SYDNEY EN 2 DÍAS (parte 2)

SYDNEY EN 2 DÍAS (parte 2)

En el anterior post os contamos cómo fue nuestra llegada a Sydney y toda la información práctica: itinerario, hotel, transporte, mapas, restaurantes… Ahora os queremos contar nuestra experiencia en la ciudad.

El día que llegamos no nos dio tiempo a ver gran cosa porque llegamos al hotel sobre las 16h de la tarde. Compramos en el súper de delante 2 aguas grandes y galletas para desayunar los próximos días por 10AUD y nos fuimos a un McDonalds a comer, que era lo único que había abierto a esa hora (2 hamburguesas angus, patatas y bebida por 22AUD los 2).

Después fuimos a explorar la ciudad andando. Pasamos por el puerto Woolloomooloo, que está lleno de restaurantes, hasta llegar al mirador Mrs. Macquaires Chair. Está arriba del todo de los Jardines Botánicos y desde aquí se ven las mejores vistas de la ciudad, con la Ópera y el Harbour Bridge de fondo. Nos quedamos haciendo fotos hasta que anocheció, ¡ver la puesta de sol desde aquí merece la pena!

sydney_1

sydney_2

sydney_3

Como a esa hora el Jardín ya estaba cerrado, tuvimos que dar una gran vuelta para llegar a The Rocks. Allí fuimos a cenar a un japonés que nos recomendaron. Se llama Nakashima y comimos sukiyaki, takoyaki, udon y una botella de vino por 70 AUD todo ¡Así celebramos nuestros 10 años juntos! Si no pedís vino sale bastante más barato y está muy rico.

sydney_4

Después volvimos en metro al hotel desde Circular Quay porque estábamos muy cansados, pero si queréis tomar una copa os recomendamos la discoteca – bar Argyle.

DÍA 1 en SYDNEY

Empezamos el día en los Royal Botanic Gardens, que es lo que teníamos más cerca del hotel (son gratuitos y abren de 9 a 17:30h). Justo cuando fuimos celebraban los 200 años de su apertura y vimos la pirámide de cristal donde está el jardín tropical. También el jardín japonés y el lago, que estaba lleno de unos pájaros muy raros llamados Ibis.

sydney_45

sydney_46

sydney_47

Después fuimos andando hasta la Sydney Opera House, que si de lejos ya es bonita, ¡de cerca es impresionante! Este emblemático edificio fue diseñado por Jorn Utzon en 1973 y es Patrimonio de la Humanidad. ¿Sabíais que se inspiró en los gajos de una naranja para crearlo? Desde luego no nos sorprende que se haya convertido en el icono de Australia.

sydney_25

sydney_49

Nosotros nos quedamos con las ganas de ir a un espectáculo en la Ópera y verla por dentro. Entramos a preguntar y las entradas más baratas para My Fair Lady eran de 200 AUD o 50 AUD sin visión. Así que recomendamos reservarlas con mucha antelación si queréis ir.

Después pasamos por el Ópera Bar (muy conocido por sus vistas pero con unos precios desorbitados) y llegamos a Circular Quay, centro neurálgico de la ciudad. Esta zona está llena de restaurantes y vida social. Desde aquí podréis disfrutar de buenas vistas y también tiene un puerto desde el que salen varios ferrys, como el que va a Manly Beach.

sydney_53

sydney_51

Justo al lado está el barrio más antiguo de la ciudad y el que más nos gustó, The Rocks. La noche anterior ya vimos lo animado que está cuando fuimos a cenar, pero de día merece la pena perderse por sus laberintos de callejuelas a distintos niveles y sus casas de ladrillo rojo ¡Tiene mucho encanto!

sydney_34

sydney_33

sydney_35

Desde allí bajamos por George St. y Pitt St. mirando tiendas hasta llegar a Market St. Allí encontramos el restaurante japonés Makanai  (239 Pitt St.), que no es nada del otro mundo pero es muy barato si no comes sushi. Tienen bentos para llevar por 11 AUD y nosotros nos pedimos un katsudon y un ramen por 14 AUD cada uno, así que estaba muy bien de precio para ser Sydney. Otra opción económica son los puestecitos de los pasteles de carne por 5 AUD cada uno que vimos por George St. Muy típicos aunque para llenarse hay que comer más de uno.

Después de comer, a pesar de estar al lado de la Sky Tower, la dejamos para subir al anochecer y nos fuimos primero al Darling Harbour. Esta zona es un puerto y un centro comercial al aire libre con tiendas, restaurantes, un zoo, un museo de cera y uno de los mejores acuarios del mundo. La verdad es que nos gustó más el puerto de Circular Quay, este estaba lleno de masas de turistas y sitios que ofrecían excursiones o tickets para ver cosas. No lo vimos tan bonito y nos decepcionó un poco, aunque supongo que por la noche tiene que estar mejor.

sydney_64

sydney_66

Finalmente, volvimos sobre nuestros pasos para subir a la famosa Sydney Tower Eye. Está dentro del Centro Comercial de Centre Point, esquina entre Pitt St. y Market St. (de 9h a 22:30h de domingo a viernes y hasta las 23:30h los sábados). La entrada básica cuesta 26,5 AUD y si es con skywalk cuesta 70 AUD o 50AUD comprándola online (el skywalk es un paseo de vértigo por una pasarela alrededor del mirador).

Nosotros cogimos la básica que te incluye un mini vídeo en 3D sobre Sydney y subir en ascensor hasta el mirador panorámico de 360º que está a 305 metros de altura. Nos quedamos a ver el atardecer desde allí y las vistas son muy bonitas, pero nos sorprendió que casi no se veía la Ópera ni el puente desde allí porque los edificios los tapaban.

sydney_41

sydney_40

sydney_42

Desde arriba nos dimos cuenta que había algún tipo de evento en Hyde Park, porque estaba llenísimo de gente. Así que cuando bajamos fuimos hacia allí y nos encontramos con un festival con música y puestecitos de comida. Creo que era el Good Food Month, así que aprovechamos para cenar pad thai y unos rollitos por 26 AUD los 2. ¡Y así terminamos la noche!

sydney_43

DÍA 2 en SYDNEY

Nos levantamos pronto para ir al Featherdale Wildlife Park. Tenéis toda la información de cómo llegar, horario y precio en el anterior post sobre Sydney. En esta reserva de animales autóctonos vimos koalas, canguros, wallabies, wombats, equidnas, cassowaris, emús, dingos, demonios de Tasmania y cocodrilos, entre otros. Algunos se pueden tocar y dar de comer:

sydney_12

sydney_15

sydney_8

sydney_6 sydney_7 sydney_17 sydney_5

Tenía muy buenas opiniones por Internet y nos pareció una buena opción para ver estos animales si no se dispone de mucho tiempo en Australia. Sin embargo, a pesar de que muchos animales estaban sueltos y parecían bien cuidados, no deja de ser una especie de zoo. Así que os recomendamos que si podéis, intentéis verlos en su hábitat natural. Después del viaje nos enteramos que a las afueras de Sydney hay un sitio donde se puede ver canguros en libertad. Tenéis más información en este blog. Si volviésemos, preferiríamos hacer esto sin dudarlo!

Después nos comimos 2 sándwiches que compramos en un súper por 17AUD y sobre las 14h volvimos en tren desde Sydney. En vez de bajarnos en Central Station, nos bajamos en la parada que hay justo después de cruzar el puente (Milsons Point) porque queríamos ir al parque de atracciones gratuito Luna Park.

sydney_20

sydney_24

Este parque es muy recomendable porque tiene unas vistas alucinantes del puente y la bahía. Además, tiene un aire retro muy chulo, parecido a las ferias de las películas. Hay una noria, puestecitos, atracciones y un bar que está bien para tomar algo.

sydney_22

Al volver cruzamos el Sydney Harbour Bridge a pie. Merece la pena por las vistas y sólo se tardan unos 15 minutos, incluyendo el rato que pasas haciendo fotos. A un lado de los coches pasan los peatones y al otro está el carril bici.

sydney_32

También podéis vivir una experiencia de riesgo escalando el puente y andando por encima (134 metros). Nosotros no lo hicimos, ¡pero tiene que ser increíble! El precio del Bridge Climb va desde 158AUD por persona.

sydney_50

Después bajamos por el otro lado de los Royal Botanical Gardens para ver la Casa del Gobernador y el Palacio. De paso vimos un jardín de rosas y un Conservatorio de Música que parece un castillo.

sydney_55

sydney_54

Seguimos bajando por Macquaire St. hasta encontrar una hilera de edificios históricos. Vimos la Biblioteca del Estado, la Casa del Parlamento y el Hospital de Sydney (con su famosa estatua del jabalí, a la que hay que tocar el morro para que te dé suerte, como la de Florecia).

sydney_57

sydney_58

Justo al lado encontramos los museos the Mint y the Barracks, que antes fue una cárcel. Y finalmente llegamos a la iglesia de St. James y a la bonita catedral neogótica de St. Mary of the Cross.

sydney_63

Aquí también se encuentra el parque más grande y céntrico de Sydney, Hyde Park, en el que destacan la Archival Fountain, la estatua del capitán Cook y el Anzac War Memorial (en honor a las víctimas de la I Guerra Mundial).

sydney_61

sydney_60

Para acabar el día fuimos a Chinatown (Haymarket), el barrio de Sydney, que básicamente son 2 calles con tiendas y restaurantes chinos. Y al lado está el Paddy’s Market, un mercado muy grande en el que hay sobretodo souvenirs a buen precio.

sydney_67

sydney_69

Después fuimos al aeropuerto porque a las 21:30h nos salía el vuelo ¡¡¡a las islas Cook!!! Cenamos en un restaurante mexicano del aeropuerto por 27 AUD los 2.

Este es el último post sobre Australia, los próximos ya serán sobre las Cook y Nueva Zelanda. ¡Esperamos que os gusten!

 

One thought on “SYDNEY EN 2 DÍAS (parte 2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *