistas hablan inglés, tiene una cafetería, WiFi gratis, AC y las habitaciones se veían nuevas.

shangai_5

shangai_6

shangai_7

Itinerario de 1 día en Shanghái:

Como ya eran las 12h decidimos ir primero de todo al Yu Garden antes de que cerrara (8:30- 16:45h/ 30RMB). Nos bajamos en la parada de metro Yuyuan Garden (línea 10 lila) y fuimos andando hasta el Yuyuan Market: un mercadillo bullicioso lleno de puestecitos de comida, tiendas y calles decoradas como si fueran de otra época. Cerca de allí se encuentra el Temple of the Town Gods, muy popular en Shanghái.

shangai_8

shangai_10

shangai_12

Apenas se podía caminar de la cantidad de gente que transitaba por las callejuelas y hacía un calor abrasador (ir en Julio a China es lo que tiene). Sin embargo, nos encantó el ambiente y nos sentimos de nuevo en Asia: el caos, los olores, la gente… ¡lo echábamos de menos! Seguro que los que habéis ido a Asia me entendéis… ¡tiene algo que engancha!

shangai_13

shangai_14

shangai_11

shangai_20

Compramos unas brochetas y unas bolitas de pulpo para picar y nos fuimos directos al Yu Garden.

shangai_15

shangai_17

El Yu Garden son unos preciosos jardines imperiales con pabellones tradicionales construidos por la dinastía Ming. A pesar de la gente, estos jardines son un remanso de paz dentro de la ciudad. Cruzar por las pasarelas y puentes que atraviesan los estanques, bordear el muro con forma de dragón o pasear por caminos rodeados de pagodas y una exhuberante vegetación son algunas de las formas de disfrutar de estos bellos jardines, famosos en toda China.

shangai_37

shangai_31

shangai_28

shangai_42

Al salir de los jardines, nos encontramos en medio de la Old City de Shanghai. Este barrio está formado por 34 calles con casas de estilo tradicional que te hacen sentir en otra época, como también pasa con el Yuyuan Garden o el mercado. Las más importantes son Dajing Road y Fangbang Road.

shangai_46

shangai_47

 

shangai_26

shangai_25

shangai_19

Atravesamos la pasarela que cruzaba el estanque y fuimos a comer a uno de los muchos restaurantes de la zona. Pedimos unos fideos y unos dumplings ¡bueno, bonito y barato!

shangai_27

shangai_44

DSC_0509

Una de las cosas que nos gustó de China es que siempre hay restaurantes y puestecitos de comida abiertos a cualquier hora. Así si se te hace tarde un día, a pesar de que ellos suelen comer pronto, no te mueres de hambre como nos ha pasado en otros países. Por ejemplo, ese día comimos a las 16:30h y hubo alguna noche que cenamos a las 23h. ¡Si no siempre está la opción de unos fideos instantáneos que te salvan de cualquier apuro!

Nuestra siguiente parada fue cerca de nuestro hotel, fuimos a pasear por la calle comercial Nanjing Road. Nos recordó un poco a Japón por las luces, los grandes almacenes, los anuncios y la cantidad de gente que había. ¡Incluso el cruce de esta calle con Henan Road se parecía al de Shibuya! ¡Cientos de personas cruzando en todas direcciones a la vez!

shangai_49

shangai_50

Desde allí, si sigues andando por Nanjing Road llegas en 10 minutos al famoso The Bund o Malecón: la zona portuaria del río Huángpu, con un paseo de unos 2 km desde el que se ve el maravilloso skyline de la zona financiera de Pudong. Podréis ver edificios futuristas como la aguja de la Pearl Tower o el abrelatas del World Financial Center. ¡También hay 2 en forma de bola del mundo que me encantaron!

shangai_60

shangai_58

Hay que venir pronto para coger sitio porque el paseo está llenísimo de gente que esperan para ver la puesta de sol y como iluminan los edificios por la noche. ¡Y no me extraña porque es espectacular! ¡Uno de los mejores skylines que hemos visto!

shangai_142

La zona de The Bund tiene muchos edificios coloniales de cuando era un puerto franco británico. También hay muchos hoteles con terrazas en las que puedes tomarte una copa mientras disfrutas de las vistas. Merece la pena venir de noche, es una zona muy animada.

shangai_62

Otra opción es coger un crucero por el río en un barco tradicional chino al anochecer. O la versión barata, que sería coger el ferri en Puxi y cruzar el río hasta Pudong por solo 2RMB (7-22h).

Tanto en ferri como en metro podréis llegar a la zona financiera del Pudong y subir a ver las vistas de Shanghái desde alguno de sus edificios:

Oriental Pearl Tower (100RMB/ 468m): tiene un restaurante giratorio tipo buffet por 150-200RMB (8:30-22h).
Shanghái World Financial Center (150RMB/ 492m/ 8-23h).
Torre Jin Mao: recomiendan tomar algo en el Cloud 9 del hotel Hyatt en la planta 87 (100RMB/8:30-22h).
Torre de Shanghái: con 632 m de altura es el rascacielos más alto de China y el 2º del mundo.

Como veis, tenéis unas cuantas opciones donde elegir. Nosotros no pudimos subir a ninguno por falta de tiempo. En su lugar decidimos acercarnos a la conocida Plaza del Pueblo o Renmin Square: el centro neurálgico de la ciudad, donde se encuentra el museo de Shanghái y un parque.

shangai_64

Y este fue nuestro día en Shanghái. Nos hubiera gustado visitar el barrio de Tianzifang, en la antigua Concesión Francesa. Dicen que es una zona muy bonita con edificios coloniales. También destaca el parque Fuxing y dentro está el bar Park 97 para salir de copas que tiene un acuario con tiburones!

También nos hubiera gustado ver el Templo de Jade, el más importante de la ciudad o el bonito Templo Jing’An. Sin embargo, en 1 sólo día no nos dio tiempo a mucho más… Veníamos prácticamente sin dormir del vuelo y al día siguiente preferimos ver los pueblos de alrededor.

Así que nos quedamos con una idea general de Shanghái, una ciudad de contrastes entre lo futurístico y lo tradicional. Vimos lo más importante pero sabemos que volveremos porque nos encantó y creemos que todavía tiene mucho que mostrar.

En el próximo post sobre China os contaremos nuestra excursión por los alrededores de Shanghái. Visitamos el precioso pueblo flotante de Tongli y los jardines de Suzhou, considerada una de las ciudades más bonitas de China.

NUEVA ZELANDA: AKAROA (POHATU PENGUINS)

NUEVA ZELANDA: AKAROA (POHATU PENGUINS)

Hoy os queremos contar una de las experiencias que más nos gustaron de nuestro viaje a Nueva Zelanda: ¡dormir rodeados de una colonia de pingüinos!

Reservamos con anterioridad un pack de actividades con alojamiento en la web de Pohatu Penguins por 150NZ$ (97€) por persona.

Incluye:

  • 4WD tour por Akaroa Lighthouse Scenic Reserve.
  • Trekking por el Beech Forest de la Tutakakahikura Scenic Reserve (2-3h).
  • Kayak en Flea Bay para avistar pingüinos, focas y delfines (Pohatu Marine Reserve).
  • Tour nocturno para ver la colonia de pingüinos azules y con suerte algún pingüino de ojos amarillos.
  • Alojamiento en una casita rústica en medio de la colonia.
  • Transporte desde Akaroa.

No incluye:

  • La comida (allí no hay tiendas donde poder comprarla, así que la tendréis que traer desde Akaroa). Hay que llevar un bocata para comer el primer día y comida para hacer la cena y el desayuno del día siguiente.

pohatu

Pohatu Penguins

Francis y Shireen llevan 30 años protegiendo los pequeños pingüinos azules de sus depredadores. Viven al lado de la colonia más grande de Mainland New Zealand. Les han construido pequeños refugios en los que tienen a sus crías y cada año vuelven a Flea Bay para procrear. Si cogéis alguno de sus tours estaréis ayudando a la conservación de esta colonia de pingüinos.

A las 11:45h fuimos a su oficina de Akaroa (2/8 Rue Balguerie) para encontrarnos con nuestro guía Benny, un francés muy majo que había vivido en el País Vasco. Junto con otra pareja de Auckland, nos llevó en su furgoneta hasta Flea Bay. Paramos varias veces a hacer fotos porque las vistas de Akaroa desde la carretera eran impresionantes!

pohatu penguins_2

pohatu penguins_43

pohatu penguins_37

Benny nos estuvo contando muchas cosas sobre la fauna y flora del país: los problemas que estaban teniendo con los animales y plantas que habían introducido de fuera y ahora estaban dañando el ecosistema. ¡Se notaba su pasión por la naturaleza y te la contagiaba!

Al llegar a Flea Bay, nos pusimos los bañadores y llevaron nuestras cosas a los alojamientos para que nosotros hiciéramos el tour en kayak. Benny nos guió a través de la Pohatu Marine Reserve, donde pudimos navegar entre pingüinos y focas. También tuvimos suerte y vimos a un grupo de delfines Héctor, los más pequeños del mundo. En todo momento respetábamos las distancias para no molestarles, ¡pero poder verlos en libertad en su hábitat fue alucinante!

       pohatu penguins_3     pohatu penguins_51

        pohatu penguins_4    pohatu penguins_6

Benny era un profesor genial de kayak, nos enseñó que en el mar se rema de forma distinta que en el río y hasta nos metió por dentro de una cueva. Después de 3 horas fantásticas, volvimos exhaustos a la playa.

pohatu penguins_5

Como no habíamos tenido suficiente, nos llevó al inicio del trekking por Tutakakahikura Scenic Reserve. Esta vez lo hicimos nosotros solos porque la otra pareja ya se volvía a Akaroa. Depende de donde empieces el trekking dura 2 o 3 horas y nosotros decidimos hacer el más corto para que no se nos hiciera de noche.

pohatu penguins_7

pohatu penguins_11

El bosque es privado, solo se puede acceder si contratas la actividad con ellos. De hecho hay que saltar unas vallas para entrar, pero el entorno es envidiable. Vimos 3 cascadas preciosas y recorrimos el borde del río hasta llegar al último trozo del camino, que no es apto para personas con vértigo. Al final llegas a unas praderas llenas de vacas y ovejas… ¡justo allí en medio nos esperaba nuestra casita!

pohatu penguins_9

pohatu penguins_10

pohatu penguins_13

pohatu penguins_12

pohatu penguins_15

Había otros alojamientos en Flea Bay, pero nos recomendaron esta casita para parejas porque quedaba apartada del resto y la chimenea para hacer fuego le daba un toque romántico.

pohatu penguins_19

pohatu penguins_16

        pohatu penguins_18    pohatu penguins_17

La casa no tenía electricidad, por la noche teníamos que encender el fuego y velitas. Cocinamos con un fogoncillo de gas y el baño estaba fuera, a 10 metros de la casa (¡ir al baño de noche era toda una aventura!). También se oían ruidos de animales y cuando abríamos la puerta, ¡teníamos a 10 vacas delante del porche mirándonos! ¡Fue una experiencia genial y la recomendamos sin dudarlo!

       pohatu penguins_27   pohatu penguins_28

pohatu penguins_29

pohatu penguins_30

Si os gustan las comodidades o sois un poco “tiquismiquis” con los bichos, es mejor que no os alojéis aquí. Pero si queréis probar como se vivía antiguamente, en una casita rústica en medio de la nada y disfrutar de una experiencia única rodeados de naturaleza, vacas, ovejas y una colonia de pingüinos… ¡este es vuestro sitio! ¡Yo estoy enamorada de esta casa, me habría quedado a vivir allí!

pohatu penguins_52

Sobre las 19h fuimos a la granja de la familia para dar el biberón a las ovejitas, ¡casi muero de amor!

pohatu penguins_21

pohatu penguins_46

pohatu penguins_44

          pohatu penguins_34 pohatu penguins_20

Después nos llevaron a hacer un tour nocturno para ver como los pingüinos volvían de nadar. Nos explicó cómo les ayudaban y nos enseñaron algún refugio con crías dentro, siempre en silencio y haciendo fotos sin flash para no molestarles. Después nos dieron un traje de camuflaje y unos prismáticos y desde un observatorio oculto pudimos ver de cerca a los pequeños pingüinos azules, como salían del agua y se iban a sus nidos.

        pohatu penguins_47   pohatu penguins_48

pohatu penguins_50

pohatu penguins_24

También tuvimos mucha suerte y pudimos ver un pingüino de ojos amarillos, que son muy difíciles de ver porque están en peligro de extinción.

pohatu penguins_23     pohatu penguins_49

Después de tantas experiencias emocionantes nos fuimos a nuestra casita a cenar a la luz de las velas y caímos rendidos.

pohatu penguins_26

Al día siguiente nos levantamos pronto para dar una vuelta por la playa a ver si veíamos a más pingüinos… ¡es adictivo esto!

pohatu penguins_35

pohatu penguins_14

Después Benny nos llevó al Akaroa Lighthouse Scenic Reserve, una reserva marítima en la que se pueden ver delfines desde unos acantilados. ¡Las vistas desde allí eran alucinantes!

pohatu penguins_1

pohatu penguins_40

pohatu penguins_38

pohatu penguins_39

pohatu penguins_41

Desde allí ya volvimos a Akaroa y dimos por finalizado el tour con Pohatu Penguins. De verdad, ¡merece mucho la pena!¡No nos cansaremos de recomendarlo! Es una experiencia que nunca olvidaréis.

pohatu penguins_42

 

CONSEJOS PARA VIAJAR A CHINA

CONSEJOS PARA VIAJAR A CHINA

En este post os vamos a contar algunas curiosidades de China que creemos que debéis saber antes de ir. También os queremos mostrar algunas páginas web y aplicaciones para móvil que nos fueron de gran utilidad y qué pasos debéis seguir para organizar vuestro viaje por libre:

1 – Una vez que ya tengáis los vuelos grandes y sepáis la ruta que haréis, tendréis que comprar los vuelos internos y los trenes para moveros por el país. Las distancias son muy largas, por lo que si tenéis pocos días aconsejamos coger algún vuelo para no perder mucho tiempo en desplazamientos. Una web que nos fue genial para coger los transportes internos es CTrip. Lo cogimos todo por allí porque nos salía más barato (incluso algún hotel) y no tuvimos ningún problema.

2- Si cogéis billetes de tren online, os los pueden enviar directamente a vuestro alojamiento en China. Si no, tendréis que ir a las taquillas de la estación a recogerlos y hay muchísima cola. A nosotros nos pasó que perdimos el tren porque había tanta cola que cuando por fin llegamos a la taquilla, el tren ya se había ido. Y como no nos entendían tuvimos que colarnos en el siguiente tren… ¡Afortunadamente todo quedó en una anécdota y pudimos llegar a nuestro destino pero pasamos un mal rato!

3- El problema del idioma: en China casi nadie habla inglés y los gestos para comunicarte de forma no verbal también son distintos, por lo que la comunicación se hace muy complicada. Por eso recomendamos que llevéis los nombres de los lugares que queréis visitar, hoteles y direcciones escritos en chino (en Booking podéis imprimir las reservas de hotel directamente en chino). Esto nos fue de gran utilidad porque sólo teníamos que mostrárselo a los taxistas o a la gente de la calle para que nos indicaran.

4- También os recomendamos que os descarguéis una aplicación de traducción offline como el diccionario Pleco o Google Translate (podéis descargaros un paquete de idiomas para utilizarlo sin WiFi).

5- Otra aplicación indispensable para no perderse por China es un mapa para utilizar sin wifi. Nosotros recomendamos Maps.me porque nos fue genial y sin ella seguramente aún estaríamos dando vueltas por Pekín.

6- Para saber cómo llegar a los sitios en metro es muy útil la aplicación Metroman. Puedes descargarte los mapas de metro de varias ciudades y te dice la forma más rápida de llegar a tu destino sin necesidad de WiFi.

7- Todos los hoteles suelen tener WiFi gratis, pero en China no podréis utilizar Google, Facebook, Instagram o Youtube porque están capados. ¡Al menos Whatsapp sí que funciona! Pero no os preocupéis porque hay una forma de ocultar vuestra IP y simular que te estás conectando desde fuera de China a través de una VPN. Hay algunas aplicaciones VPN gratuitas pero las que mejor funcionan son de pago. Nosotros utilizamos VPN Express que cuesta 12,85$ 1 mes y nos fue muy bien (tiene 1 semana de prueba gratuita por si vais pocos días).

8- Las tarjetas de crédito muchas veces no funcionan en China, por lo que es aconsejable llevar bastante dinero en efectivo encima. Lo mejor es llevar euros y cambiarlos a yuanes en algún banco como Bank of China. También podréis sacar dinero en cualquier ATM (consultad la comisión que os cobrarán con vuestro banco).

9- Vigilad con los taxis y tuc-tucs, sobretodo en Pekín. Cuando acordáis un precio y os dicen 3 yuanes, normalmente se refieren a 30. A nosotros una vez nos pasó que quería cobrarnos 300 yuanes por 5 minutos de trayecto y se puso bastante agresivo. Si os pasa esto, amenazadlo con llamar a la policía y se irá más rápido que el viento. Aún así, en Pekín mejor coged el metro.

10- En Shangai y Guilin no tuvimos ningún problema con el trasporte, incluso ponían el taxímetro. La forma más común de moverse por Yangshuo es en bici, moto o mototaxi. ¡Nosotros subimos 3 personas en una moto con sombrilla incluída!

DCIM108GOPRO

11- Los baños en China suelen ser agujeros en el suelo y es mejor que llevéis Kleenex porque en muchos no hay papel de WC. De hecho, en algunos no había ni puerta de separación, por lo que veías a los chinos haciendo sus necesidades (afortunadamente nos encontramos muy pocos así). Lo curioso es que su postura para ir al baño hace que en China haya menos dolencias en el aparato digestivo y reproductor.

12- ¡Prepararos porque os van a hacer más fotos que en toda vuestra vida! Creo que muchos chinos tendrán una foto nuestra en su casa porque no paraban de pedirnos fotos como si fuéramos famosos. Nos sorprendió porque pensábamos que era un país más turístico pero la verdad es que no vimos a muchos occidentales.

13- Los chinos en general son muy amables, no vayáis con prejucios. Es verdad que en su cultura es normal escupir en el suelo y alguna vez vimos que eructaban y se tiraban pedos en público sin inmutarse. También hay algunos que empujan o se cuelan pero en general, son gente educada y nuestra experiencia fue muy buena.

14- La comida también nos sorprendió gratamente, probamos cosas muy ricas. Aunque si os van las emociones fuertes podréis probar escorpiones vivos, larvas y otras delicatessen.

guilin_25

15- La aventura de solicitar el visado: para viajar a China como turista necesitaréis el visado L ¡y conseguirlo es todo un reto! En esta web explican paso por paso lo que necesitáis para solicitarlo. Es mejor hacerlo con tiempo porque nosotros tuvimo que ir varias veces al Consulado Chino de Barcelona (C/ Lleó XIII, 34)  que sólo abre lunes, miércoles y jueves de 9:30 a 13:30h y hay mucha cola. A nosotros nos pidieron estos documentos:

  • Pasaporte original con al menos 6 meses de validez y 2 páginas en blanco (se lo quedarán para ponerte el visado).
  • DNI original.
  • Fotocopia en blanco y negro del DNI y la primera página del pasaporte donde salen los datos personales y la foto (cada uno en un DINA4).
  • Formulario de Solicitud rellenado.
  • Foto de carnet reciente en color (tamaño 48mm x 33 mm). Es muy importante que os leáis los requisitos de la foto aquí si queréis que os la acepten. Algunos de ellos son: llevar la cara despejada, que se vean las orejas, no llevar gorros, gafas o pendientes, no sonreir, etc. Yo tuve que volver otro día porque en la foto no se me veían las orejas… Y no hace mucha gracia cuando tienes que hacer 3 horas de cola y pedir días de fiesta en el trabajo porque sólo abren por la mañana.
  • Reservas de todos los vuelos y hoteles o en su defecto, una carta de invitación de dónde os alojaréis o de la agencia de turismo china con la que viajáis.
  • Una vez os hayan aceptado los documentos, tendréis que ir al banco a pagar las tasas del visado (en nuestro caso fueron 60€ por persona) y al cabo de 1 semana podréis pasarlo a recoger por el Consulado haciendo otra vez cola.
  • En Madrid podréis solicitarlo a través del CVASC. También os lo pueden enviar por correo si vivís lejos y en algunos casos se puede solicitar online o a través de una agencia (aunque sale más caro). Si queréis más información, no os perdáis este artículo.

16- En este post podréis ver el itinerario completo de nuestro viaje.

17- Por último os dejamos nuestros descuentos para que vuestro viaje salga más económico:

En China veréis paisajes alucinantes, cosas que no habréis ni imaginado que podrían ser reales. Cuando ya pensábamos que nada nos sorprendería, China nos dejó con la boca abierta. Viviréis aventuras y os enamoraréis de este país y de su gente. Nuestro mejor consejo es que disfrutéis de cada momento allí porque no lo olvidaréis.

guilin_30

guilin_88

NUEVA ZELANDA: ISLA SUR – AKAROA

NUEVA ZELANDA: ISLA SUR – AKAROA

La Isla Norte nos ha descubierto sitios increíbles como sus volcanes y zonas geotermales, cuevas iluminadas por luciérnagas, bosques, cascadas, tierras oscuras de Mordor y prados llenos de ovejas y casitas de hobbit. Era hora de decir adiós a estos paisajes de cuento de hadas y volar hacia la naturaleza más salvaje de la Isla Sur.

Los últimos días del viaje volveremos a la Isla Norte para coger el vuelo internacional a Barcelona y aprovecharemos para ver la ciudad de Auckland, pero aún quedan muchas aventuras que contar antes que eso.

Nuestro itinerario por la isla sur:

  • Día 7 – Akaroa (Pohatu Penguins).
  • Día 8 – Akaroa – Christchurch.
  • Día 9 – Christchurch – lago Tekapo (Mt. John Observatory)
  • Día 10 – Lago Pukake – Monte Cook: Hooker Valey Track y Tasman Glacier – Wanaka
  • Día 11 – Lagos Wanaka y HaweaQueenstown
  • Día 12 – Queenstown (paracaídas) – Glenorchy – Arrowtown
  • Día 13 – Excursión a Milford Sound.
  • Día 14 – Vuelo Queenstown – Auckland.
  • Día 15 – Auckland (isla norte)
  • Día 16 – Vuelo Auckland – Barcelona.
  • Día 17 – Llegada a Barcelona.

mapa nz sur

Vuelo

11:55 Rotorua – Christchurch 13:45
Volamos con Air New Zealand y nos costó 115€ por persona.

Coche

Una vez en el aeropuerto de Christchurch, fuimos a la oficina de Europcar para recoger nuestro nuevo coche de alquiler:

  • Ford Titanium: un coche grande, tipo 4×4 que nos costó 570 € (9 días).
Al no haber conducido nunca un coche automático, al principio nos costó un poco saber cómo iba. Tuvimos que leernos las instrucciones porque no lo sabíamos arrancar jajaja pero después ya fue todo sobre ruedas 😉

En el post sobre la Isla Norte encontraréis consejos para conducir en Nueva Zelanda por la izquierda.

coche_1

Akaroa

Dejamos Christchurch para más adelante y condujimos directamente hasta Akaroa (1:25h).

La Península de Banks se formó a partir de 2 enormes erupciones volcánicas hace 8 millones de años (por eso tiene esa curiosa forma dentada). En ella se encuentra el encantador pueblo costero de Akaroa, de marcada influencia francesa tanto en sus casas, como en su gastronomía o los nombres de sus calles. Esto es así porque durante el s.XIX un capitán de un ballenero francés negoció la compra de estas tierras con los maoríes de esa zona. Cuando los colonos franceses llegaron a la Península de Banks para ocuparla, ésta ya había sido reclamada por los británicos. Sin embargo, decidieron quedarse igualmente fundando un pueblo francés dentro de una colonia británica.

akaroa_21
akaroa_22

La Península de Banks tiene unos paisajes impresionantes con verdes praderas llenas de ovejas, acantilados y calas vírgenes. Para nosotros es una visita imprescindible en la isla sur ¡quedamos enamorados de Akaroa!. Además, en esta zona podréis disfrutar de su variada fauna (delfines, focas y pingüinos).

akaroa_16
akaroa_18
akaroa_28
akaroa_10

¿Dónde comer?

Como era muy tarde cuando llegamos, fuimos directamente a comer al restaurante Fish&Chips en frente del mar (59 Beach Rd). Está riquísimo y es muy barato: comimos 2 menús por 13NZ$, incluyendo la famosa bebida neozelandesa L&P (que parece Sprite). El pescado era freco y sobraron un montón de patatas fritas que guardamos para la cena. ¡Podemos afirmar que es el mejor fish&chips que comimos en Nueva Zelanda!

akaroa_20

También hay muchos restaurantes franceses que tenían buena pinta, pero nosotros preferimos comprar la cena en el supermercado Four Square (72 Rue Lavaud) para ahorrar un poco. ¡No os perdáis los pastelitos de carne típicos de Nueva Zelanda y Australia! ¡Riquísimos y baratos!

akaroa_11

¿Qué ver en Akaroa?

  • Lo más bonito de Akaroa es darse una vuelta por el centro y ver sus casitas de estilo francés.
  • akaroa_26

    akaroa_6

    • La zona del puerto con sus muelles y las barquitas fundiéndose con el paisaje es realmente precioso. Merece la pena sentarse en un banco del paseo al atardecer y admirar la vista.

    akaroa_35

    akaroa_23

    akaroa_24

    akaroa_32

    • Desde allí salen cruceros para ver focas y los delfines Héctor (los más pequeños del mundo). En verano incluso hay excursiones para nadar con ellos en libertad. Suelen valer unos 75NZ$ y algunas compañías son Akaroa Dolphins o Black Cat Cruises.
    • El faro es otro de los sitios imprescindibles si visitáis Akaroa. Está a 10 minutos andando del centro.

    akaroa_30

    akaroa_31

    • St. Patrick Catholic Church (29 Rue Lavand/ 8-20h)

    akaroa_33

    akaroa_12

    • Giant’s House: es una casa de fantasía tipo “Alicia en el país de las Maravillas”, destacan sus mosaicos (68 Rue Balguerie/ 12-17h/ 20 NZ$)

    akaroa_14

    • Akaroa Museum (71 Rue Lavaud/ 10:30-16:30h/ 4NZ$)
    • Mercados: los sábados los granjeros ponen puestecitos de comida en el centro.

    akaroa_5

    Hotel

    Akaroa TOP 10 Holiday Park (96 Morgans Road)

    Un bungalow en este camping nos costó 87€ la noche. Nos salió un poco caro porque lo cogimos con poca antelación y no quedaba mucho donde elegir. Sin embargo, mereció la pena porque disfrutamos de unas vistas increíbles de la bahía desde nuestro bungalow.

    Tenéis un descuento de 15€ para vuestras reservas de hotel en Booking en el siguiente enlace.
    akaroa_43
    akaroa_3
    akaroa_1

    Era para 4 personas y tenía cocina, baño, sofá, TV, porche con vistas y parking. En el camping había una piscina y una lavandería y el WIFI eran 2NZ$ por día.
    akaroa_41
    akaroa_39

    Está un poco alejado del centro pero en coche es un momento y también hay un camino por la montaña para ir andando a Akaroa en 20 minutos.

    Nuestra cena de súpermercado “a la francesa” consistió en un vino y un queso típico de la zona que se llama Barrys Bay Cheese viendo el atardecer desde nuestro porche.

    akaroa_2

    ¡No os perdáis el próximo post con una de las experiencias más increíbles que vivimos en Nueva Zelanda y que recomendamos a todo el mundo: dormir en una cabaña en medio de una colonia de pingüinos!

    NUEVA ZELANDA: TONGARIRO ALPINE CROSSING Y ROTORUA

    NUEVA ZELANDA: TONGARIRO ALPINE CROSSING Y ROTORUA

    Ese día nos levantamos pronto con la intención de hacer las maletas y volver a Rotorua lo antes posible, pero al ver que hacía un día espectacular y que se volvían a ver las montañas del Tongariro National Park ¡casi saltamos de la emoción!

    Vistas desde nuestra habitación
    Vistas desde nuestra habitación

    No pudimos resistirnos y nos desviamos por la carretera 47 hasta el Mangatepopo Car Park (a 20 minutos de nuestro hotel) para intentar hacer el Tongariro Alpine Crossing y acercarnos un poco más a las tierras de Mordor y a su Monte del Destino.

    map

    De camino a Mangatepopo Car Park
    De camino a Mangatepopo Car Park se pueden ver… ¿kiwis esquiando?
    tongariro_5
    Volcán Ruapehu

    Cosas que tenéis que saber antes de hacer el Tongariro Alpine Crossing:

    Dicen que es el trekking de 1 día más bonito de Nueva Zelanda. El camino pasa por una zona volcánica activa entre los volcanes Tongariro y Ngauruhoe (el monte del Destino). El punto más alto se alcanza en el Red Crater y es de 1886 metros de altura. El paisaje es increíble, parece sacado de otro planeta con rocas volcánicas y vegetación exclusiva de la zona que hacen que sientas que has entrado en la tierra oscura de Mordor.

    • Distancia: 19,4 km (lineal)
    • Duración: entre 6 y 8 horas según las condiciones climáticas y la forma física de cada uno.
    • Dificultad: media-alta por las condiciones del terreno, hay bastante desnivel y el tiempo es muy cambiante.
    • Empieza en Mangatepopo Car Park: Se recomienda empezar por aquí porque de esta manera el final del camino es bajada y cuesta menos.
    • Termina en Ketetahi Car Park: desde aquí un autobús os llevará de vuelta al inicio por 35NZD (20€). Tendréis que reservarlo con antelación en el I-SITE, en vuestro hotel o en Taupo.
    • Condiciones climáticas: es recomendable que siempre preguntéis la previsión del tiempo en el I-SITE antes de empezar la ruta y os registréis si vais a hacerla para que lo sepan. En invierno es muy difícil que el camino esté abierto, aunque a veces ofrecen la excursión con guía y raquetas de nieve.
    • ¿Qué llevar?: recomiendan 1,5 litros de agua por persona, comida, palos de trekking, botas de trekking y ropa de abrigo por capas (térmica, polar e impermeable), guantes, gorro, gafas de sol y crema solar. Hay que tener en cuenta que abajo puede hacer calor y estar en manga corta y cuando subáis al Red Crater os podéis congelar de frío, así que hay que ir preparados para todo.

    tongariro_7

    tongariro

    tongariro2

    Etapas del Tongariro Alpine Crossing:

    1. Desde Mangatepopo Carpark (1.150 m) hasta Soda Spring (1.400 m). Tramo fácil. 4,4 km. 1 hora y 30 minutos. En Mangatepopo Hut hay un baño y en Soda Springs están los últimos, después ya no hay más hasta el final. Esta parte es muy sencilla, se camina cerca de un riachuelo rodeado de piedras volcánicas. En algunos tramos hay pasarelas de madera y cuando lleguéis a Soda Springs veréis una cascada y ya estaréis a los pies del volcán Ngauruhoe. Aquí pone un cartel de advertencia en el que dice que no continuéis si no estáis preparados físicamente, no lleváis la ropa adecuada o hace mal tiempo.
    2. Desde Soda Spring (1.400 m) hasta South Crater (1660m): Tramo difícil. 1 hora. Este tramo es bastante empinado y consiste básicamente en subir escaleras. Hay un desvío en el camino para y subir al monte Ngauruhoe, pero es bastante complicado.
    3. Desde South Crater (1660m) hasta Red Crater (1886m): Tramo difícil. 1 hora. Es la subida más díficil de todas.
    4. Desde Red Crater (1.886 m) hasta Blue Lake (1.780 m) pasando por los Emerald Lakes. Tramo medio. 30 min. El Red Crater es el punto más alto del trekking, desde aquí sale un camino para hacer la cima del monte Tongariro (1.967 m) en 1,5 horas. Desde el Red Crater se ven unas vistas impresionantes de los Emerald Lakes (las típicas fotos del trekking). Para ir a los lagos hay una bajada de unos 200 metros muy resbaladiza y después el camino hasta el Blue Lake es una subida fácil.
    5. Desde Blue Lake (1.780 m) hasta Ketetahi Hut (1.454 m) Tramo medio. Dificultad moderada. 1 hora. Tiene una ligera subida y vistas al monte Pihanga, Lake Rotoaira y Lake Taupo.
    6. De Ketehaki Hut a Ketehaki Car Park: dificultad moderada. 2h. Este tramo es una ligera bajada a través de fumarolas, aunque se hace largo porque llevas acumulado el cansancio de todo el trekking.

    Nosotros sólo pudimos hacer la primera etapa hasta Soda Springs porque de golpe se puso a llover con niebla y mucho viento y nos tuvimos que volver (fueron 9km ida y vuelta). Sin embargo, ya nos fue bien porque al ir de forma improvisada no habíamos reservado el bus para volver al punto de inicio.

    tongariro_21
    Volcán Ngauruhoe o Monte del Destino de Mordor

    tongariro_15

    tongariro_22

    tongariro_24

    Aquí empieza la 2a etapa
    Aquí empieza la 2a etapa
    Llegamos a Soda Springs
    Llegamos a Soda Springs
    Cartel de advertencia que nos acojonó jajaja
    Cartel de advertencia que nos acojonó jajaja

    Al menos el tiempo nos había dado una mini-tregua para poder entrar en las tierras de Mordor y llegar a los pies del Monte del Destino (volcán Ngauruhoe) ¡y nuestra parte friki ya se daba por satisfecha! No pudimos destruir el anillo, pero tampoco era plan, ¡que nos acabábamos de casar! 🙂

    tongariro_9

    Rotorua

    Así que una vez que salimos del Mangatepopo Car Park, volvimos a Rotorua del tirón durante 2 horas que se hicieron eternas… Al llegar comimos en la pizzería Capizzi de la calle Tutanekai (nº1198) ¡Y estaba genial! Pedimos 2 pizzas por 20NZ$ cada una y una ensalada por 8NZ$ y como nos sobró mucha comida, nos lo puso para llevar y nos sirvió para cenar también.

    tongariro_29

    • Malones Hotel:

    Nos apetecía darnos un capricho después de los trekkings y cogimos una habitación con jacuzzi redondo por 65NZ$ la noche.

    Además tenía cocina, sofá, TV, WIFI y café y té gratis. ¡Hasta nos regalaron unos bombones! Estaba un poco lejos del centro pero como tenía parking gratis, íbamos en coche.

    tongariro_30

    tongariro_31
    Jacuzzi redondo
    • ¿Qué ver en Rotorua?

    Esa tarde fuimos a dar un paseo por el lago de Rotorua y vimos unos preciosos cisnes negros:

    tongariro_34

    También visitamos los Jardines del Governador, que es donde está el Museo de Rotorua y el Polynesian Spa, el complejo de aguas termales más conocido y antiguo de la ciudad. Dicen que es muy bonito porque sus piscinas tienen vistas al lago pero nos pareció un poco caro y nosotros ya habíamos ido a las Waikite Valley Thermal Pools por la mitad de precio.

    tongariro_32

    Sin embargo, ¡siempre habíamos deseado bañarnos en una piscina de barro! Así que fuimos al Wai Ora Spa del Hell’s Gate (15 minutos en coche). Se considera un lugar de curación y la entrada cuesta 75NZ$ por persona (si necesitas alquilar una toalla son 5NZ$ más). En el hotel nos dieron un descuento del 10% pero aún así nos pareció muy caro porque sólo eran 2 piscinas y si querías ver la zona geotermal eran 15NZ$ a parte, así que eso no lo hicimos.

    tongariro_35

    Obviamente, con esos precios el sitio estaba casi vacío. Sin embargo, la experiencia de bañarnos en una piscina de barro fue increíble y es muy bueno para la piel.

    tongariro_37

    La otra piscina era de agua sulfurosa con propiedades medicinales, ¡justo lo que necesitábamos para recuperarnos del cansancio acumulado!

    DCIM102GOPRO

    Estuvimos unas 2 horas para amortizar el dinero gastado y nos fuimos a los vestuarios a ducharnos. El bañador quedó negro y lo tuvimos que tirar a la basura, así que mejor llevar uno viejo que tengáis por casa.

    Después fuimos a comprar a un supermercado, a bañarnos en el jacuzzi del hotel y a cenar la pizza que había sobrado mientras veíamos un programa de TV que se llamaba “Haka Fusión”. Consistía en una especie de concurso de baile en el que fusionaban pasos de Haka con otros más modernos (como un Fama a Bailar a lo maorí jajaja).

    • Otras cosas que podéis hacer en Rotorua si os quedáis más días:
    1. Kuirau Park (Ranolf St. con Pukuatua St.): zona volcánica que se puede explorar gratis cerca del centro de Rotorua. Hay un lago, pozas de barro hirviendo y chorros de vapor.
    2. Waimangu Volcanic Valley (35NZ$/ 8-17h): es otra zona geotermal que merece la pena, como la de Wai-O-Tapu. Después de dar un paseo de 3,5km por la zona volcánica viendo el Inferno Crater o el Flying Pan Lake, podréis coger un barco por el lago Rotomahana.
    3. Orakei Korako: esta zona geotérmica está situada a la orilla del río Waikato. Abre de 8-16h y se accede por barco (36NZ$).
    4. Mercado nocturno de artesanía en Tutanekai St. entre las calles Haupapa y Pukuatua.
    5. Comprar souvenirs en Out of New Zealand (1189 Fenton St. / 10-18h)

     

    En el próximo post decimos adiós a la Isla Norte de Nueva Zelanda para descubrir los paisajes más salvajes de la Isla Sur. ¡No os lo perdáis!

    NUEVA ZELANDA: TARANAKI FALLS

    NUEVA ZELANDA: TARANAKI FALLS

    A pesar de que ya nos advirtieron de que ese día haría mal tiempo, nos levantamos pronto con la esperanza de que estuvieran equivocados y pudiéramos hacer el Tongariro Alpine Crossing.

    Sin embargo, al levantar la persiana nos quedamos alucinados porque había una densa niebla que lo cubría todo y no se veía nada a más de 2 metros. Los volcanes que habíamos visto el día anterior de camino al hotel (Ruapehu, Ngauruhoe y Tongariro) habían desaparecido… el panorama no era muy alentador y además estaba empezando a llover ¿Qué íbamos a hacer ese día? ¡Suerte que teníamos preparado un plan B por si acaso!

    Estas son algunas de las rutas alternativas que podéis hacer en el Tongariro National Park desde Whakapapa Village:

    • Taranaki Falls (6km – 2h ida y vuelta): sale del pueblo y llega a través de una ruta circular a las cascadas Taranaki. Estas caen desde 20 metros de altura por un antiguo río de lava que erupcionó hace 15.000 años desde el volcán Ruapehu hasta una poza rodeada de rocas.
    • Tama Lakes Track (17km – 5 o 6h ida y vuelta): es una extensión de la ruta de las Taranaki Falls. Llega a los lagos Tama que están entre los volcanes Ruapehu y Ngauruhoe. El lago superior ofrece excelentes vistas del Ngauruhoe y el Tongariro.
    • Ridge Track (1,2km/ 30 minutos ida y vuelta): asciende un monte con vistas a los volcanes Ruapehu y Ngauruhoe.
    • Silica Rapids (7km / 2,5h ida y vuelta): el camino transcurre a lo largo de un arroyo, atravesando un bosque de hayas y mucha vegetación típica de la zona hasta las blancas terrazas de cuarzo. En un día claro tiene vistas a los volcanes Ngauruhoe y Ruapehu.
    •  Whakapapanui Walk (6km/ 2h ida y vuelta): una ruta a través de claros de agua y bosques.

    Nosotros nos equipamos con camisetas y mallas térmicas, polares y ropa impermeable y nos fuimos al I-SITE de Whakapapa Village para que nos recomendaran la mejor ruta según el tiempo que hacía. Se tarda 20 minutos en coche desde nuestro hotel por la carretera 48 y allí hay un parking gratuito.

    taranaki

    taranaki_2

    Nos recomendaron hacer las Taranaki Falls, pero antes nos paramos a contemplar uno de los hoteles más conocidos de la zona: el elegante Chateau Tongariro, construido en 1929 (un poco caro para alojarse pero con excelentes vistas al monte Ruapehu).

    taranaki_4

    • Taranaki Falls Track

    Empezamos nuestro trekking a las cascadas por la Lower Road a través de paisajes increíbles. Este camino es el que más nos gustó porque va bordeando el río rodeado de una exuberante vegetación.

    taranaki_5

    taranaki_7

    taranaki_8

    Cuando llegamos a las cascadas estaba lloviendo bastante pero como íbamos con ropa impermeable nos dio igual y bajamos abajo para meternos por detrás del salto de agua. ¡Realmente impresionante!

    taranaki_12

    taranaki_18

    taranaki_19

    taranaki_21

    Después de parar a comer un sándwich que nos habíamos llevado del hotel, continuamos el camino a través de un pequeño bosque y subimos unas escaleras para ver las vistas y las cascadas desde arriba.

    taranaki_14

    Desde allí podéis enlazar con el camino de los Tama Lakes. Nosotros hicimos un trozo pero como volvió a diluviar, dimos media vuelta y volvimos por la Upper Road hasta el pueblo.

    taranaki_15

    taranaki_17

    taranaki_16

    taranaki_24

    En total fueron unas 3 horas de trekking entre que paramos a hacer fotos y a comer, pero nos gustó mucho. Imaginamos que con sol tiene que ser aún más bonito.

    taranaki_10

    taranaki_1

    DCIM101GOPRO

    Después volvimos a nuestro hotel Pippers Lodge en el National Park Village y estuvimos toda la tarde haciendo la colada, aprovechando que la lavadora era gratis. Acabamos el día jugando a cartas frente a la chimenea con una copa de vino.

    IMG_20161102_195454

    Al día siguiente volvíamos a Rotorua, pero de camino intentaríamos hacer el Tongariro Alpine Crossing, a ver si esta vez el tiempo nos lo permitía. ¡Lo contamos todo en el próximo post!