Nueva Zelanda: Wanaka y Queenstown

Nueva Zelanda: Wanaka y Queenstown

Lago Wanaka

Nos despertamos en nuestro hotel YHA Wanaka y por suerte resplandecía un sol radiante después de la tormenta del día anterior. Así que después de desayunar fuimos a dar un paseo por el lago.

Justo enfrente del pueblo se forma una playa y hacía tanto calor que algunas personas se estaban bañando. El agua estaba transparente pero muy fría y al fondo se veían las montañas nevadas.

Hay varios miradores alrededor de Wanaka, aquí os dejamos un mapa del i-site, que se encuentra en 103 Ardmore St.

Uno de los miradores más conocidos es el del árbol que flota en medio del lago. Nosotros no fuimos por falta de tiempo.

Imagen de Henryk Welle – Getty Images

Otras cosas que hacer en Wanaka:

  • Senderismo: La cima del monte Iron (1,5h ida y vuelta) tiene muy buenas vistas, pero el trekking más conocido es el Rob Roy Glacier Track (2-4h ida y vuelta) con glaciares, cascadas y vistas espectaculares.
  • Bodega Pippon (246 Mt. Aspiring Rd.) Abre de 12-16:30h y podréis degustar un vino con vistas.
  • Deportes de aventura.

¿Dónde comer en Wanaka?

  • Boa Boa Food company (137 Ardmore st./ 10-21h)
  • Kai Whakapai ( Helwick st. esq. Ardmore st./ 7-23h)
  • Red Star (26 Ardmore st. / 11:30-23h)
  • Soulfood (74 Ardmore st. / 8-18h): restaurante de comida sana.
  • Yohei (23 Dunmore st. /8-17:30h): restaurante japonés.

Lago Hawea

Después fuimos a ver el lago Hawea, que está al lado. Paramos en el pueblo que era pequeño y muy tranquilo, sin turistas. Desde allí se ven las vistas del lago y abajo hay una pequeña playa, pero estuvimos poco rato porque hacía muchísimo viento.

Así que continuamos nuestro roadtrip hacia Queenstown (1:15h) ¡por una carretera de muchas curvas que tenía unas vistas increíbles! Parábamos cada 5 minutos a hacer fotos:

  • Queenstown

Al llegar a una de las ciudades más animadas de Nueva Zelanda (la que más nos gustó), aparcamos el coche enfrente de nuestro hotel. Pensamos que habíamos tenido mucha suerte de encontrar aparcamiento en pleno centro, ¡¡pero la sorpresa nos la llevamos después cuando vimos que nos habían puesto 2 multas de 15 y 21NZ$!! No sabíamos que la señal significaba que se tenía que pagar… ¡menos mal que fue poco! Al día siguiente fuimos a pagarlo al City Council, que estaba allí al lado y desde entonces aparcabamos el coche más lejos, en las afueras.

Para que no os pase, en las ciudades fijaros si hay una señal como esta:

Esta significa que tienes aparcamiento gratuito durante solo 60 minutos en esa zona, después o pagas ¡o multa al canto! ¡Así que tened cuidado!

Hotel

Nos alojamos 3 noches en el Nomads Queenstown por 405NZ$ (260€).

Como hemos comentado, se encuentra en pleno centro (5 – 11 Church Street). Es un hostel juvenil que incluye desayuno y cocina compartida. Además, hacen cenas gratis para los primeros que lleguen y hasta que se acabe la comida. El wifi era de pago: 4NZ$ al día.

Nosotros cogimos una habitación doble con baño privado y era muy grande, con balcón, TV, nevera y ducha. Lo único malo es que se escuchaba el ruido de los bares por la noche, ¡pero con unos tapones para los oídos está solucionado!

¿Dónde comer?

  • Fergburger (42 Shotover St): este fue el primer sitio que probamos nada más llegar a Queenstown ¡porque tienen las mejores hamburguesas de todo Nueva Zelanda! ¡Nos costaron 15NZ$ cada una y estaban riquísimas! Normalmente hay mucha cola, es mejor encargarla por teléfono y pasarla a buscar en 20 minutos.

  • Pedro’s House of Lamb (47 Gorge Rd): también hay que encargarlo por teléfono y es para llevar. ¡No os podéis ir de Queenstown sin probar este cordero con patatas! Cuesta 45NZ$ una pata entera para 2 personas y también están en Christchurch.

  • Otros restaurantes que nos recomendaron pero no probamos: Devil’s Burguer, Atlas (un bistec con patatas 20NZ$), London (pasta y pizza por 10NZ$) y Patagonia para postres y helados.

¿Qué ver en Queenstown?

  • Lago Wakatipu: merece la pena dar una vuelta por los alrededores del 2º lago más puro del mundo (99,9% de pureza). En la playa hay muchísimo ambiente, sobretodo al atardecer.

  • Underwater World: para ver la vida marina bajo el lago (5NZ$).

  • Skyline Gondola: es un teleférico que te lleva al mirador de Queenstown. ¡Las vistas son espectaculares! Vale 39NZ$ y abre de 9 a 21h.

  • Kiwi Birdlife Park: justo al bajar del teleférico está el centro de conservación de kiwis (49NZ$).
  • Crucero por el lago: Million Dollar Cruise cuesta 25NZ$.
  • Deportes de aventura: Queenstown es la capital de los deportes de aventura, sobretodo es conocida por el puenting. Aunque se puede practicar de todo: rafting, paracaidismo, parapente… Nosotros hicimos uno de ellos pero lo contaremos en el próximo post.
  • Dar un paseo por el centro: las calles Shotover, Camps, Beach y Church St. son algunas de las más importantes. Están llenas de tiendas y restaurantes y podréis ver una pequeña iglesia.

  • Ver el atardecer desde el parque que hay al final de la playa.

  • Senderismo: algunos de los trekkings fáciles son el Tiki Trail (1h de ascenso para llegar arriba del teleférico) y Queenstown Hill Walkway (3h ida y vuelta).

¡En el próximo post de Nueva Zelanda os contaremos qué más se puede hacer a las afueras de Queenstown y nuestra experiencia haciendo deportes de aventura!

Un comentario sobre “Nueva Zelanda: Wanaka y Queenstown

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *