Guía completa de Lyon en 2 días: ¿qué ver?

Guía completa de Lyon en 2 días: ¿qué ver?

Lyon es la 3ª ciudad más poblada de Francia, después de París y Marsella. Sin embargo, no es una de las más visitadas y es una pena porque es perfecta para una escapada de fin de semana. ¡Nosotros no esperábamos mucho de ella y nos sorprendió!

La ciudad está bañada por los ríos Ródano y Saona y rodeada por 2 colinas desde donde se ven las vistas de toda la ciudad. Sus barrios más conocidos son el Vieux Lyon (casco antiguo), la Presqu’ile (la parte nueva de la ciudad), la FourvièreLa Croix-Rousse. 

Como curiosidad, Lyon es la capital mundial de la seda, tiene la 2ª universidad más importante de Francia, el cine y el guiñol se originaron allí y es el centro de la cocina francesa. Lyon fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y antiguamente fue la capital de las Tres Galias Romanas.

Vuelos

Encontramos un vuelo en oferta con Easyjet para ir a Lyon en enero, saliendo el sábado por la mañana y volviendo el domingo por la tarde ¡Visita exprés! El vuelo era directo (1:20h) y nos costó 37€ por persona ida y vuelta desde Barcelona.

Transporte

Para ir desde el aeropuerto al centro de Lyon hay que coger el tren Rhone Express. Los tickets cuestan 27,80€ por persona o más barato si lo compráis online y con antelación. Se coge en la planta baja, siguiendo los símbolos rojos y el trayecto dura unos 30 minutos.

Para moverse por la ciudad recomendamos comprar el Billete Liberté 24h (desde la primera validación). Cuesta 5,80€ por persona y sirve para la red de metro, funicular, tranvía y autobús.

También existe la Lyon City Card, que incluye el transporte gratuito y también las entradas a algunos museos, cruceros, tours y otros descuentos. La de 1 día cuesta 24€ y la de 2 días 33€.

Aunque si os interesa coger la Lyon City Card, hay un pack que sale mucho más a cuenta en este enlace, incluye la tarjeta de 1-4 días y el tren Rhone Express ida y vuelta por solo 42€ por persona.

Alojamiento

Nos alojamos en el hotel Kyriad Lyon Centre – Perrache (26 Cours de Verdun-Perrache).

Estuvimos 1 noche en habitación doble por 49€.

Estaba en el en el distrito de La Presqu’île, un poco alejado del centro (a 20 minutos andando de la plaza Bellecour). Sin embargo estaba muy bien comunicado, al lado de la estación de tren Perrache y con metro y tranvía cerca. En transporte público llegabas a los sitios de interés en 1 o 2 paradas.

El hotel era nuevo y limpio, con restaurante, centro de fitness y Wifi gratuito. Las habitaciones eran cómodas y tenían baño privado con ducha, TV y aire acondicionado.

¿Qué ver en Lyon?

Vieux Lyon

Empezamos nuestro recorrido por este bonito barrio medieval y renacentista. Es el casco antiguo de la ciudad y perderse por sus calles llenas de bouchons y traboules es algo que no os podéis perder.

  • Catedral de Saint-Jean: el monumento principal dentro del Viejo Lyon es esta catedral de estilo romano y gótico, construida entre el siglo XII y el XV. Dentro alberga un valioso reloj astronómico del siglo XIV.

  • Traboules: son pasajes secretos que conectan una calle a la otra usando los patios de los edificios. Están por todo el Vieux Lyon y algunos son de difícil acceso. Los artesanos los utilizaban para transportar telas (seda) por la ciudad y poder refugiarse en caso de lluvia. Veréis unas puertas cerradas con una placa al lado como la de la foto, a veces con empujar la puerta es suficiente, en otras tendréis que pulsar el timbre y la puerta se abrirá automáticamente.

Los más conocidos son los de: 27 Rue de St-Jean, 54 Rue St Jean, 10 Quai Romain Rolland o 9 Place Colbert.  Y el más largo de la ciudad es la Tour Rose, que está en Rue du Bœuf nº27. En esta web podréis ver todos lo que hay y también hacen tours guiados que recorren los principales, aunque es muy divertido irlos descubriendo por casualidad.

       

Colina de la Fourvière

Desde ella se tienen magníficas vistas de la ciudad y se encuentra en el barrio con el mismo nombre. Para subir hasta arriba hay un funicular que cuesta 3€ ida y vuelta o es gratuito si tenéis la Lyon City Card o una tarjeta de transporte.

Vistas de Lyon

  • La Basílica Notre-Dame de Fourvière: esta imponente catedral blanca con elementos románicos y bizantinos es el símbolo de la ciudad y está en lo alto de la colina, por lo que la puedes ver desde cualquier punto. En realidad son dos iglesias, una encima de la otra, y datan del siglo XIX. Abre cada día de 7 a 19h y la entrada es gratuita.

  • El Anfiteatro Romano y el Odeón: en la parte sur de Fourvière podréis visitar este sitio arqueológico con ruinas de la época romana y buenas vistas de la ciudad. Su entrada es gratuita y está junto al Museo Galo-Romano de Lyon.

Después volvimos a bajar al Viejo Lyon, pero esta vez andando porque era bajada y vimos la zona que hay a orillas del río Ródano, antes de cruzar la Pasarela del Palacio de Justicia (uno de los 29 puentes que tiene la ciudad) para entrar en la zona más nueva: el barrio de la Presqu’île. Esta zona es preciosa con las casitas de colores bordeando el río.

Barrio de la Presqu’île

  • La Place Bellecour: en el barrio de Presqu’ile, esta plaza es el km 0 de la ciudad, ya que desde ella parten las calles comerciales más importantes: Rue de la République, Rue Victor Hugo y Rue du Président Édouard Herriot. Además, es la plaza peatonal más grande de Europa y en ella encontraréis 2 estatuas: la ecuestre de Luix XIV y la del autor del “Principito”, que nació en Lyon (Antoine de Saint-Exupéry). En invierno también ponen una gran noria.

  • Place des Terreaux: en ella se encuentra el Hôtel de Ville, que es el Ayuntamiento y data del s.XVII.

  • Plaza de la República: es otra de las más conocidas.

Ruta de los murales

Al día siguiente, fuimos andando por la orilla del río para empezar nuestra ruta. Casi 100 obras recubren los muros de distintos edificios de la ciudad, pero estos son algunos de los más importantes:

  • Fresque du cinéma (4 Place Gabriel Péri)

  • La bibliotheque de la cité (6 Rue de la Platière)

  • “Le mur des Lyonnais” (2 Rue de la Martinière)

  • “Mur des Canuts” (36 Boulevard des Canuts): el más impresionante de todos, si solo podéis ver uno, este es imprescindible.

  • Otros murales recomendados son: el mural dedicado a Paul Bocuse, el que está dedicado a Jean Moulin o el homenaje al pintor Diego Rivera, que explica la historia de México. Aunque os iréis encontrando otros menos conocidos por toda la ciudad.

Durante este recorrido, atravesamos algunos puentes, como el de la Passerelle Saint-Vincent y en las orillas del Ródano vimos algunos mercadillos: de libros, de arte o de comida.

         

También pasamos por el mirador que más nos gustó de Lyon, el del Montée de la Grande Côte en Croixe-Rousse, que además está situado en unos jardines y se ve la torre metálica, que algunos dicen que les recuerda a la Torre Eiffel.

Y por estas escaleras de colores tan fotogénicas: las escalier Prunelle.

Parque de la Tête d’Or

Para acabar el día de forma perfecta, fuimos a visitar este bonito parque. Es uno de los más grandes de Francia e incluye un zoo (aunque nosotros estamos en contra de los zoos), un jardín botánico, un lago, rosaledas y otros jardines.

       

¿Dónde y qué comer en Lyon?

Los restaurantes más tradicionales de Lyon y bastante económicos son los bouchones. No os podéis ir de la ciudad sin probar algunos de sus menús lioneses. Nosotros fuimos al Bouchon Colette (Rue Mercière) en el Vieux Lyon:

Comida típica de Lyon

Algunos platos típicos de Lyon que tenéis que probar son: la quenelle de brochet (croqueta de pescado con bechamel), cervelle de canut (queso fresco con hierbas), andouillette y saucissone chaud (salchichas), sopa de cebolla y ensalada lionesa (lleva bacon y huevo). El vino típico es el Beaujolais.

  • Boulangerie du Palais: podréis probar algunos de los postres más conocidos como los bugnes (buñuelos fritos),  la tarte praline o el brioche praline, elaborados con almendras y caramelo.

  • Les Halles de Lyon Paul Bocuse (102 cours La Fayette): es un mercado gourmet con productos típicos de la zona.

 

Y hasta aquí nuestra guía de Lyon en un fin de semana. Como veis es una ciudad que da bastante de sí y tiene cosas muy interesantes. Si os quedáis más días podréis visitar alguno de sus numerosos museos o edificios, como la Ópera o hacer un crucero por el río. Nosotros no tuvimos tiempo de más, pero fue una escapada muy completa que nos gustó mucho. ¡Os la recomendamos!

 

3 comentarios sobre “Guía completa de Lyon en 2 días: ¿qué ver?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *