3 días en Luxemburgo ciudad

3 días en Luxemburgo ciudad

Luxemburgo es un país pequeño pero con muchas cosas por ofrecer: arte, cultura, pueblos preciosos, castillos, parques naturales… pero en esta ocasión quisimos centrarnos en su capital, la ciudad de Luxemburgo, y dejar los alrededores para otra ocasión.

La gente suele dedicar 1 día o menos en visitarla, pero era la primera escapada europea de nuestro bebé y queríamos disfrutarla sin prisas. Así que decidimos pasar 3 noches ¡y no nos arrepentimos porque tiene muchos rinconcitos por ver!

El Gran Ducado de Luxemburgo fue invadido en numerosas ocasiones hasta que se asoció con Bélgica y Holanda firmando el tratado de Benelux. Fue miembro fundador de la Comunidad Europea y sede del Parlamento Europeo hasta 1989. Actualmente es uno de los países más ricos del mundo a pesar de su reducido tamaño (2586km²) y tener solamente una población de medio millón de habitantes.

Idioma, moneda y clima

En Luxemburgo se habla el francés, el aleman y el luxemburgués. El idioma que más escuchamos y vimos en los restaurantes fue el francés, pero mucha gente también habla inglés y español porque es un país multicultural, con más de 170 nacionalidades.

La moneda es el euro y el clima suele ser templado, más fresco que en España. ¡Aunque justo los días que fuimos nosotros llegamos a los 30ºC y pasamos muchísima calor!

Vuelo

En un principio cogimos el vuelo con Ryanair por 90€ ida y vuelta. Sin embargo, por culpa de la huelga nos cancelaron el vuelo de vuelta con solo 7 días de antelación. Como no nos pudieron reubicar, tuvimos que comprar otro vuelo con Luxair que era bastante más caro… Hemos reclamado a Ryanair una indemnización por avisarnos con menos de 15 días y estamos esperando su respuesta.

Así que al final salimos el 22 de julio a las 13h y volvimos el 25 de julio a las 12:30h (2 horas de trayecto).

Con Ryanair el vuelo se retrasó 1 hora y fuimos bastante incómodos. En cambio con Luxair fue todo muy bien, ¡nos dieron un aperitivo y todo! El avión era pequeñito, ¡de los de hélice! Y Pol en los 2 vuelos se portó genial, ¡quedándose dormido casi todo el trayecto! Iba sentado encima mío con un cinturón especial.

Consejos para volar con bebés:

  • Hay un filtro especial para familias, así no tenéis que hacer tanta cola.
  • Se puede llevar una botella de agua grande si decís que es para el bebé.
  • El cochecito se puede llevar hasta la puerta del avión. Allí te lo guardan en la bodega como si lo hubierais facturado pero gratis.
  • La mayoría de compañías dejan facturar gratis otra cosa, como la silla del coche, una cuna plegable, etc.
  • Además, podéis llevar un bolso con las cosas del bebé en el avión (por ejemplo el del carro).
  • Para que no le afecten los cambios de presión es recomendable dar chupete o pecho al aterrizar y despegar.
  • Los vuelos largos es mejor que sean en horario nocturno para que el bebé vaya dormido.

Transporte del aeropuerto al centro

¡Lo bueno de que Luxemburgo sea un país pequeño es que todo está cerca! El aeropuerto está a solo 7km del centro y hay varios buses que te llevan en 15 minutos.

Para ir a nuestro hotel, cogimos el bus 29 fuera de la terminal y nos bajamos en la parada Verlorenkost, Al Molkerei (dirección Gare Centrale). El billete cuesta 2€ por persona, pero si tenéis la Luxembourg Card es gratuito.

Luxembourg Card

Sale muy a cuenta porque tendréis el transporte público gratuito para desplazaros por todo el país y más de 60 museos y atracciones turísticas gratis o con descuento.

Hay de 1, 2 o 3 días y puede ser individual o por grupos. Podéis consultar los precios y todo lo que entra en la web de Visit Luxembourg.

Hotel

Nos alojamos 3 noches en Novotel Luxembourg Centre, que está muy bien ubicado a 10 minutos andando del casco antiguo de la ciudad (35 rue du Laboratoire). Se atraviesa el puente Passerelle para llegar a la Catedral o se coge una rampa antes del puente para bajar al Grund y el Valle de Pétrusse. Hay una parada del bus del aeropuerto (29) al lado.

El hotel es muy familiar y tienen un restaurante con terraza y sala de fitness. Además, los recepcionistas son majísimos, te ayudan en todo y varios hablan español.

Las habitaciones son grandes, limpias y están muy bien insonorizadas (¡importante si viajáis con un bebé! jajaja). Tienen baño privado, TV, nevera, caja fuerte, aire acondicionado, sofá y wifi gratuito. ¡Y las camas son comodísimas! ¡Dormimos genial!

             

Pero sin duda a mi me conquistaron con su desayuno: zumo de naranja natural, máquina de gofres y tortitas, bollería, nutela, crema de cacahuete, fruta, cereales y también muchas opciones saladas:

¡Así que os recomendamos este hotel 100% si vais a Luxemburgo! Tenéis 15€ de descuento en Booking si lo reserváis a través del enlace de nuestro blog.

Itinerario Luxemburgo

Nosotros hicimos este itinerario en 3 días porque al ir con un bebé vamos más lentos, pero se puede hacer en 2 (uno ver la parte alta y el otro la baja). Si sólo tenéis 1 día, os recomendamos que hagáis el Wenzel Circular Walk, que pasa por todos los puntos más importantes de la ciudad siguiendo las indicaciones que iréis viendo o también lo podéis hacer con visita guiada (2,5h).

Día 1: ¿Qué ver en la parte alta?

  • Le Chemin de la Corniche: es un paseo o mirador con unas vistas increíbles del barrio del Grund. El centro histórico de la ciudad se divide en la parte baja y la parte alta, así que hay muchos sitios con unas vistas impresionantes, ¡pero este es el mejor! ¡Por algo se le conoce como el balcón más bonito de Europa! Pasa por arriba de las murallas hasta las Casamatas de Bock.

  • En este paseo también se encuentra el Museo de Historia de la ciudad de Luxemburgo. Abierto de 10-18h todos los días menos los jueves (de 10-20h) y los lunes (que está cerrado). La entrada cuesta 5€, aunque los jueves de 18-20h es gratis y con la Luxembourg Card también.
  • También se encuentra la Iglesia de San Miguel, que es la más antigua.

Y ahora os vamos a contar un secreto: en la Ciudad de la Justicia hay un ascensor que conecta la parte alta con el Grund, para no tener que subir andando (cosa que se agradece cuando vas con carrito). Pues si bajáis en el piso que pone -4 Parking y giráis a la derecha al salir, ¡encontraréis mejores vistas incluso que desde el paseo de la Corniche!

  • Casamatas de Bock: al final de la Corniche encontraremos la entrada a este laberinto de túneles que forman una fortaleza dentro de la roca. La entrada cuesta 6€ los adultos y 3€ los niños, aunque es gratis con la Luxembourg Card. Están cerradas de noviembre a febrero, aquí podéis consultar los horarios según la época del año. Si vais con cochecito de bebé, hay una rampa para entrar y lo podéis dejar enfrente de las taquillas, que ellos os lo vigilan. Dentro de las casamatas tendréis que llevar al niño con la mochila porque hay escaleras y pasajes estrechos.

En el s.X el conde Sigefroi erigió el primer castillo condal en el promontorio del “Bock” y posteriormente las galerías subterráneas se fueron ampliando para usarlas como defensa militar de la ciudad. Debido a esto, la ciudad de Luxemburgo era conocida como “La Gibraltar del Norte”. Las casamatas de Bock y las de Pétrusse sirvieron de refugio a 35000 personas durante las dos guerras mundiales ¡llegaron a hacer 23km de largo!

En las casamatas de Bock podréis visitar la cripta arqueológica, el torreón del antiguo castillo desde el que se ven unas vistas espectaculares de la ciudad, el pozo del castillo de 47 metros de profundidad, cámaras con cañones y troneras o una galería de minas.

Vistas desde las casamatas
  • Puerta de las Tres Torres y la torre española: subiendo un poco encontraréis esta puerta que formaba parte de la fortaleza de la ciudad y un mirador presidido por la torre española con bonitas vistas.
Torre española

Tres torres

  • Museo Nacional de Historia del Arte: entrando por la puerta de las Tres Torres llegaremos a este museo.Abierto de 10-18h todos los días menos los jueves (de 10-20h) y los lunes (que está cerrado). Gratis con la Luxembourg Card.

Aquí nosotros aprovechamos para comer en el Bistro Art Scene (tenéis más información en el apartado “¿dónde comer en Luxemburgo?” que está más abajo).

  • Gran Palacio Ducal: si seguimos caminando encontraremos una preciosa plaza con restaurantes y casitas de colores. En ella se encuentra la puerta del Palacio donde residen los Grandes Duques y la familia Ducal custodiada por la guardia Ducal. Si damos la vuelta al edificio veréis la preciosa fachada del Palacio y justo al lado la Cámara de los Diputados.

Palacio Ducal
  • Plaza de Guillaume II: al lado del Palacio encontraremos una de las plazas más importantes de la ciudad, que alberga el Ayuntamiento (Town Hall) y la Oficina de Turismo. También destaca la estatua ecuestre de Guillermo II, que fue Gran Duque de Luxemburgo y Rey de los Países Bajos. Si vais con carrito es mejor ir por arriba de la plaza porque por la parte de abajo hay escaleras.

  • Plaza de las Armas: justo encima encontraréis otra de las plazas más animadas de la ciudad, con muchos restaurantes y terrazas ideales para cenar. ¡Cuando estuvimos nosotros hacían música en directo! También se encuentra el “Circle Cité”, un edificio administrativo.

Circle Cité
  • Grand Rue: subiendo un poco encontraréis esta avenida peatonal que está llena de tiendas y sus alrededores son la zona comercial, que está genial para pasear.

  • Iglesia de San Alfonso: subiendo por la Rue des Capucins está esta bonita iglesia. Hay varias terracitas para tomar algo alrededor. Y justo al lado está la Place du Théâtre, que es muy original.

Place du Théâtre
  • Plaza Constitución: llegaréis a ella bajando por la Neuve Rue Philippe. Esta plaza tiene unas bonitas vistas del valle Pétrusse y el puente Adolphe. La preside la estatua de “La mujer dorada“. También encontramos un Sky City o torre mirador que sube y va dando vueltas (no sabemos si está siempre o es temporal). El precio fueron 7€, pero tenéis 1€ de descuento con la Luxembourg Card.

Vistas desde el Sky City
Puente Adolphe
  • Casamatas de Pétrusse: fueron las primeras casamatas construidas en 1644 por ingenieros españoles. Se accede a ellas por la Plaza Constitución. Nosotros no pudimos visitarlas porque están temporalmente cerradas por reformas, pero aquí encontraréis más información sobre precios y horarios.
  • Catedral de Notre-Dame: se construyó en el s.XVII, de estilo gótico y destaca por sus vidrieras de colores. Podréis ver mejor su exterior desde la plaza Clairefontaine.

plaza Clairefontaine
  • Cité Judiciaire: y cerramos esta ruta circular porque aquí se encuentra el principio de le Chemin de la Corniche y el ascensor que os llevará a la parte baja de la ciudad.

Día 2: ¿Qué ver en la parte baja y alrededores?

  • Barrio del Grund: este barrio tiene mucho encanto, sus preciosas casitas bordean el río Alzette. Podréis hacer bonitas panorámicas del puente Münster y visitar la Iglesia de St. Jean y la Abadía de Neumünster. También podréis tomar algo en alguna de las terracitas exteriores o interiores que hay y si queréis comer barato recomendamos Oscar’s Bar.

  • Valle de Pétrusse: desde el Grund se puede acceder a este valle que lleva el nombre del río Pétrusse. Es una zona verde muy bonita para pasear, que tiene parques para niños, una zona de skaters, un canal y se puede ver el exterior de las casamatas desde aquí.

  • Zona de Kirchberg: en este barrio encontraréis varias instituciones de la Unión Europea y otros edificios curiosos como la Filarmónica de Luxemburgo. Para llegar a este barrio podéis coger los buses 1, 16, 18 o 125/1 en la parada Hamilius (al lado del puente Adolphe) y bajarse al cabo de 2 paradas en Kirchberg, Rout Bréck-Pafendall.

  • En este barrio, dentro del parque Dräi Eechelen, también encontraréis el MUDAM o Museo de Arte Moderno, que fue diseñado por el arquitecto Ieoh Ming Pei, conocido por la pirámide del Louvre. El museo abre de 10-18h, excepto el miércoles que es de 10-23h y los martes que está cerrado. La entrada cuesta 8€ los adultos, pero es gratis para estudiantes, menores de 21 años y con la Luxembourg Card. Encontraréis más información en su página web.

  • Justo enfrente del museo está el Fort Thüngen, una fortaleza que actualmente es un museo y con la Luxembourg Card tenéis también entrada gratis. Abre de 10-18h, excepto los miércoles (10-20h) y los lunes que está cerrado.

  • Volviendo podéis parar en el barrio de Pafendall para subir en su ascensor panorámico, que es gratuito con vistas al puente de la Gran Duquesa Carlota.
  • Cementerio americano: ya por último si os sobra tiempo podéis visitar este cementerio con 5000 tumbas de los combatientes caídos durante la 2ª Guerra Mundial, incluyendo la del famoso General Patton. Abre de 9 a 17h.

¿Dónde comer en Luxemburgo?

  • Bistro Art Scene (6 Rue Sigefroi): Comimos un menú de mediodía por 10,40€ cada uno (bebidas a parte) ¡y estaba muy rico! Está en frente del Museo de Historia del Arte.

  • Restaurante japonés Awada (21 Rue de la Tour Jacob): comimos 2 katsudon y unos aperitivos por 38€ los dos. Estaba bueno pero la zona no nos gustó mucho porque estaba llena de borrachos, es la zona de fiesta “guiri”.

  • Oscar’s Bar (9 Bisserweg): en pleno barrio del Grund está este restaurante con terracita interior. Comimos una hamburguesa y una ensalada por 15€ cada uno.

  • Café Français (Plaza de las Armas): aquí cenamos por unos 20€ cada uno y en la plaza tocaban música en directo.

   

  • Monoprix: una noche compramos ensaladas en estos supermercados que están genial. ¡Tienen mucha comida para llevar! Y podéis aprovechar para comprar agua, que es bastante cara en Luxemburgo.

Vida nocturna

Luxemburgo parece una ciudad tranquila, pero lo cierto es que vimos varias veces conciertos y música en directo por la calle. Además hay una zona para salir de fiesta y cenar que se llama Les Rives de Clausen, en la Rue Emile Mousel. Parece un pequeño pueblecito y está muy animado el fin de semana por la noche.

En resumen, Luxemburgo nos ha sorprendido gratamente porque a pesar de ser una ciudad pequeña, tiene muchas cosas para ver. Creemos que es ideal para ir con niños pequeños porque está bien adaptada para ir con cochecito de bebé, hay ascensores y rampas incluso en el casco antiguo. Además es una ciudad llena de verde y sus casitas y miradores le dan mucho encanto. Así que si aún no la conocéis, ¿a qué estáis esperando?

¡Queremos agradecer a Visit Luxembourg toda la información y ayuda que nos proporcionaron! No dudéis en visitar su página web o ir a la Oficina de Turismo para organizar vuestra escapada a Luxemburgo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *