Islandia 12 días con bebé: preparativos y maleta

Islandia 12 días con bebé: preparativos y maleta

Hacía mucho tiempo que queríamos ir a Islandia, la Tierra del Hielo y el Fuego, con paisajes tan alucinantes y diferentes que parecen de otro planeta! Volcanes, glaciares, géisers, playas negras, casitas con techos de turba, cascadas… ¡Un mini mundo concentrado en una isla!

Creemos que es un destino ideal para ir con bebés porque son solo 4 horas de vuelo desde Barcelona y una vez allí, puedes ver todos los puntos más importantes haciendo un road trip. La carretera nº1 da la vuelta a la isla y desde ella puedes ir haciendo paradas para ver las cosas, que suelen ser muy accesibles (cerca del aparcamiento y con caminos adaptados). También es verdad que son muchas horas de trayecto (sobretodo por el norte suelen ser 3-4h diarias). Así que tiene que ser un niño al que le guste ir en coche, si no es mejor hacer solo la parte sur.

Creemos que el viaje será más sencillo si el niño es más pequeño y aún no anda o si ya anda bien solo. El nuestro justo está empezando a andar y a veces era complicado, porque quiere ir solo, pero se cae, no quiere ir en el carro y pesa demasiado para portearlo mucho rato seguido (tiene 16 meses).

Elegimos viajar a finales de septiembre porque es un poco más barato que en verano, no está tan masificado, hay posibilidad de ver auroras boreales, pero todavía hay suficientes horas de sol para aprovechar el día y no hace un frío extremo. Además, los paisajes están preciosos en esta época y pudimos disfrutar de una infinidad de colores otoñales. Lo único malo es la lluvia y el viento, que te hacen un poco incómodo el viaje. Pero eso es cuestión de suerte y si vais bien equipados, no será un problema.

Preparativos

Compra los vuelos

Una vez sepas tus días de vacaciones y la época en la que irás, ¡compra tus vuelos con la máxima antelación posible! Mira qué combinación de fechas te sale más económica en Skyscanner y no te lo pienses mucho, porque en Islandia sale todo mucho más barato si lo coges con tiempo, no suele haber ofertas de última hora. Sobre todo si vas en época alta, puede que te quedes sin coches o alojamientos a precios razonables.

Nosotros tuvimos que coger nuestros vuelos en mayo porque no nos confirmaron las vacaciones antes y teníamos unos días muy concretos por lo que nos salió un poco caro: 450€ por persona.

Lo ideal es cogerlo unos 6 meses antes mínimo y si viajas con niños, coger unos horarios pensando en ellos. Por ejemplo, los horarios nocturnos van bien para los niños dormilones, ya que ni se enteran del vuelo. Pero el nuestro no duerme bien y se iba despertando, así que para él es mejor viajar de día y entretenerlo con juegos. Tenéis que ir probando lo que se adapta mejor a vuestro hijo.

Elige una ruta

Depende de los días que tengáis podéis dar la vuelta a la isla (10-15 días) o quedaros explorando solo la parte sur (7 o menos días). Como hay que reservar las cosas con mucha antelación para ahorrar un poco, os recomendamos que hagáis una ruta orientativa con los sitios para pernoctar que supuestamente haréis. Nosotros miramos los itinerarios de otros blogs para tener una idea aproximada. En nuestro próximo post os detallaremos nuestro itinerario detallado.

Reserva alojamientos con cancelación gratuita

Cuando tuvimos claro donde pasaríamos cada noche, reservamos los alojamientos filtrando por precio en Booking o Airbnb. Los cogimos con cancelación gratuita porque más adelante tuvimos que modificar algunos para que nos cuadraran con nuestro itinerario definitivo.

Nosotros fuimos cambiando de alojamiento cada 1 o 2 noches siguiendo la ruta, para hacer los mínimos kilómetros posibles y cogimos alojamientos con cocina y baño privado, como cabañas, granjas o apartamentos. Muchos de ellos tenían cuna, pero si no, dormía con nosotros.

Reserva el coche

Si no tenéis pensado conducir por carreteras F ni ir a Islandia en invierno, podréis ir con un vehículo normal como el nuestro, que sale más barato. Si no, necesitaréis un 4×4 preparado para conducir por la nieve, badear ríos e ir por caminos de cabras.

El nuestro era un Ford Focus, lo cogimos con Avis Budget a través de Rentalcars y nos costó 533€ con el seguro a todo riesgo. Si vais con bebés, tendréis que reservar la silla del coche, que se paga en destino. El seguro es bastante necesario (nosotros perdimos una llanta por el camino), sobretodo que cubra los daños causados por grava.

Otra opción es coger una camper o autocaravana. Islandia tiene muchas zonas preparadas para este tipo de vehículos y puede ser muy divertido porque vas con la casa a cuestas y puedes parar a dormir o comer en plena naturaleza. Nosotros no la cogimos, pero no descartamos hacerlo en un futuro.

Itinerario definitivo

Ahora toca ponerse las pilas y leer muchos blogs para seleccionar todo lo que queréis visitar. ¡No os asustéis con los nombres impronunciables! Os va a costar mucho acordaros de qué es cada cosa, así que os damos algunas pistas:

– Si acaba en –foss es una cascada

– Si en –fjordur es un fiordo

– Si acaba en -jökull es un glaciar.

– Si acaba en -kirkja es una iglesia.

También os recomendamos mirar en fotos qué es cada cosa para aclararos. Una vez sepáis vuestras paradas, podréis reajustar el itinerario y cambiar algún alojamiento para que os cuadre mejor. Fijaros en los kilómetros que tendréis que hacer cada día con el coche para que no sean demasiados.

Excursiones

Con un bebé hay algunas que no podréis hacer, como la excursión de la cueva de hielo o las de andar por encima de un glaciar. Podéis hacer turnos si os hace mucha ilusión y que uno se quede con el niño mientras el otro lo hace.

Nosotros optamos por hacer otras que sí se podían con niños pequeños, como el barco anfibio que navega entre icebergs en la laguna glaciar de Jökulsárlón con Ice Lagoon. Nos costó 42€ por persona, el bebé gratis y lo llevamos sentado encima nuestro con un chalequito salvavidas. Es muy tranquilo y no marea nada, de hecho se quedó dormido.

Otra excursión que hicimos fue la del avistaje de ballenas en Husavik. Teníamos muchas ganas de verlas por primera vez y encontramos una empresa en la que se podía subir el cochecito del niño al barco: Salka Whale Watching. Nos costó 143€ los 3.

¡Toca hacer la maleta!

Tecnología

Imprescindible llevar cámara, cargador, varias baterías y tarjetas de memoria, ¡porque querréis immortalizar los paisajes que veréis en Islandia!

Para las auroras os irá bien un objetivo luminoso, a poder ser gran angular, el trípode y un mando disparador automático.

Acordaros de llevar móviles, cargadores y baterías externas porque no querréis quedaros sin GPS en medio de la nada. Nosotros llevamos esta Power Bank personalizada con estampado mapamundi de Gocustomized que nos fue genial!

También tienen fundas móvil personalizadas, de portátil ¡y otros regalos ideales para viajeros!

Al ser Europa, tendréis Roaming y podréis llamar y usar Internet con vuestro móvil sin coste. ¡La mayoría de alojamientos tienen WiFi y Netflix gratis!

Si viajáis con niños os recomendamos llevar una tablet o IPad con dibujos o juegos para entretenerlo en el avión y durante los trayectos en coche.

Y ahora viene el gran dilema, ¿qué me llevo de ropa? ¿Podrá comer mi hijo? ¿Tendrán pañales?

Cosas de bebés

Pues, en Islandia hay niños también, así que no hace falta que llevéis todo de casa. En los supermercados Bonus (los del logo de un cerdo, que son los más baratos) encontraréis pañales, toallitas, leche, cereales y algún potito. Así que podéis llevar algunos y luego comprar allí el resto. Un paquete de Pampers nos costó unos 17€ y un potito menos de 2€.

Con la comida, hay muy poca variedad de potitos, así que si come triturados es mejor que os llevéis la Baby Cook y compréis fruta y verdura en los Bonus para hacérselos vosotros. Vimos todo lo necesario en los supermercados y tampoco era tan caro. Podéis llevar algún potito para salir del paso también.

Y si come trozos, ¡mejor todavía! Coged todos los alojamientos con cocina y así podréis comprar la comida en el súper y cocinar vosotros. Si coméis algún día fuera, los islandeses son muy majos y siempre nos regalaban algo para que comiera el bebé: sopas, pescado, galletas, de todo.

Tendréis que llevar termos, tuppers, biberón, portaleches, babero, cubiertos, cambiador portátil y chupetes.

También varios juguetes que ocupen poco, como cuentos, colores para pintar, puzzles o cosas así.

Hay cambiadores y tronas cualquier lado, incluso en algunas cafeterías tienen juguetes y cuentos. ¡Es un país muy kids friendly!

Transporte bebés

Necesitaréis silla del coche para llevarlo, no suelen ser a contramarcha pero nos pusieron una Maxicoxi que estaba bastante bien.

Una vez en los sitios, podréis llevar cochecito en la mayoría, ya que suelen estar cerca del aparcamiento y los caminos son adaptados. Sobre todo acordaros de ponerle el saco polar y el protector de lluvia. Podéis llevar una funda para meterlo dentro cuando vayáis en avión.

Os recomendamos que llevéis también una mochila portabebés. Una normal tipo Boba es suficiente si no vais a realizar mucho senderismo, pero si el niño es un poco grande como el nuestro, irá más cómodo en una mochila de trekking. Es importante que quepa dentro de la maleta que facturéis, porque si no os cobrarán un pastón (Vueling quería cobrarnos 90€ por trayecto! Más de lo que vale la mochila).

Ropa

Nosotros para Septiembre llevamos varias capas de ropa porque el tiempo es muy variable. Debajo camiseta y mallas térmicas, encima polares/jerseys y pantalones de senderismo/ tejanos y encima ropa impermeable (abrigo de invierno, chubasquero y pantalones impermeables). Lo suyo es llevar unas 4 mudas y luego ir lavando durante el viaje porque es ropa que ocupa bastante. Nos fue muy bien llevarnos un pantalón de esquiar gordito para los días de más frío. El calzado tiene que ser botas de montaña impermeables. Podréis comprarlo todo a precios decentes en el Decathlon, incluso lo del bebé, que iba igual que nosotros.

¡Y no os olvidéis de guantes, gorro, bufanda y calcetines térmicos!

Comida

Nosotros llevamos mucha comida de casa asustados por los precios que nos dijeron: embutido, sopas en sobres, latas, café... ¡Y luego la verdad es que no es para tanto! Podéis llevaros algo, pero en los supermercados Bonus encontraréis de todo y los precios son parecidos a los de aquí, así que no hace falta que vengáis cargados.

Acordaros de llevar tuppers, termos y cubiertos si vais a cocinar vosotros.

Otros

Gafas de sol, bañador, chanclas y pañales de agua para los hot Springs, neceser con jabón, cremita, tijeritas y algunos medicamentos básicos (apiretal, dalsy, termómetro, tiritas, sueros, etc.)

Documentos: DNI, tarjeta sanitaria europea o de la mútua, si tiene y cartilla de salud con todas las vacunas. Siempre va bien contratar un seguro de viaje y cancelación como el de Intermundial.

Nosotros somos un poco antiguos y nos gusta llevar impresas todas las reservas de vuelos y hoteles.

Podéis llevar un paraguas, si queréis, pero con el viento no creo que lo uséis mucho. Una linterna sí que os irá bien para salir a la caza de auroras.

No os olvidéis el pijama y una mantita y toalla por si acaso. Todas las cunas que nos pusieron tenían sábanas y nórdico.

Dinero

En Islandia se puede pagar TODO con tarjeta, hasta un café o los baños públicos. Por eso, os recomendamos que llevéis la Bnext que os devuelve las comisiones al pagar o sacar dinero en cajeros.

Aplicaciones y webs que os serán de ayuda

  • Maps.me: una aplicación para descargarse el mapa de Islandia y verlo off-line, sin internet, como si fuera un GPS.
  • My Aurora Forecast y Northern Eye Aurora Forecast: son 2 apps para ver la probabilidad de que haya auroras en el sitio en el que estás en función del KP y de las nubes. Nosotros vimos una con probabilidad del 15% y otra al lado del aeropuerto de Reykjavik, así que todo es posible, es cuestión de suerte.
  • ¡En este post de Capture the Atlas encontraréis una guía de cómo fotografiarlas que nos fue genial!
  • En esta web podéis consultar el estado de las carreteras de Islandia, si están asfaltadas, etc.

¿Haríamos algo diferente?

Probablemente llevaríamos menos equipaje y comida. También añadiríamos algún día más en el norte, para ir haciendo paradas y que no fueran tantas horas de coche seguidas. Al viajar con niños siempre tienes que añadir días al itinerario que harías tú solo, porque se va a un ritmo más lento viendo las cosas.

En el próximo post os contaremos el itinerario que hicimos, lo que vimos y nuestros alojamientos!

Descuentos viajeros

Si no queréis perderos ninguna novedad, podéis suscribiros a nuestro blog y os avisaremos cuando publiquemos un post nuevo. También podéis seguirnos en Instagram, Twitter, Facebook o Youtube para viajar con nosotros en tiempo real. Y si tenéis dudas, sobre algún viaje, ¡no dudéis en dejarnos un comentario! ¡Nos encanta recibir noticias vuestras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *