Browsed by
Categoría: Costa Este EEUU

DÍA 9: Universal Studios- Islands of Adventure

DÍA 9: Universal Studios- Islands of Adventure

En otro post ya hablamos del parque Universal Studios Florida y ahora es el turno de Islands of Adventure.

Para llegar a este parque, cuando entramos en el City Walk (un paseo lleno de tiendas y restaurantes), hay que girar a la izquierda porque si vamos a la derecha volveríamos a Universal Studios.

Islands of Adventure se divide en 6 islas o zonas:

  1. The Wizzarding World of Harry Potter
  2. Marvel Super Hero Island
  3. Lost Continent
  4. Jurassic Park
  5. Seuss Landing
  6. Toon Lagon

universal map
Imagen de http://www.greatorlandodiscounts.com

  1. The Wizzarding World of Harry Potter

Como en el otro parque, la atracción con más tiempo de espera es The Forbidden Journey de la zona de Harry Potter. Por eso recomendamos ir directos a esa zona cuando abran las puertas. Nada más llegar, veréis el poblado de Hogsmade nevado y perfectamente decorado con sus tiendas, la estación del Hogwarts Express y el imponente castillo de Hogwarts al fondo. Allí es dónde deberéis dirigiros porque la atracción está en su interior.

DSC_0579

2014-10-17 18.18.00

DSC_0402

The Forbidden Journey es un simulador 4D con los mejores avances tecnológicos, parecido a la atracción Escape from Gringotts o Transformers. Viviréis un emocionante viaje en escoba por el castillo de Hogwarts y hasta podréis jugar un partido de Quidditch o ¡enfrentaros a arañas, dragones y Dementores!. El recorrido es bastante intenso y no apto para personas que tengan vértigo. Las zonas de espera, mientras hacéis cola, están muy bien decoradas y tendréis más de una sorpresa como cuadros que hablan, un holograma de Dumbledore en su oficina, etc. La Single Ride va más rápido que la cola normal y los mejores asientos de la atracción son los de la derecha.

Después de esta apasionante aventura, podréis disfrutar de la atracción Dragon Challenge: 2 montañas rusas mellizas (dragón rojo y azul) que están tan cerca que parece que te vayas a chocar en cualquier momento. Los vehículos van colgando de unos rieles y durante el recorrido iremos boca abajo varias veces. Es una experiencia bastante fuerte. Si queréis vivirla al máximo sentaros en los asientos exteriores de la primera fila y subiros en el dragón rojo. Durante la cola iremos viendo decoración de Harry Potter como el coche volador y otras sorpresas.

DSC_0451

Para los niños pequeños hay otra montaña rusa más suave (Flight of the Hipogriff). En la cola de esta atracción podréis haceros una foto con la cabaña de Hagrid y el hipogrifo. También podréis disfrutar del Ollivander’s Interactive Show en esta zona, que es exactamente el mismo que ya explicamos en el post de Universal Studios (está duplicado por sus alto tiempo de espera).

Una vez visitadas todas las atracciones de la zona, ya podréis dedicaros a hacer fotos y a comprar en las siguientes tiendas:

    • Filtch’s Emporium:

DSC_0440 DSC_0441

  • The Owl Post: mirar la Owlery en las horas en punto para ver salir a las lechuzas.

DSC_0438

  • Dervish & Banges:

DSC_0439DSC_0395

  • Zonko’s Joke Shop: tienda de bromas.

DSC_0442

  • Honeydukes: tienda de chuches con ranas de chocolate, grageas de todos los sabores, bombones explosivos y todo lo que os podáis imaginar.

DSC_0389

DSC_0413 DSC_0416 DSC_0419 DSC_0420

También podréis comer o tomar una cerveza de mantequilla (butterbeer) o un zumo de calabaza por 4$ en los bares Three Broomsticks y Hog’s Head. Y si entráis en los lavabos públicos, escucharéis a Moaning Mirtle llorar.

DSC_0425DSC_0430

DSC_0626DSC_04332014-10-17 18.18.08DSC_0388

DSC_0410

Además hacen 2 espectáculos a ciertas horas: Triwizard Spirit Rally y The Frog Choir.

Para finalizar esta zona, está la Estación de trenes de Hogsmade, dónde podréis haceros una foto con el tren Hogwarts Express y su conductor. Como comenté en el anterior post de Universal, el tren comunica un parque con el otro y sólo se puede acceder a esta atracción si se tiene una entrada Park-to-Park. Nosotros recomendamos que si sois fans de la saga lo cojáis porque es una gran experiencia.

DSC_0412 DSC_0613

Primero es mejor que hagáis el viaje desde Universal a Islands of Adventure porque así entraréis en King Cross Station de Londres, atravesaréis la pared de la plataforma 9 3/4 y llegaréis al andén dónde os estará esperando el Hosgwarts Express para llevaros al castillo. Subiréis a uno de los vagones y viviréis un viaje interactivo lleno de sorpresas. Después tendréis que hacer el trayecto inverso (de Hogsmade a Londres) porque es diferente y veréis otras cosas por la ventana.

20141018_122933 DSC_0371 DSC_0366 DSC_0378

DSC_0365

2. Marvel Super Hero Island

Esta zona es el paraíso de los fanáticos de los cómics y superhéroes de Marvel. Aquí encontraremos atracciones bastante fuertes y llenas de adrenalina como:

  • The Amazing Adventures of Spiderman: es una de nuestras atracciones favoritas del parque. Consiste en un simulador en 3D con vehículo en movimiento y unos efectos esfeciales alucinantes. Experimentaréis como se siente Spiderman al luchar contra el Dr. Octopus y caerse desde un rascacielos, entre otras cosas.

c DSC_0595

  • Hulk Roller Coaster: una de las mejores montañas rusas de Florida, ambientada en el Increíble Hulk. Pasaréis por unos tubos que van por debajo del agua y podréis experimentar una caída libre invertidos. Esta atracción tiene un tiempo de espera muy alto, pero merece la pena.

DSC_0600

DSC_0601 DSC_0582

  • Doctor Doom’s Fearfall: es una caída libre desde 45 metros de altura, en la que luego te vuelven a subir y a tirar varias veces durante 30 segundos.

a

  • Storm Force Accelatron: consiste en una plataforma con tazas que giran a 3 niveles, dando bastante mareo. Está basada en Storm de X-men.

3. Lost Continent

Aquí podréis ver 2 shows:

  • Poseydon’s Fury: un show teatral que muestra muchos efectos especiales de las películas como explosiones y manejo de fuego y agua.

DSC_0610 DSC_0612

  • The Eight Voyage of Sinbad Stunt Show: está protagonizado por dobles de riesgo profesionales y la historia está basada en Simbad el marino.

4. Jurassic Park

Esta zona está muy bien decorada, realmente parece que estés dentro de Jurassic Park y ¡nos gustó mucho!. Puedes hacerte fotografías con dinosaurios y con la puerta de entrada al parque, que es espectacular.

b DSC_0633 DSC_0634

Lo mejor que hay es la atracción Jurassic Park River Adventure: un paseo en barco a través de un río repleto de dinosaurios que empezará de forma tranquila, pero acabará con la persecución de un Tiranosaurio Rex y con una caída libre de 25 metros de altura que os dejará empapados. Para ser una atracción antigua, ¡está muy lograda!¡Realmente parece que estés dentro de la película!.

También está el Discovery Center, que es como un museo pero basado en la historia de la película, con esqueletos y huevos de dinosaurio.El Camp Jurassic es una zona de juego para niños y el Pteranodon Fyers es una atracción que no merece la pena por su alto tiempo de espera.

5. Seuss Landing

El Dr. Seuss es uno de los autores infantiles más populares en Estados Unidos y estas atracciones están basadas en sus obras y personajes:

If I Run The Zoo (zona de juegos), The Cat in the Hat (atracción infantil a la que podéis subir si os sobra tiempo), Caro-Seuss-El (carrousel), Seuss Trolley Train (trenecito) y One Fish, Two Fish, Red Fish, Blue Fish (atracción infantil).

????????????????????????????????????

DSC_0607 DSC_0606

6. Toon Lagon

Esta zona está dedicada a personajes de historietas. Tiene las siguientes atracciones:

  • Do Right Ripsaw Falls: es una atracción de agua, con una caída final en la que acabas mojado.
  • Popeye & Pluto’s Bridge: unos rápidos en el agua.
  • Me Ship the Olive y Doodley: es el barco de Olivia de Popeye.

DSC_0644 DSC_0647

Recomendaciones:

  • Hay lockers de pago en las entradas de ambos parques y casilleros gratis en las atracciones más fuertes, ya que está prohibido subir con cosas.
  • El primer día si vas a Atención al Cliente y dices que es tu primera vez en el parque te dan una chapa de recuerdo.
  • Hay una app de Universal que os podéis descargar en el móvil para ver los tiempos de espera en las atracciones en cada momento.
  • Podéis aprovechar a primera hora, los mediodías y a última hora para ir a las atracciones con más tiempo de espera.
  • Para nosotros, las mejores atracciones del parque fueron las de Harry Potter y Spiderman.
  • Para saber las estratégias de recorrido, horarios y más información consultad la web de El Viajero Mágico.

Souvenirs

Estas fueron nuestras adquisiciones en los parques Universal. En la zona Marvel podéis haceros una foto con Spiderman y os dan la portada de un cómic.

20141018_210348

DÍA 8: Universal Studios (Parte 2)

DÍA 8: Universal Studios (Parte 2)

Después de pasar la mañana explorando la magia de Harry Potter, seguimos visitando el parque Universal Studios Florida. A continuación veréis las zonas en las que se divide el parque y las atracciones que incluye cada una:

1- Harry Potter-Diagon Alley: The Escape From Gringotts, Olivanders Show, Hogwarts Express: King Cross
2- Producción Central: Despicable Me Minion Mayhem, Shrek 4D, Hollywood Rip Ride Rockit y Transformers The Ride 3D.
3- New York: Revenge of the Mummy, Twister y Blues Brothers.
4- Hollywood: Terminator 2, Horror Make-up y Lucy.
5- San Francisco: Disaster! y Beetlejuice.
6- Springfield – World Expo: The Simpsons Ride, Kang & Kongos y Men in Black.
7- Kid Zone: ET, Fievel, George goes Town, Animal Actors, Barney.

 

universal true
Aquí no sale la zona de Harry Potter por ser muy nueva, pero estaría donde estaba el Fear Factor
Tabla Atracciones US(1)
De la web de El Viajero Mágico

Las atracciones por orden de espera (de más a menos) son:

  • Despicable Me Minion Mayhem: es un simulador en 3D muy chulo donde podréis sentiros como un Minion más y disfrutar de sus locuras!. Al salir hay unas pantallas gigantes que proyectan una fiesta con los minions y podrás bailar y hacerte fotos con ellos. La espera es muy alta, pero ponen vídeos que explican una historia antes de la atracción y los efectos especiales merecen la pena.

DSC_0470

DSC_0488

  • Transformers The Ride 3D: fue nuestra atracción favorita de los 2 parques. También es un simulador en 3D y está considerada una de las 5 mejores atracciones de Florida. Dentro del nuevo vehículo Transformers EVAC, atravesaréis 14 pantallas gigantes envolventes, logrando que la velocidad percibida (no real) durante la acción sea de hasta 100 km/hora. Una experiencia alucinante y con unos efectos especiales increíbles.

DSC_0499

  • Hollywood Rip Ride Rockit: es la montaña rusa más alta de Orlando, superando los 50 metros de altura. Puedes ponerte la música que quieras mientras disfrutas del recorrido y un video te graba. La atracción es bastante fuerte y la cola de espera muy larga (y más si cogéis la Single Rider), pero no os la podéis perder si os gustan las emociones fuertes.
  • Revenge of he Mummy: es una montaña rusa espectacular por los decorados y los efectos especiales de la película.

DSC_0353

  • Men in Black: Alien Attack: esta atracción nos gustó mucho porque es como un videojuego interactivo en el que tienes que disparar extraterrestres para conseguir puntos y al final sale quien ha ganado.

1

  • The Simpsons Ride: este simulador en 3D es impresionante porque parece que montemos en una montaña rusa sin movernos del sitio. El recorrido nos llevará por todo Springfield y viviremos aventuras inéditas con los personajes de los Simpsons. La decoración de las zonas de espera nos gustaron mucho.

DSC_0321

  • Shrek 4D: es un simulador en 3D con efectos en 4D. Aunque se nota que esta atracción es más antigua que las otras, es entretenida. Shrek y el burro están firmando autógrafos y tomándose fotos en un establo al salir de la tienda. ¡A nosotros empezaron a gastarnos bromas y fue muy divertido!

8

  • Kang & Kodo´sTwirl ´N´ Hurl: atracción infantil de los extraterrestres de los Simpsons dando vueltas.
  • ET Adventure: esta atracción es de las más antiguas pero si habéis visto la mítica película de ET, os gustará el paseo en bicicleta voladora hacia su planeta. El recorrido dura unos 4 minutos y es mejor si os ponéis en el lado izquierdo.

3

  • Woody Woodpecker Nuthouse Coaster: montaña rusa para niños pequeños del Pájaro Loco.
A parte de las atracciones, hay zonas muy chulas para hacer fotografías. Por ejemplo, en el sector Faivel de objetos gigantes y sobretodo la zona de Springfield de los Simpsons. Si sois fans de la serie disfrutaréis muchísimo comiendo una Krusty Burger y bebiendo una cerveza Duff o un flambeado en el bar de Moe (con Barney incluido).

DSC_0293DSC_0272DSC_0305

7 DSC_0302

DSC_1157DSC_0276

También podréis comprar en el badulaque de Apu (Kwick-E-Mart), haceros fotografías con Duff-man, el policia, Milhouse, la estatua de Jeremías (el fundador de Springfield), el Land Donuts y otras sorpresas más. También hay una feria de juegos inspirada en el payaso (Krustyland) y los personajes de la serie suelen pasearse por la zona para autógrafos y fotos.

DSC_0311

DSC_1163DSC_1165

Cerca de allí podréis haceros una foto con el coche de Regreso al Futuro y su locomotora y si aún tenéis fuerzas, podréis disfrutar un rato en la fábrica de pelotas de Courious George  goes to Town y las pistolas de agua.

DSC_0281
También hay varios shows que si os interesa verlos, tendréis que consultar a qué horas del día los hacen para cuadrarlo en vuestro itinerario. Nosotros sólo fuimos al de Terminator y Twister por falta de tiempo.

  • Terminator 2: es un mix entre presentación teatral y show 3D increíble, con persecuciones en motocicleta a pocos metros de distancia incluidas! Hay varias sesiones durante el día, tendréis que consultar el tiempo de espera hasta el próximo show, que suele ser de unos 30 minutos. El teatro alberga 700 personas y para nosotros es el único show imprescindible.

DSC_0466

  • Twister… Ride it Out: podréis presenciar como recrean un tornado en las películas, con efectos especiales bastante logrados. El show dura unos 2 minutos muy intensos y está basado en la película Twister.

DSC_0351

  • Disaster!: show de más de 20 minutos en el cual voluntarios del público realizarán escenas de catástrofes en el cine. Nos enseñarán algunos efectos especiales y al final todos seréis extras de una película subiendo a un tren que experimentará un terremoto, en el que algunos se mojarán.

DSC_0355

  • Animal Actors. On Location: Show con animales que fueron estrellas de cine. Dura unos 20 minutos.
  • Beetlejuice s Rock n Roll Graveyard Reveu: show musical.
  • Blues Brothers: es un show de blues que dura 15 minutos. Sólo si sobra tiempo.
  • The Universal Horror Make Up Show: show en el que se nos muestra cuales son las técnicas de maquillaje y otros trucos de las películas de terror. Dura unos 25 minutos.
  • A day in the park with Barney: show infantil del famoso dinosaurio rosa.
  • Lucy: show sólo apto para los fans de la mítica actriz de comedia.

Resumiendo, lo que nos gustó más de este parque fueron sin duda las zonas de Harry Potter y los Simpsons. Transformers the Ride fue nuestra atracción preferida de los 2 parques, ¡es impresionante!. Y también nos gustaron mucho la de los Minions, Men in Black, Rip Ride Rockit, Revenge of the Mummy y Shrek, en este orden. En cuanto a los shows, Terminator 2 es imprescindible y los demás sólo si os sobra tiempo. Tenéis información más detallada de las atracciones y estrategias de recorrido en El Viajero Mágico.

A nosotros nos cerró el parque a las 17h porque hacían las Halloween Horror Nights, que es como un paseo del terror con las películas de Universal (hay que pagar entrada a parte), pero normalmente cierra más tarde y hacen un espectáculo de cierre.

Al menos nosotros encontramos un desfile de Bob Esponja:

¡No os perdáis nuestro próximo post sobre el otro parque Universal: Islands of Adventure! ¡Saludos viajeros!

DÍA 8: Universal Studios (Parte I) – El mundo de Harry Potter – Diagon Alley

DÍA 8: Universal Studios (Parte I) – El mundo de Harry Potter – Diagon Alley

Ese día nos levantamos muy ilusionados porque ¡por fín íbamos a poder ver la recreación del mundo de Harry Potter!. Era una de las cosas que nos hacía más ilusión de este viaje porque somos muy fans de la saga.

Como he comentado en el post anterior, habíamos comprado con anterioridad un pase de 3 días para los 2 parques: Universal Studios Florida y Universal’s Islands of Adventure. Tenéis la opción de comprar tickets para un solo parque (Single Park Admission) o el ticket Park-to-Park que os permitirá moveros de un parque al otro durante el mismo día. Recomendamos coger esta última opción si queréis subir en el tren Hogwarts Express, cosa que recomiendo. La entrada Park-to-Park es un poco más cara que la otra, pero cuantos más días vayáis, más barato os saldrá por día y al final no es tanta la diferencia con la de Single Park. Podéis ver los precios actualizados en su web.

También podéis coger el Express Pass para no hacer tanta cola en las atracciones. Sólo recomendaría comprarlo si vais a visitar los 2 parques en un mismo día o si cae en un fin de semana de época alta. Nosotros no lo cogimos y pudimos verlo todo y eso que nos coincidió con las Halloween Horror Nights, que es temporada alta y cierran el parque antes para prepararlo todo para la noche.

Os recomiendo que miréis la web de www.elviajeromagico.com. A nosotros nos ayudó muchisimo a planear el recorrido por los parques para ahorrarnos colas y también podéis mirar en su calendario los horarios de cada día, si hay eventos especiales o cuando es mejor época para visitarlos.

Nuestro hotel ofrecía un bus gratuito hasta el parque, pero decidimos ir andando porque el horario no nos iba bien. El parque abría a las 9h y nosotros queríamos estar allí a las 8 de la mañana, así que fuimos andando. ¿Que por qué tan pronto? Pues porque la gente que se aloja en los hoteles Universal tienen la ventaja de poder entrar 1 hora antes al parque y disfrutar de las atracciones para ellos solos. Nosotros no quisimos alojarnos allí porque eran muy caros, pero a veces también se apiadan de la gente que madruga y abren las puertas antes de la hora. Y eso fue lo que pasó, nos dejaron entrar antes y nos fuimos corriendo al mundo de Harry Potter, aprovechando que no había casi gente.

diagon-alley-map-vlh-3228569.6.jpg

Al llegar a la zona de Londres (que veríamos después), pasamos por delante de la estación de tren King’s Cross y entramos a Diagon Alley atravesando la pared de ladrillos del bar Leaky Cauldron ¡igual que en las pelis!. En ese momento abandonamos el mundo muggle para entrar en el de los magos y allí estaba delante de nosotros: una reproducción exacta de las tiendas de magia y el banco de Gringotts, que tenía hasta un dragón escupiendo fuego en el techo.

DSC_0244

20141017_120405

DSC_0216

Resistimos a la tentación de pararnos a mirarlo todo y fuimos directos a la atracción de Escape from Gringotts, que al ser de las más nuevas, es la que tiene tiempos de espera más largos (unas 3 horas) ¡y nosotros pudimos subir en ella sin hacer apenas cola! 🙂 Si no tenéis esa suerte, hay una cola para la gente que va sola (Single Riders), que va mucho más rápido que la otra.

Escape from Gringotts es espectacular, se trata de una montaña rusa en 3D que simula el interior del banco de Gringotts. Te subes en un carro y vas por las vías, como en la escena en la que Harry, Hermione y Ron entran para destruir el Horrocrux. Viviréis muchas emociones, ¡incluso una persecución con Voldemort!. Además, la zona de espera de la atracción está muy bien ambientada: veréis el lobby principal del banco con robots de Goblins que interactuan con los visitantes, así como despachos del personal del banco, etc.

 

DCIM100GOPRO

Otra atracción de esta zona es Ollivanders Wand Shop, que también está duplicada en Hogsmade por sus largos tiempos de espera, ya que van entrando grupos muy reducidos. Es una representación teatral que rescrea la escena en la que Harry es elegido por su varita mágica en la tienda de Ollivanders, sólo que aquí cogen a un niño del público.

A ciertas horas del día también podréis ver The Tales of Beedle Bard Show o The Singing Sorceress: Celestina Warbeck & The Banshees en esta zona, aunque no son imprescindibles.

Las tiendas que podéis ver en Diagon Alley son:

  • Weasley’s Wizarding Wheezes: la famosa tienda de artículos de broma de los hermanos Weasley donde podréis comprar todo lo que os podáis imaginar (orejas extendibles, Pygmy Puffs y chuches como sus famosas Skiving Snack Boxes). ¡Es exactamente igual que en las películas, tanto por dentro como por fuera!

DSC_0164

  • Madam malkin’s Robes for All Occasions: aquí podréis encontrar todo tipo de ropa, uniformes de Hogwarts, de Quidditch, hasta los jerseis que hace la madre del Ron. Miraros en el espejo porque dice cosas.
  • Magical Menagerie: es la tienda de criaturas mágicas. Es interesante mirar por las ventanas porque en una está la serpiente Nagini.
  • Wiseacre’s Wizarding Equipment: es una tienda de objetos mágicos que está a la salida de la atracción de Gringotts. Podréis encontrar plumas, pergamino, tazas, etc.

DSC_0088

  • Quality Quidditch Supplies: tienda de equipación de Quidditch dónde se pueden comprar escobas o la Snitch, entre otras cosas.
  • Wands by Gregorowitch: aquí podréis comprar una varita mágica, igual que a la salida del show Ollivanders. Tienen las varitas de los personajes de la serie o os pueden hacer la vuestra personalizada. También podréis comprar unas varitas interactivas que hacen magia en puntos señalados del mundo de Harry Potter.
  • Knocturn Alley es la calle de las artes oscuras y aquí podréis encontrar la tienda de Borgin & Burkes: que tiene el armario evanescente, el collar que era un Horrocrux, el diario de Voldemort, máscaras de mortífagos y otros objetos tenebrosos.
  • En la zona de Carkitt Market, que es un mercado cubierto donde hacen los espectáculos, también podréis encontrar el Gringotts Money Exchange (donde un goblin te explica como cambiar tu dinero muggle por dinero mágico), el Shutterbutton’s Photo Studio(donde puedes hacerte una foto mágica que se mueve), el Hopping Pot(bebidas mágicas) y una tienda de pociones mágicas.

DSC_0239

  • Otras tiendasPotage’s Cauldron Shop, Eeylops Owl Emporium, Slug and Jiggers,  Mr. Mulpepper’s Apothecary,Flourish and Blotts,The Daily Prophet y Broomstix.

DSC_0205

DSC_0067

Para comer o tomar una cerveza de mantequilla o un zumo de calabaza podéis ir al famoso Leaky Cauldron. También podréis comer helados de todos los sabores en Florean Fortescue’s Ice-Cream Parlour y al lado está Fountain of Fair Fortune, que tiene bebidas y helado de cerveza de mantequilla con menos cola. 

Una vez vista toda la parte mágica, salimos a ver el Londres Muggle. Aquí podéis encontrar la tienda de libros Charing Cross Road y justo después una reproducción de Leicester Square, con laEros Fountain de Piccadilly Circus. Al lado está el Knight Bus, un autobús de 3 pisos que es un medio de transporte mágico. Podréis haceros una foto con su conductor y la cabeza parlante. Después tenemos el Wyndham’s Theatrey el 12 de Grimmauld Place(la casa de Syrius Black) con Kreacher mirando por la ventana. También está la cabina telefónica que se usa para entrar al Ministerio de Magia. Si tecleáis la palabra MAGIC, os llevaréis una sorpresa.

DSC_0256

Por último, está la estación King’s Cross para coger el tren Hogwarts Express que os llevaría al otro parque (Islands of Adventure), concretamente a Hogsmade y al castillo de Hogwarts. Pero esto ya lo veremos en el siguiente post de The Wizarding World of Harry Potter.

DSC_0063

DÍA 7: Cataratas del Niágara – Orlando

DÍA 7: Cataratas del Niágara – Orlando

Teníamos toda la mañana para acabar de ver lo que nos faltase de la zona de las cataratas, porque el vuelo a Orlando no salía hasta las 15:40h. Así que como el día anterior nos centramos más en la parte estadounidense, este día fuimos a ver las vistas de día desde el lado canadiense. Para nosotros fueron las más impresionantes porque se ven las 3 cataratas y ¡muy de cerca!. Aquí tenéis algunas fotografías desde el mirador de Table Rock:

DSC_1118

DSC_1106DSC_1057

DSC_1105

Después fuimos a desayunar y se me antojaron tortitas. Llevaba todo el viaje queriendo probarlas y ¡en Nueva York no hubo manera de encontrar un sitio que las hicieran! ¿Parece mentira, no?. Pues por fin probé mis primeras tortitas con sirope de arce en Canadá, con tan mala suerte que el sirope no me gustó ¡nadaaaaaaa! y las tuve que dejar jajaja. Tendría que esperar a Orlando para seguir con mi búsqueda de las tortitas perfectas…

DSC_1056 (2)

Fuimos al hotel a recoger nuestras cosas y pedimos un taxi para el aeropuerto de Buffalo. Nos costó 80€, un poco más caro porque lo cogimos en el lado canadiense (nos dio palo cruzar el puente andando con las maletas otra vez).

Llegamos al aeropuerto sobre la 13h, comimos allí y cogimos el vuelo que nos llevaría a Orlando a las 15:40 con Southwest. Llegamos allí a las 18:25h y la verdad es que volamos muy bien con todas las compañías lowcost que cogimos. En algunas incluso nos dieron comida y teníamos pantalla para ver películas, aunque el vuelo fuera corto.

Para ir al hotel cogimos un bus local (LYNX 42) que costaba 2$ por persona y nos dejaba muy cerca de nuestro hotel. Salía cada media hora y tardó 1:15 min. en llegar. La gente del bus al principio flipó un poco al vernos con las maletas porque normalmente los turistas van en taxi o alquilan coche, pero nosotros no queríamos pagar más taxis (cuestan unos 45$), si podíamos viajar de otra forma más económica. Estos buses los suelen coger la gente que trabaja en los hoteles para volver a casa y la mayoría eran inmigrantes hispanos, que cuando veían que hablábamos en español, en seguida nos venían a dar conversación.

Orlando es conocido por sus outlets y sus parques de atracciones. Algunos de ellos son:

  • Parques Universal: Universal Studios y Universal’s Islands of Adventure.
  • Disney World: Magic Kingdom, Epcot, Disney Hollywood Studios y Animal Kingdom.
  • Sea World
  • Legoland
  • Bush Gardens Tampa
  • Discovery Cove

Nosotros sólo visitamos los parques de Universal porque somos muy fans de Harry Potter, los Simpson y Marvel… así que queríamos disfrutarlo en profundidad. Por eso compramos la entrada Park-to-Park para 3 días por 186$ por persona (140€) en la web de Universal Studios. Cuantos más días cojas, más barato es: https://www.universalorlando.com/Home.aspx?__source=prtnr.unistudios.web.topnav .

También podéis aprovechar vuestra visita a Orlando para visitar la estación espacial de la NASA (Kennedy Space Center), en Cabo Cañaveral. Podréis ver naves espaciales, astronautas y si tenéis suerte, puede que vuestra visita coincida con el lanzamiento de un cohete. La entrada cuesta unos 50$ y en su web podréis encontrar toda la información: https://www.kennedyspacecenter.com/

Desde Cabo Cañaveral también salen cruceros a las Bahamas, islas Turcas y Caicos, etc. Nosotros lo cogimos desde Miami porque nos cuadraba mejor en nuestro itinerario, pero también tenéis esta opción si queréis.

Los días que estuvimos en Orlando nos alojamos en el motel Super 8 (5900 American Way) y nos costó 83€ por persona, 4 noches. Esta cadena es muy conocida en EEUU y lo escogimos porque está tan cerca del Universal Studios que se puede ir hasta caminando, aunque también tienen un bus gratuito que te lleva. En el precio entraba el desayuno y también teníamos una piscina para relajarnos. La zona estaba muy bien porque teníamos un supermercado enfrente y muchos restaurantes cerca. La habitación era sencilla, como en cualquier motel, pero era grande, con baño privado, TV, nevera y una cama bastante espaciosa y cómoda.

Cuando llegamos ya era de noche, solo nos dio tiempo a dejar las cosas, comprar agua en el supermercado y fuimos a cenar a un Denny’s que estaba al lado. Es una cadena de restaurantes muy chula, abre las 24h y parece el típico restaurante de carretera. A nosotros nos gustó tanto que fuimos allí a cenar cada día y un día quisimos probar el desayuno también ¡os lo recomiendo!.

Y una vez cenados, nos fuimos a descansar y a coger fuerzas porque al día siguiente nos tocaba ir al parque de atracciones ¡Universal Studios!.

DÍA 6: Nueva York – Cataratas del Niágara

DÍA 6: Nueva York – Cataratas del Niágara

Nos despedimos con mucha pena de Nueva York para irnos al aeropuerto JFK sobre las 7:30 de la mañana. Teníamos un vuelo a las 10:35 a Buffalo, con la compañía lowcost Jetblue (nos costó 65€ por persona).

Llegamos a Buffalo casi a las 12h (1:30h de vuelo), cambiamos dinero a dólares canadienses y desde allí cogimos un taxi a Niágara por unos 60$. Nos dejó en la parte de USA y nosotros cruzamos el Rainbow Bridge andando hasta la parte canadiense. En medio está la aduana, que para cruzar de un lado a otro hay que pagar 0’5$  cada vez. Sólo hay que enseñar el pasaporte, nos hicieron 4 preguntas y nos dejaron pasar fácilmente.

Hay 3 cataratas: las American Falls y las Bridal Veil Falls (Velo de la novia) están en el lado estadounidense y las Horseshoe Falls (Herradura) en el canadiense. Estas últimas son las más grandes, con 52 metros.

Cuando cruzamos el puente andando, tuvimos nuestra primera visión de las cataratas y ¡nos quedamos impresionados!. Y eso que las estábamos viendo de lejos, de cerca con aún más espectaculares. Había sido una buena decisión hacer una escapada a Niágara, aunque sólo fuese una noche ¡valía la pena!.

DSC_1054 (3)
Cruzando el Rainbow Bridge
DSC_1054 (4)
Vistas desde el puente

niagara

Nos alojamos en el motel Inn by the Falls (5525 Victoria Avenue), cerca del puente, de la zona de restaurantes y de Cliffton Hill. Nos costó sólo 58€ la noche, una habitación con jacuzzi en forma de corazón. Es un motel que está justo en frente del hotel Country Inn & Suites. Comparten parking, recepción y piscina climatizada. Nuestro motel era sencillo pero por el precio, ¡la habitación fue más de lo que esperábamos! Era espaciosa, con una cama de matrimonio grande, TV, juego de café y té, baño privado con ducha y un enorme jacuzzi rojo en forma de corazón rodeado de espejos. Obviamente hay hoteles con más clase, pero eran más caros o estaban más alejados del centro. Nosotros quedamos muy contentos con nuestra habitación.

DSC_1104

Fuimos a comer a la pizzería Antica (5785 Victoria Ave), que nos recomendó la recepcionista de nuestro hotel (muy amable, por cierto, nos dio galletas y todo). Fue un poco cara pero las pizzas estaban muy buenas. Después dimos una vuelta por Cliffton Hill, que es una zona de casinos, bares, atracciones… como un Las Vegas pero a lo cutre. La verdad es que nos sorprendió que la parte canadiense estuviese así de explotada y en cambio, el lado de EEUU fuese un parque natural, muy bien conservado. Nosotros elegimos alojarnos en el lado canadiense porque es el lado con mejores vistas de las cataratas y el que tiene más hoteles y a mejor precio, aunque cruzamos varias veces de un lado al otro sin problemas.

De hecho, fuimos al lado estadounidense para coger allí el Maid of the Mist (de 10 a 17h), que es un barco que te acerca mucho a las cataratas. La entrada nos costó 17$ (13€) por persona y te incluye un chubasquero, porque acabas chorreando. Si no te importa mojarte, el mejor sitio es en el primer piso del barco (proa y estribor), aunque hay que vigilar con las cámaras y los móviles. Esta es una atracción imprescindible si vais a Niágara, no os podéis perder la experiencia de sentir la fuerza de las cataratas tan de cerca.

DSC_1055 (1)

También podéis entrar en The Cave of the Winds (de 9 a 19:30h). La entrada cuesta 12$ y en esta atracción podréis caminar por unas plataformas de madera que pasan a unos 7 metros de las cataratas, concretamente de la Bridal Veil Falls. ¡Más cerca imposible!.

En Journey behind the Falls podréis pasar por unos túneles que pasan por detrás de las Horseshoe Falls, en el Table Rock (lado canadiense). Vale 16,75$ y funciona todo el año pero de Diciembre a Abril, cierran una parte por mal tiempo y la entrada se reduce a 11,25$.

Otros puntos de interés para ver las vistas son:

Prospect Point & NY State Observation Tower es un parque en el que está el mirador de las cascadas de EEUU. Justo debajo de la torre se coge el barco Maid of the Mist.

DSC_1054 (2)

Goat Island: es una isla que tiene un mirador (Terrapin Point) muy popular desde el que se ven también un poco las cataratas canadienses y las Three Sister Islands.

DSC_1054 (8)
Vistas desde Terrapin Point

Parque Victoria: es un parque natural muy bonito de la zona de EEUU, desde el que se accede a la Goat Island. Merece la pena dar un paseo, sobretodo en otoño, porque las hojas de los árboles se tiñen de todos los colores.

DSC_1109
Parque Victoria

DSC_1111DSC_1054 (7)

Table Rock: es el mirador que más nos gustó. Está en el lado canadiense y como podéis ver en las fotos, ¡es espectacular!

DSC_1105

Skylon Tower: es un mirador de 232 metros de altura y cuya entrada cuesta 13,75 dólares canadienses o si vais a comer 20 DC. Está cerca de Cliffton Hill.

Vimos la puesta de sol y cuando anocheció fuimos a echar unas fotos de las cataratas porque a partir de las 19h las iluminan con luces de colores y ¡es una pasada! Aquí podéis ver algunas fotografías que hicimos con el trípode, porque si no salían movidas:

DSC_1114
Puesta de sol

DSC_1115DSC_1116DSC_1117

Después de ese maravilloso espectáculo fuimos a cenar a Cliffton Hill algo de comida rápida y nos fuimos al hotel para bañarnos en nuestro jacuzzi gigante, que para una vez que lo tenemos, ¡hay que amortizarlo!.

DÍA 5- NUEVA YORK: Downtown, Greenwich Village, Meatpacking District, Chelsea Market y High Elevated Park

DÍA 5- NUEVA YORK: Downtown, Greenwich Village, Meatpacking District, Chelsea Market y High Elevated Park

Elegimos ir a la parte sur de Manhattan entre semana para ver el ajetreo de un día laboral en el distrito financiero. El fin de semana no se puede apreciar igual el ambiente que hay en esa zona: hombres y mujeres de negocios con sus maletas y sus cafés, preparados para comerse el mundo.

 

Ese día nos levantamos temprano, desayunamos en ZABARS como cada día, y cogimos la linea 1 (roja) de metro hasta South ferry (dirección downtown) para coger el ferry gratuito a Staten Island. Y os preguntaréis… ¿Otra vez en barco? Pues sí, como dije en el anterior post: ¡Nunca te cansas de ver las vistas de Nueva York desde cualquier ángulo!. Este fue nuestro recorrido por el Downtown:

 

downtown

 

El ferry es la opción gratuita de ver la Estatua de la Libertad y una parte del skyline de Manhattan si no se puede hacer un crucero. Las vistas son preciosas, aunque la Estatua se ve más de lejos y no se pasa por debajo del Brooklyn Bridge, sólo se ve el skyline con los edificios del distrito financiero. Funciona las 24h, sale cada 15 minutos en hora punta y cada 30 el resto del día, desde el Whitehall Terminal (4 South Street, en el extremo sur de Battery Park). La duración del recorrido es de 25 minutos. Lo mejor es sentarse en el lado derecho en la parte trasera del barco a la ida y en la delantera a la izquierda a la vuelta, para hacer buenas fotografías. Se puede salir al exterior y así evitar los cristales de las ventanas. Sólo hicimos el viaje en ferry, no bajamos a ver Staten Island porque lo que nos interesaba eran las vistas, así que fue rápido.

 

DSC_0790

DSC_0832DSC_0821DSC_0812

La Estatua de la Libertad se inauguró en 1886 y fue un regalo de los franceses para conmemorar los 100 años de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. En 1984 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Mide 93 metros de altura, si contamos la base. Se puede subir al mirador de la corona pero si tenéis pensado hacerlo, deberéis comprar los tickets por internet con semanas de antelación, ya que de lo contrario será imposible (la subida se hace en grupos reducidos). Los barcos salen desde el Castle Clinton en Battery Park y es recomendable acudir muy temprano para evitar colas (barcos de 8:30 a 16:30h – precio 18$).

 

Ellis Island fue la puerta de entrada de los inmigrantes a Estados Unidos entre 1892 y 1954. En 1990 se inauguró el museo de la Inmigración. La entrada vale 24$ y la visita completa al museo suele durar unas 3 horas. Se llega en el mismo barco que te lleva a la Estatua de la Libertad. Nosotros descartamos hacer esta excursión por falta de tiempo, no queríamos perder una mañana entera haciendo cola y ya habíamos hecho fotos a la Estatua desde el crucero y el ferry, que era lo que queríamos.

 

Después del ferry gratuito, serían las 10 de la mañana y fuimos a dar una vuelta por Battery Park. Visitamos el Castle Clinton, que fue un puesto defensivo de artillería en 1807 y el monumento Sphere, en memoria a los fallecidos el 11S. Desde Battery Park se ven unas preciosas vistas de la Estatua de la Libertad y New Jersey.

 

Desde allí fuimos andando hasta el Bowling Green, que fue el primer parque de la ciudad, anteriormente usado como mercado de ganado y para jugar a los bolos. Justo al lado está la escultura de bronce creada por Arturo di Modica: Charging Bull, que es un toro de 3200kg, considerado la mascota de Wall Street.

 

Subiendo por la calle Broadway llegamos a Wall Street, donde pudimos ver:

 

  • Federal Hall (26 Wall st. 9-17h): el edificio dónde está la estatua de George Washington, por ser el lugar en el que juró el cargo de 1er presidente de la nación en 1789.
  • New York stock exchange (20 Broadway st.): la Bolsa de Nueva York. Antes se podía entrar a verla, pero ahora ya no dejan.
  • Trinity Church (Broadway con Wall st./ 7-18h): caracterizada por su estilo gótico y por el cementerio.Es curioso hacerle una foto desde Wall Street porque se ve en medio de los edificios.
  • Federal Reserve Bank (33 Liberty st.): es el banco de los bancos, donde se produce la emisión de $ y guardan el oro internacional.

 

DSC_0890

Después subimos hasta el World Financial Center donde está el One World Trade Center (antes Freedom Tower), que es el edificio más alto de Estados Unidos y el cuarto en el mundo. Fue diseñado por Daniel Libeskind y David Childs y mide 541 metros de altura. Cuando fuimos nosotros no estaba abierto al público, pero a partir del 29 de Mayo de 2015 se puede subir a su mirador situado entre las plantas 100 y 102 (417 metros de altura). El precio de las entradas es de 32$ y es aconsejable reservarlas con tiempo. El horario del observatorio es de 9 a 24h (último acceso a las 23:15) en horario de verano y de 9 a 20h (último acceso a las 19:15) en horario de invierno. https://oneworldobservatory.com/es/

 

También pudimos ver la zona 0 del World Trade Center. Fue muy triste ver los agujeros dónde estaban las torres gemelas… En su lugar han hecho el Memorial 9/11 que consiste en unas grandes piscinas con los nombres de las más de 3000 victimas del atentado terrorista escritas alrededor.. También se puede ver el único árbol que sobrevivió al atentado y podéis visitar el Museo Memorial 9/11, que nosotros no pudimos ver por falta de tiempo. La entrada vale unos 24$ y el horario es de 9 a 20h (con último acceso a las 18h) de domingo a jueves y de 9 a 21h (con última entrada a las 19h) los viernes y sábados. http://www.911memorial.org/

 

Con el corazón encogido, seguimos nuestra ruta por el Downtown subiendo por Broadway hasta la St. Paul’s Chapel (9-18h), que es la iglesia más antigua de Manhattan y fue el refugio de cientos de bomberos y voluntarios que participaron en las tareas de rescate de las víctimas del 11-S, ya que quedó intacta después del atentado.

 

DSC_0929
Después pasamos por el Woolworth Building hasta el City Hall, que es el Ayuntamiento y al lado hay el Palacio de la Justicia. Descansamos un rato en el parque que hay enfrente y buscamos un sitio para comer. Acabamos comiendo un bocata gigante de pastrami en un Subway.

 

Finalmente, nuestra idea era cruzar el puente de Brooklyn andando, que dicen que es una experiencia impresionante, pero estábamos tan agotados que nos fuimos al hotel a echar una pequeña siesta, ya que también teníamos una tarde intensa.

 

Sobre las 17h fuimos al Washington Square Park (metro linea 1, 23th. st.). Aquí se reúnen universitarios y personas que juegan en los tableros de ajedrez que hay en el parque. También tiene una fuente y un arco del Triunfo que sale muchas veces en la serie de TV “Friends”. Aquí empezamos nuestro recorrido friki por Greenwich Village, ¡un barrio que nos encantó!

 

DSC_0946

friki

Fuimos andando a la calle Bedford y en el nº 75 1/2 encontramos la casa más estrecha de Nueva York (2,9m). Después pasamos por el Grove Court (unas casitas con encanto que tienen un jardín) hasta llegar a la famosa casa de “Friends” en la esquina de las calles Bedford y Grove. Después continuamos por Christopher st. (con bares de ambiente) hasta la pastelería Magnolia Bakery (401 Bleecker street), conocida por tener los mejores cupcakes de Nueva York y por salir en la serie de TV “Sexo en Nueva York”. Probamos uno de chocolate y un red velvet y ¡doy fe que están buenísimos!. En la calle de al lado está la casa de Carry, protagonista de la misma serie (66 Perry st.), que cuando fuimos nosotros estaba en obras y tuvimos el placer de conocer a los propietarios, que están un poco cansados de la gente haciéndose fotos en su puerta jajaja.

 

DSC_0960

Seguimos nuestro recorrido por este encantador barrio, que parece más un pueblo, hasta el Jefferson Market Courthouse, el 5º edificio más bonito del país (415 av. of the Americas) y de allí andamos hasta Union Square, dónde podemos encontrar el Coffe Shop (29 Union Square), lugar de reunión de las chicas de Sexo en Nueva York para comer.

 

DSC_1008
Desde aquí continuamos andando hasta el Meatpacking District y el Chelsea Market. Esta zona está muy animada por la noche y tiene muchos restaurantes y bares de moda. El Chelsea Market nos sorprendió gratamente, ya que está bajo tierra y tiene una decoración muy original y moderna. Además, estaba todo decorado de Halloween y las tiendas y bares eran muy molones.

 

Entramos por la 9th con la 15th, lo cruzamos entero y salimos por la 10th con 15-16th porque justo al lado hay un acceso al High Line Elevated Park. Este parque está construido en unas antiguas vías de tren, que pasan entre los edificios, está un poco elevado por lo que las vistas son curiosas y el trayecto ocupa unos 2km.

 

DSC_1053
High Elevated Park
Después de este palizón que nos pegamos, cogimos el metro en Penn St. hasta el hotel y caímos muertos en la cama XD.

DÍA 4- Nueva York: excursión Contrastes, Chinatown y partido NBA

DÍA 4- Nueva York: excursión Contrastes, Chinatown y partido NBA

Reservamos la excursión contrastes en la web New York Metro con anterioridad porque además no había que dejar paga y señal. La escogimos porque era de las pocas que iba a los 4 barrios que nos interesaban: Bronx, Harlem, Queens y Brooklyn. Otras excursiones que vimos sólo iban a 3 barrios y Harlem era otra excursión a parte. Además, estaba muy bien de precio: 59$ por persona, que se tenían que pagar en efectivo el día del tour.

Nos gustó muchísimo esta excursión porque visitas barrios muy distintos y te quedas con una idea más real de Nueva York y sus contrastes. La recomiendo aunque estéis pocos días en Nueva York, porque sólo perderéis una mañana y ¡vale la pena!.

Nos pasó a recoger un autocar-limusina con los cristales tintados a las 9 de la mañana frente al hotel Row, cerca de Times Square. Íbamos con un guía de habla hispana y unas 15 personas más. La excursión duró unas 5 horas y nos dejó en Chinatown.

DSC_0640
Empezamos el tour dirigiéndonos al barrio de Harlem. El guía era muy simpático e iba poniendo música acorde con lo que explicaba para hacerlo más divertido. Pasamos con el bus por delante de las casas Brown Stone, el Teatro Apollo y nos bajamos en la catedral de San Juan el Divino. Nos bajamos para hacerle fotos y después nos bajamos también en la iglesia Riverside Church, desde donde fuimos andando al Mausoleo del General Ulisses Grant.

Después nos dirigimos al Bronx pasando por la calle 125th (el corazón de Harlem) y por el puente George Washington. Llegamos al estadio de los Yankees y paramos una media hora para hacer fotos, comprar una pelota de béisbol y tomar algo. Continuamos nuestra ruta por el Bronx pasando por la comisaría de policía “Forth Apache”, los Juzgados y la parte sur, que se supone que es la peor zona, aunque nosotros no vimos muchas pandillas ni gente con malas pintas. También pasamos por avenidas comerciales importantes como Gran Concourse y Westchester y nos paramos a hacer fotos en la zona de grafittis o murales (Grafitti de Big Pun). Este barrio ya no es tan peligroso como antes y hay gente que lo hace por libre, pero a nosotros nos iba mejor una excursión por todos los barrios para hacernos una idea de cada uno, ya que no teníamos mucho tiempo.

DSC_0667
Seguidamente pasamos por el puente colgante de Whitestone y vimos las mansiones de Queens. Impresionan mucho después de haber visto un barrio tan pobre antes, me recordaban a las casas residenciales de la serie “Mujeres Desesperadas”, con los jardines decorados de Haloween y los cochazos en la puerta.

Continuamos el tour pasando por delante del Estadio del US OPEN de Tennis y del Estadio de los Mets y paramos en el Museo de Arte Moderno de Queens, dónde visitamos el parque Flushing Meadows Corona. Este parque fue la sede de la Exposición Universal en 1964, que no tuvo mucho éxito. El símbolo de esta exposición fue la Unisphere, una escultura de un Globo Terráqueo de acero de 42 metros de altura. También se pueden ver las 3 torres de observación en forma de platillos que fueron usadas en la película “Men in Black”.

DSC_0688
20141013_125322
Por último, visitamos el barrio de Williamsburg (en Brooklyn) dónde vimos la concentración más grande de judíos ortodoxos de los Estados Unidos. Dimos una vuelta a pie por el barrio y nos impresionó bastante lo grande que era y sus tradiciones. Compramos unos dulces de canela típicos en una pastelería y finalmente, nos fuimos a la zona DUMBO (Down Under Manhattan Bridge Overpass). Desde aquí se pueden hacer unas fotografías impresionantes del puente de Brooklyn y el skyline de Manhattan desde una especie de playas ¡tiene que ser precioso ver la puesta de sol desde aquí!.

DSC_0690
DSC_0701DSC_0710

No pudimos cruzar el puente de Brooklyn andando, pero sí en el autocar, que nos dejó en Chinatown (Canal St.) al finalizar el tour sobre las 14h. Vimos algunas calles del barrio chino (las adyacentes a Mott st.) llenas de restaurantes y tiendas asiáticas. La calle Doyers era conocida como “la Esquina Sangrienta” por enfrentamientos entre bandas rivales de la mafia (las Tongs) y en el nº 64b de Mott st. hay un templo budista. También es conocido el Columbus Park. Este es el recorrido que hicimos:

chinatown

DSC_0717

Pasamos por Little Italy, que ya sólo son las calles Mulberry y Grand. Antes era un barrio más grande, pero la extensión del barrio chino hizo que ya sólo queden 2 calles con restaurantes italianos. Nos compramos unas porciones de pizza para llevar y en una pastelería compramos unos cannolis, que son unos dulces típicos.

DSC_0723
Nos lo llevamos al Soho para comer haciendo cola para entrar al Bar Central Perk de la serie de TV “Friends”. Tuvimos suerte y justo coincidió que ese año celebraban los 20 años de la serie y abrieron durante 1 mes una reproducción del bar con el auténtico sofá naranja, en el que podías hacerte fotos, tomar un café gratis y ver un pequeño museo con objetos de la serie. El bar estaba en el 199 de Lafayette st y la cola de 4 horas daba la vuelta a 2 manzanas de calles, pero ¡mereció la pena!

DSC_0761
Central Perk, el bar de Friends

Justo cerca de allí está Eileen’s special cheesecake (17 cleveland pl. con Kenmar St.), dónde están las mejores tartas de queso de Nueva York. ¡No os podéis ir sin probarlas!

DSC_0729

El barrio del Soho se caracteriza sus edificios de hierro colado, como el Single Building. Los más famosos son el King y la Queen en Green St. También destaca la Old St. Patrick’s Cathedral, en el nº 263 de Mulberry st. (8-12 y 15:30-18h ju-ma).

Otros barrios interesantes son Nolita y Tribeca, si se tiene tiempo, pero después de pasar la tarde haciendo cola, casi llegábamos tarde al partido de la NBA, que era a las 19:30. Así que cogimos el metro y nos bajamos en Penn Station, donde está el famoso estadio Madison Square Garden. Las entradas las habíamos comprado con anterioridad en la web www.stubhub.com. Fuimos a ver un partido entre los New York Knicks y los Toronto Raptors por 80€ por persona (estaba en oferta), en la fila 10, justo detrás de la canasta. La verdad es que fue una experiencia genial, a pesar de ser un partido amistoso. Nos compramos una camiseta y una mano gigante y ¡disfrutamos del show! Salieron las cheerleaders y vimos a los jugadores muy de cerca, además era la noche latina y había un dj que ponía música. También hicieron concursos de tiros libres y todo lo que se suele ver por la TV.

DSC_0775

20141013_215455

Si estáis interesados en ir a un partido de la NBA, teneís que mirar con tiempo que os coincida con la temporada. En Agosto no suelen hacer ninguno y a veces los Knicks juegan fuera, por lo que si váis pocos días a Nueva York, mirad primero que os coincida con algún partido en casa. En su página web o en la del Madison Square Garden lo suelen anunciar con tiempo. Si no, también podéis intentar ver uno de béisbol, aunque creo que son un poco más aburridos.

Cenamos un perrito caliente viendo el partido y al salir, nos fuimos agotados al hotel, después de haber pasado un día impresionante.

DÍA 3- NUEVA YORK: Misa Gospel, Central Park y Crucero por el río Hudson al atardecer

DÍA 3- NUEVA YORK: Misa Gospel, Central Park y Crucero por el río Hudson al atardecer

Ese domingo teníamos pensado ir a ver una Misa Gospel en Harlem por nuestra cuenta, así que nos levantamos muy pronto (a las 6 de la mañana) para desayunar en ZABARS unos bagels y poder llegar a la misa de las 8, que era la primera.

Fuimos a la Bethel Gospel Assambly (26 120th, metro 116 st) por ser una de las más recomendadas en foros. También recomendaban otras iglesias, pero las demás hacían la misa a las 11 y nosotros preferimos ir antes para aprovechar el día. La iglesia es bastante grande y se encuentra fácilmente, comparada con otras que habíamos ido encontrando por el camino.

20141012_101340

Nada más llegar nos recibieron muy bien y nos preguntaron de dónde éramos y cómo los habíamos conocido. Después nos acomodaron en unos bancos junto con los demás feligreses. De pronto, un hombre empezó a hablar por el micro sobre Dios de forma muy emotiva y la gente de la misa respondía con gritos de euforia. Entonces, empezaron a cantar y a bailar y se nos pusieron los pelos de punta de la emoción. La realidad es mucho más impresionante que en las películas, se nota que lo sienten y lo dan todo para demostrar su fe.

Después siguieron intercalando canciones con discursos y bailes (tipo Fama). La parte más emotiva fue cuando nos pidieron a los turistas que nos pusiéramos de pie y de golpe se giraron todos hacia nosotros y empezaron a cantarnos una canción para darnos la bienvenida mientras los feligreses vinieron a darnos la mano y a saludarnos, fue muy bonito por su parte. La misa duró unas 3 horas pero si te querías ir antes no te decían nada. Nosotros después de ese recibimiento no quisimos irnos.

Esta parroquia no me pareció tan turística como las que te llevan en las excursiones (por comentarios que he leído de otros viajeros) y tienen el detalle de no obligarte a dar una donación, de hecho a los turistas no nos daban ni el sobre para donar, sólo se lo daban a la gente que iba habitualmente. En fin, ¡una experiencia que no os debéis perder! La única pena es no haberlo podido grabar porque estaba prohibido.

Después, sobre las 11h nos fuimos a Central Park. Entramos a la altura del Museo de Historia Natural porque queríamos ver la parte sur del parque. Así de paso vimos el museo por fuera y los esqueletos de dinosaurio que hay nada más entrar, ya que no teníamos tiempo de verlo por dentro. Aunque si queréis entrar, tanto en este museo como en el Metropolitan (que está justo cruzando al otro lado del parque), podéis pagar la entrada que vosotros estiméis conveniente. Ellos te sugieren un precio pero es voluntario, según lo que puedas o quieras pagar.

DSC_0349
Museo de Historia Natural
Central Park es el parque urbano más grande de nueva York, mide más de 4 km de largo y 800 metros de ancho. Abre de 6 de la mañana hasta la 1 de la madrugada. La entrada es gratuita y si queréis más información sobre los eventos que hay en el parque, esta es su web: http://www.centralpark.com/.

central park

Lo primero que vimos al entrar en Central Park fue el Castillo de Belvedere, no nos costó mucho encontrarlo porque hay bastantes mapas. Desde arriba del castillo se ven unas vistas muy bonitas del Turtle Pond y de la parte norte del parque. Después fuimos andando hacia abajo donde estaba The Lake y lo bordeamos. Realmente da la sensación de que vas andando por un bosque, ¡no parece que estés en medio de Nueva York! Mucha gente subía en barquitas de remos en el lago y la verdad es que tuvimos mucha suerte porque hacía muy buen día.

DSC_0363
Turtle Pond
DSC_0373
The Lake
Llegamos a Strawberry Fields, la zona central de Central Park en la que hay un mosaico con la palabra “Imagine” en memoria de John Lennon, que fue asesinado en las proximidades del parque. Su casa está justo enfrente, en el edificio Dakota. En esta zona había mucha gente haciéndose fotos y también había músicos callejeros tocando canciones de los Beatles.

Después fuimos hasta Bethesda Fountain (una plaza grande con una fuente). Seguimos caminando hasta un estanque pequeño, que es donde se ponen a jugar con los barquitos teledirigidos (seguro que os suena porque sale en muchas películas) y también pasamos por un restaurante donde justo al lado se alquilan las barcas de remos (The Loeb Boat House). Muy cerca está la estatua de Alicia en el País de las Maravillas, que apenas se veía porque estaba llena de niños trepando por encima.

DSC_0413
Alice in Wonderland
Desandamos un poco el camino que habíamos hecho porque queríamos ir a The Mall, un famoso paseo de olmos, lleno de bancos que seguro que también os suena de algunas películas. Igual que la esplanada de hierba Sheep Meadow, donde la gente se tumba a tomar el sol, hace picnics, juega a pelota y disfruta de las maravillosas vistas de la ciudad desde un oasis de naturaleza (esta zona fue mi preferida del parque). En un principio dijimos de alquilar bicicletas por Central Park pero yo estaba bastante cansada, así que me quedé recuperando fuerzas en Sheep Meadows mientras mi pareja se fue a hacer running por Central Park, porque le hacía ilusión. La verdad es que veías un montón de gente corriendo, en bici, patines e incluso en carruajes de caballos.

DSC_0429
Sheep Meadow
Como ya era mediodía y estábamos hambrientos, nos dirigimos a la salida sur del parque, pasando por el Gran Carousel. En esta zona también está el zoo, otro lago que se llama The Pond o el Wollman Rink, que es donde ponen la pista de patinaje sobre hielo en Navidad.

En el extremo sur izquierdo del parque podréis ver la Columbus Circle, una plaza donde hay una estatua de Colón y la estación de metro 59st.

Nos habían recomendado un restaurante que es famoso por su sandwitch gigante de pastrami y su tarta de queso, pero cuando llegamos había una cola que rodeaba la manzana. Se llama Carnegie Deli porque está al lado del Carnegie Hall (854 7th Ave, entre las calles 54 y 55). Seguro que la comida estaba riquísima pero no podíamos esperar, así que nos comimos un sandwitch de pastrami en el bar de al lado, que a mi me supo un poco a mortadela, pero nos sirvió para saciar nuestra curiosidad.

DSC_0446

Después de pasar por el hotel para ducharnos y descansar un poco, nos fuimos al muelle 78, a coger un crucero por el rio Hudson mientras atardecía. Nos bajamos en la parada de metro 34st – Penn Station y fuimos andando hasta el muelle. De camino vimos a un montón de gente disfrazada que volvía de la ComicCon, cuyo recinto estaba muy cerca de allí.

Para el crucero, ya habíamos cogido las entradas previamente por internet en la página de Go Select www.smartdestinations.com. En teoría había que reservar el horario con anterioridad, pero tuvimos suerte y aún quedaban plazas libres para el Midtown Cruise de las 18h, justo el que queríamos. De este modo pudimos ver, a la ida, la Estatua de la Libertad y el skyline de Manhattan de día, mientras atardecía y a la vuelta lo vimos de noche iluminado. ¡Fue impresionante! Nos sentamos en la parte de alante del barco a la derecha, pero podías levantarte y salir fuera cuando quisieras si te molestaba el cristal de las ventanas para hacer fotografías. Además, el precio incluía una guía en inglés, que nos iba explicando lo que íbamos viendo. Creo que es una experiencia imprescindible, nunca te cansas de ver las vistas de la ciudad de Nueva York desde todos los ángulos posibles.

DSC_0471DSC_0508

El crucero duró 1 hora y media aproximadamente porque recorría sólo la parte sur de Manhattan, no daba toda la vuelta a la isla, pero pasaba por los sitios más emblemáticos: la Estatua de la Libertad, el puente de Brooklyn, los edificios de la zona financiera, etc.

DSC_0472

DCIM100GOPRO

DSC_0557

DSC_0565

Al volver ya era de noche y no vimos ningún autobús, así que decidimos ir andando al metro, tal y como habíamos hecho a la ida. Eran unas cuantas manzanas, pero no lo recomiendo porque de noche pasar por un polígono deshabitado da un poco de miedo. Pasamos por debajo de un puente donde había varias personas con mala pinta, que no nos hicieron nada pero pasamos un mal rato. Así que casi mejor coger un taxi si vais de noche por esa zona. De día hay autobuses, así que no hay problema.

Finalmente llegamos a Times Square, dimos una vuelta por las tiendas y nos fuimos al hotel a cenar unas ensaladas que habíamos comprado en un Deli.

DÍA 2 – NUEVA YORK: Midtown, TOR y Musical Rey León

DÍA 2 – NUEVA YORK: Midtown, TOR y Musical Rey León

Con las fuerzas recuperadas, nos fuimos en busca de un sitio para desayunar. Al lado del hotel, hay una cadena que se llama ZABARS que tiene cafetería y supermercado y puedes comprar comida para llevar. Nos fue muy bien porque desayunábamos unos baggels allí y algunos días comprábamos bandejas de ensalada y fruta para cenar.

Después fuimos en metro hasta la parada 5ª av. con 59 street de la linea amarilla (N Q R), haciendo transbordo en Times Square. La idea era recorrer la 5a avenida des del hotel Plaza para ir viendo las tiendas con calma, ya que el día anterior sólo les echamos un vistado general. Este fue el recorrido:

times square
Fuimos a ver la tienda de Apple y Fao Swartz, que están en frente del hotel Plaza. Todas las tiendas son enormes, edificios enteros de varias plantas en las que te pierdes por dentro. La juguetería Fao Swartz me gustó especialmente porque tiene el piano gigante de la película Big (de Tom Hanks) y puedes hacerte fotos gratis mientras lo tocas con los pies.

DSC_0115
Hotel Plaza y tienda Apple

DSC_0104

DSC_0127
Disfrutando como una niña en el Big Piano
Después entramos en Tiffany’s y quedamos cegados ante el brillo de tanto diamante. En esta tienda está el diamante amarillo que usó Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes.

Seguimos bajando por la 5a avenida viendo los escaparates de las marcas más exclusivas y pasamos otra vez por el MOMA, la iglesia de St. Patrick y el Rockefeller Center. Como ya los habíamos visto el día anterior, sólo nos paramos para reservar hora para subir al mirador del Top of the Rock a las 18h (para ver la puesta de sol).

empire state

Después pasamos por la tienda de la NBA, el hotel Waldorf Astoria y el Metlife building (éste último es curioso verlo desde Park Avenue porque está en medio de la carretera).

DSC_0170
Metlife Building
DSC_0172
Hotel Waldorf Astoria
Finalmente llegamos a la estación de trenes Grand Central Terminal (escenario de muchas películas) y justo al lado está el edificio Chrysler, para mi uno de los más bonitos de la ciudad. Este edificio fue financiado por el dueño de la empresa de automóviles Chrysler, que incluyó en él motivos automovilísticos como las águilas de Chrysler, tapacubos y radiadores de automóviles. Este rascacielos es emblemático por su estilo Art Decó y porque se construyó en un tiempo récord de 18 meses sin que nadie sufriera un accidente mortal. Su cúpula fue construída en el más estricto secreto dentro del edificio y en tan sólo 2 horas la colocaron, alcanzando el edificio Chrysler los 319 metros de altura y logrando ser el edifcio más alto de Nueva York durante 11 meses (actualmente ocupa el 3er puesto).

En la 5 avenida, entre las calles 33 y 34, encontramos a otro de los edificios más importantes de Nueva York, el Empire State. Éste no nos gustó tanto como el Chrysler, aunque de noche gana cuando lo iluminan. Con sus 102 plantas y su 443 metros de altura (incluída la antena), es el segundo rascacielos más alto de Nueva York, después de la Freedom Tower. Fue el rascacielos más alto del mundo desde 1931 hasta 1972 y se construyó en un tiempo récord (410 días). Al principio lo llamaban el edificio vacío y casi quiebra si no fuera por lo recaudado por el mirador. Dispone de 2 miradores, uno en la planta 86 (29$) y otro en la 102 (suplemento de 15$) y su ascensor sube a 305 metros por minuto. Su horario es de 8h de la mañana a 1:15 de la noche, pero se recomienda ir muy pronto porque hay muchísima cola.

DSC_0204
Como ya he explicado anteriormente, nosotros decidimos subir sólo al mirador del Top of the Rock para no perder tanto tiempo haciendo colas. Igualmente, no íbamos a entrar a ver museos, ya que sólo teníamos 4 días y medio para ver Nueva York y dábamos prioridad a otras cosas.

Como ya empezábamos a tener hambre, fuimos al Madison Square Park a comernos una hamburguesa en el famoso Shake Shack y la verdad es que estaba buenísima y muy económica. Este restaurante es más bien un puestecito con una terraza al aire libre y se forma bastante cola de gente, pero atienden rápido, así que no hay que esperar demasiado.

DSC_0219

En este parque fue cuando vimos ardillas por primera vez y después no paramos de verlas durante todo el viaje:

DSC_0241

Al lado de este parque estaba el famoso Flatiron Building o el edificio plancha, otro de mis favoritos. Es característico por su forma triangular: su extremo redondeado tiene sólo 2 metros de ancho, con 25 grados de ángulo. En 1902 se convirtió en el edificio más alto del mundo con 22 plantas y 87 metros de altura.

DSC_0221
Como se acercaban la hora de subir al mirador Top of the Rock, retrocedimos sobre nuestro pasos hasta llegar al Rockefeller Center. Allí entramos con nuestra entrada del Go Select sin hacer colas y como teníamos reservada la hora, sólo tuvimos que pasar el control de seguridad.

A las 18:10 ya estabamos arriba y fue perfecto porque aún era de día y al poco pudimos presenciar una espectacular puesta de sol y como poco a poco se iban iluminando los edificios hasta que se hizo de noche. Las vistas, como podéis ver, son impagables (se ve todo Central Park, el Empire State, el rio Hudson y casi toda la Gran Manzana). Este mirador dispone de 3 niveles entre las plantas 67 y la 70, aunque recomiendo hacer fotos desde la de más arriba porque no tiene cristal. Lo malo es que se abarrota de gente a esta hora, por eso es mejor llegar un poco antes y coger un buen sitio.

No sé como son las vistas desde el Empire State, seguramente también serán impresionantes porque además es más alto, pero yo no me arrepiento de haber escogido el Top of the Rock para nada.

DSC_0275
Vistas de Central Park

DSC_0302DSC_0299DSC_0321

Cuando salimos del mirador, nos fuimos andando hasta Times Square porque teníamos entradas para ver el musical del Rey León a las 20h en el Minskoff Theatre (1515 Broadway). Las cogimos en la web www.newyork60.com por 110€ por persona. En esta web tu no ves los asientos que coges, pero ellos te aseguran que son los mejores disponibles para ese día y por el mismo precio que costaba sentarse en la parte de atrás del todo del Mezzanine, a nosotros nos dieron asientos centrados en platea (Orchestra U 122-123). Te dicen tus asientos asignados unos días después de pagar las entradas pero si no estás de acuerdo, te devuelven el dinero o los puedes cambiar.

Estamos muy contentos con los asientos que nos tocaron y el musical fue espectacular, el mejor que he visto. Sólo con la primera canción se me puso la piel de gallina, tanto la música como la escenografía fue impresionante, lo recomiendo de verdad. La obra dura 2:45h con un descanso a la mitad.

Cuando salimos fuimos a comernos un cheesecake en Junior’s (muy rico), que está justo al lado del teatro Minskoff y después de disfrutar un poco de Times Square de noche, nos fuimos al hotel a dormir, que había sido un largo día.

DÍA 1 – VUELO BARCELONA – NUEVA YORK

DÍA 1 – VUELO BARCELONA – NUEVA YORK

Empezamos nuestra aventura en el aeropuerto de Barcelona. Nuestro vuelo salía a las 10 am y llegaba al JFK de Nueva York a las 12:50 am. No es que nuestro vuelo durara sólo 3 horas, es que en Nueva York son 6 horas menos en verano (5 en invierno), así que aunque el vuelo durase 9 horas, llegábamos antes y teníamos esa tarde para empezar a ver la ciudad.

Como he comentado en la preparación del viaje, volamos con US Airways (operado por American Airlines) y el vuelo nos costó 500€ por persona sin escalas. La idea era entrar por Nueva York y salir por Miami, así nos ahorrábamos el volar otra vez a Nueva York.

El primer día del viaje tuvimos mala suerte, ya que nos tocó un registro de maletas adicional con cacheo incluido! Se ve que lo hacen a suertes y nosotros fuimos los afortunados. Además, nos tocó en asientos separados en el avión, cada uno sentado en una fila de 3 y en el medio de 2 personas… que cada vez que queríamos levantarnos para ir al baño teníamos que despertarlos. Y si ya es aburrido un viaje de 9 horas sin tener a nadie con quien hablar, súmale el hecho de que no teníamos ni pantallita para ver películas. Había 3 televisores en todo el avión y ponían la misma película para todo el mundo, que si no tenías cascos no la escuchabas. ¡Menos mal que llevábamos libros y dormidinas! La comida que nos sirvieron no estaba mal al menos…

En fin, después de un laargo viaje llegamos por fin a nuestro destino. En el control de aduana no tuvimos ningún problema y fue bastante rápido, de hecho no nos pidieron ni la referencia del ESTA. Para ir del aeropuerto JKF a nuestro hotel en versión low-cost, cogimos el Air Train (5$) hasta la parada de metro Howard Beach (línea A). De aquí teníamos que ir hasta 59th street y hacer trasbordo a la línea 1 hasta la 79th street. Cada viaje en metro cuesta 2,5$, así que nosotros decidimos que la Metrocard ilimitada de 7 días nos saldría más a cuenta (30$ por persona) y la verdad es que la amortizamos.

airtrain
Nuestro hotel era el Riverside Tower Hotel. La verdad es que no esperábamos gran cosa porque lo cogimos por ser de los más baratos con baño privado en Manhattan y en las fotos parecía un cuchitril. Luego al llegar vimos que no estaba tan mal como pensábamos. Nos tocó una habitación que parecía reformada, aunque sí que es verdad que era muy pequeña y en general se veía el mobiliario viejo (el ascensor sobretodo), pero estaba todo limpio y ¡teníamos hasta microondas y nevera en la habitación! ¿Qué más se puede pedir si sólo íbamos a utilizarla para dormir y ducharnos?

La zona dónde se encuentra el hotel (West Riverside) era muy agradable y segura, teníamos restaurantes y supermercados cerca, el central park a 2 manzanas y el metro de la línea 1 (roja) al lado, por lo que estaba muy bien comunicado, en 5 paradas estábamos en Times Square. Nos costó 100€ la noche, que para ser Manhattan era barato.

hotel

Una vez dejamos las maletas, como ya habíamos comido en el avión, nos fuimos directos a Times Square. Me impresionó mucho más de lo que pensaba, con todas las luces y pantallas gigantes, los teatros, las tiendas inmensas y tantísima gente abarrotando la calle. Por muchas películas que hayas visto, no pueden reflejar la realidad que sientes cuando estás allí. ¡Y eso que era de día! De noche todavía es mucho más impactante, nos recordó mucho al barrio de Shibuya en Tokyo.

DSC_0007
En Times Square podemos encontrar:

  • El edificio del New York Times (aquí ponen la bola de cristal que baja en Fin de Año).
  • Una tienda enorme de Toys’r’us que tiene una noria de 18 metros en su interior (no perderse la sección Lego). Y otras tiendas como la de Disney o la de los M&M’s que también son dignas de ver.
  • Los estudios de la MTV (de lunes a viernes a las 15h la gente va a ver los programas que hacen en la 2a planta).
  • Duffy square, con la estatua de George M. Cohan (actor y escritor). Aquí también está el TKTS, donde se compran entradas para algunas obras de teatro rebajadas para el mismo día.
  • Hay una cámara que graba a la gente de la calle y luego lo ponen en una de las pantallas, pero nosotros no la vimos.
  • Teatros como New Victory, New Amsterdam o Lyceum Theater (el más antiguo).

DSC_0599
Times Square

DSC_0088DSC_0089

No quisimos entretenernos mirando tiendas, porque sabíamos que pasaríamos por allí más veces, así que nos fuimos andando hasta Bryant Park, que desgraciadamente estaba en obras. Entramos en la Biblioteca Pública que está justo en frente del parque y es muy bonita y enorme. ¡Qué diferencia con la biblioteca de mi barrio!

DSC_0198DSC_0027

Después paseamos por la 5a avenida hacia arriba, pasando por la tienda de la NBA, la iglesia de St. Patrick (muy bonita pero también estaba en obras) hasta llegar a la Rockefeller Plaza. Nos gustó mucho porque ya habían puesto la pista de hielo y había gente patinando. El Rockefeller center es un complejo de 19 edicios comerciales construido por la familia Rockefeller. Tiene un diseño art decó y es considerado un monumento histórico nacional. Dentro está la NBC, el Radio City Music Hall y el Top of the Rock (un mirador de 259 metros de altura).

DSC_0036

DSC_0067
Iglesia de St. Patrick
DSC_0055
Top of the Rock, NBC Studios y Radio City Music Hall
DSC_0050
Rockefeller Plaza
DSC_0158
Edificio Rockefeller
Intentamos subir al mirador, del cual ya habíamos comprado la entrada por internet con Go Select porque nos salía más barato y nos ahorrábamos la cola (si la compras allí son 29$). Sin embargo, había que pedir hora y nos daban para las 20h de la noche. Nosotros queríamos subir a las 18h porque así veríamos la puesta de sol, así que decidimos ir otro día. Elegimos este mirador en lugar del Empire State porque desde aquí se ven las vistas del Central Park y también ves el Empire, que es la gracia. Dispone de 3 niveles entre las plantas 67 y 70 y en la última planta no hay cristal ni reja, así que las fotos salen perfectas.

En esta página podréis consultar el horario de salida y puesta de sol de cada día: http://www.web-calendar.org/es/world/north-america/united-states/new-york-city–ny?menu=sun

Después del bajón de no poder subir al mirador, decidimos ahogar las penas comiendo en uno de los puestecitos de la calle, pero creo que nos timó porque nos salió por unos 17$ sólo 2 hot dogs, 1 pretzel y una botella de agua.

DSC_0084DSC_0079

Teníamos la intención de entrar visitar el MOMA ya que los viernes por la tarde es el único día que es gratis, pero estábamos muy cansados del vuelo y cuando vimos la cola que había para entrar, decidimos ir al hotel a descansar y recuperar fuerzas para ver más cosas al día siguiente.

DSC_0077
Saint Thomas Church (5a Avenida)