Escapada navideña a Salzburgo

Escapada navideña a Salzburgo

Salzburgo es una preciosa ciudad austríaca que se encuentra en la frontera con Alemania. Está dividida por el río Salzach y en uno de los lados encontramos la Ciudad Vieja y su Fortaleza medieval, que domina desde lo alto toda la ciudad, con espléndidas vistas de los Alpes.

Durante el Adviento, Salzburgo resalta su belleza con luces, decoración navideña y varios mercadillos con puestecitos de comida y vino caliente. La ciudad natal de Mozart se convierte en un auténtico cuento de Navidad, coros de villancicos cantando en las calles, conciertos, árboles gigantes y pistas de hielo. Si además tenéis la suerte de verla nevada, ¡será una escapada navideña que nunca olvidaréis!

¿Cómo llegar?

Podéis llegar a Salzburgo volando a Viena o Múnich y después cogiendo un tren o alquilando un coche.

Nosotros decidimos volar a Múnich porque encontramos una oferta de vuelos por 60€ por persona con Lufthansa, el fin de semana antes del Puente de Diciembre.

El vuelo dura 2 horas desde Barcelona y nos dieron un bocata, una bebida y hasta le regalaron un juguete al niño! Además, al salir teníamos la silla de paseo en la puerta del avión, así que estamos encantados con Lufthansa.

Cuando llegamos a Múnich, ¡ya había un mercadillo en la puerta del aeropuerto! Eso por un lado estuvo bien, porque pudimos comer allí. Por el otro no tanto, porque perdimos el tren que nos tenía que llevar a Salzburgo mirando puestecitos jajaja

El tren lo compramos con antelación en la web de Deutsche Bahn y nos costó 22€ por persona (bebé gratis). La estación de tren está justo delante del aeropuerto, no tiene pérdida.

Cogimos el siguiente, que salía 1 hora más tarde. Son trenes muy cómodos, que hasta tienen mesas, pero no suelen estar adaptados para cochecitos.

¿Cómo moverse?

El centro histórico de Salzburgo se puede hacer fácilmente a pie, está todo muy céntrico. De todos modos, si queréis moveros libremente por la ciudad en transporte público podéis optar por obtener la Salzburg Card (24, 48 o 72 horas), que además incluye la entrada a los principales puntos de interés de la ciudad.

Podéis consultar toda la información relacionada en el siguiente enlace.

¿Dónde alojarse?

Nosotros nos alojamos 2 noches en el Hotel Villa Carlton. Quedamos encantados porque es muy céntrico, está al lado de los Jardines Mirabel y a 10 minutos andado, cruzando el río, llegas al casco antiguo.

Es un edificio precioso y decorado de una forma única y original. Tiene 4 estrellas y lo lleva una familia encantadora.

Tiene ascensor y nuestra preciosa habitación tenía 2 estancias separadas, lo que es muy importante para nosotros cuando viajas con bebé. Ya que si se despierta por la noche, puedes llevarlo a la otra habitación sin molestar al que sigue durmiendo.

La cama era grande y cómoda y en la otra salita teníamos un sofá y la cuna de Pol. A parte, tiene Wifi, 2 TV y un baño con ducha y amenities.

Teníamos el desayuno incluido y era muy completo, con varias opciones de dulce y salado ¡Delicioso! ¡El comedor tenía trona y Pol se puso las botas!

                                              

Fue el mejor hotel de todo el viaje con diferencia, ¡muy recomendable si vais a Salzburgo!

¿Qué ver en Salzburgo?

  • Las mejores vistas de Salzburgo

Como dato curioso, en la oficina de turismo de Salzburg hay una guía de emplazamientos desde donde poder fotografiar las mejores vistas de la ciudad (guía para Instagram), entre los puntos sugeridos encontraréis el que para nosotros fue el mejor sitio para fotografiar la fortaleza: Kapuzinerkloster. Está situado en la orilla oriental del río, junto al puente Staatsbrücke y para llegar podéis hacerlo por unas escaleras o bien por una cuesta bastante empinada.

Si subís con un bebé, ¡os recomendamos llevarlo en mochila! Nosotros subimos por la cuesta con el carrito y casi no lo contamos jeje!

Si desde el mirador os animáis podéis subir a lo alto de la colina Kapuzinerberg (640m.)

  • Fortaleza de Hohensalzburg

La principal atracción de la ciudad es la Fortaleza de Hohensalzburg, que es la más grande y mejor conservada de Europa. Empezó a construirse en 1077 y se siguió ampliando hasta el siglo XVII.

Situada en lo alto de una colina en el lado oeste del río Salzach, hará las delicias de los amantes de la fotografía y de las vistas panorámicas, tanto de día como de noche.

Aparte de todas las fotos que podáis hacerle a la fortaleza desde los distintos puntos de la ciudad, podéis llegar a ella con el Funicular FestungsBahn. Pasear por el interior de una fortaleza tan bien conservada es un lujazo. Es gratis con la Salzburg Card, si no el precio son 12,90€ por persona.

¡Desde arriba hay unas vistas esplendidas también!

En su interior ponen el mercado navideño de la plaza central y una exposición de pesebres, así que nos encantó la experiencia. Comimos en el mercadillo una sopa goulash y un hot dog por 11€ por persona.

Además coincidimos con el desfile de Krampus. ¿Sabéis lo que son? Se trata de unos demonios que castigan a los niños malos en países como Alemania o Austria. ¡Sería lo opuesto a Santa Claus y dan un poco de miedo!

  • El cementerio Petersfriedhof o de San Pedro

Junto al funicular de la fortaleza podréis encontrar el cementerio de San Pedro. Se trata del cementerio más antiguo de Salzburg y está lleno de tumbas decoradas de forma curiosa. ¡La verdad es que nos gustó mucho!

  • Museo de Arte Moderno Salzburg

Junto al cementerio también podréis encontrar la entrada al Museo de Arte Moderno Salzburg Mönchsberg, que está en lo alto de la montaña. Se sube con ascensor y, una vez arriba, podréis disfrutar de las vistas de toda la ciudad. ¡Ese día con la nieve se creó una estampa mágica!

El museo es accesible pero una vez arriba, si sales al exterior está lleno de escaleras, así que mejor evitar carrito.

  • Kapitelplatz

Bajando de la fortaleza, si vais camino a la catedral encontraréis la Kapitelplatz, característica por una escultura de una esfera dorada gigante.¡Pol no paraba de señalar a la «pelota», ¡le dejó alucinado!

  • Catedral de Salzburgo y Residenzplatz

La catedral de Salzburgo es el centro neurálgico de la ciudad. Se trata de una catedral de mármol de estilo barroco y edificada en el siglo XVII, acoje muchos acontecimientos de la ciudad tanto en su interior como en la plaza contigua: Residenzplatz. Y al lado, en Mozartplatz encontraréis la estatua de Mozart.

  • Alter Marktz

Prácticamente unida a Residenplatz se encuentra el Alter Markt, una avenida llena de locales de restauración y donde también hacen eventos.

  • Getreidegasse

Se trata de la principal calle comercial del casco antiguo de la ciudad. En el número 9 de la calle encontraréis la casa donde nació W.A.Mozart en el siglo XVIII y vivió hasta los 17 años. Es uno de los museos más visitados de la ciudad. Su entrada cuesta 11€ por persona, pero es gratis con la Salzburg Card. Se trata de una visita indispensable para los amantes de la música clásica.

  • Palacio de Mirabell

El Palacio de Mirabell está rodeado de un precioso jardín muy grande y desde el que podréis hacer fotos con la fortaleza de fondo.

Los jardines también son famosos porque salen en la película Sonrisas y lágrimas, donde la familia Trapp baila alrededor de la “Pegasus-Brunnen” (Fuente de Pegaso) delante del palacio y cantan la canción “Do re mi”.

  • Callejear

No se trata de un punto concreto de la ciudad, pero no podemos evitar añadirlo como una visita necesaria. Nos encantó perdernos por el centro histórico de la ciudad, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que está lleno de calles empedradas y con mucho encanto.

Especialmente muchos callejones, denominados Durchhäuser, forman un laberinto que conecta con Getreidegasse, al estilo de los Traboule de Lyon.

Todo está muy cerca y se puede hacer a pie sin problemas. Aunque también hay autobuses que comunican los distintos puntos de la ciudad, en caso de vuestro alojamiento esté más retirado.

Dar un paseo por la orilla del río y cruzar algunos de sus puentes también es un imprescindible de Salzburgo. ¡Las vistas desde ambos lados son increíbles!

Os dejamos un plano para que os situéis, veréis que está todo muy céntrico:

Mercadillos navideños

Durante la época navideña Salzburgo se llena de mercadillos que harán las delicias de quien los visite. Entre ellos destacan:

  • Mercado de Navidad de Christkindlmarkt

Junto a la catedral de Salzburgo se encuentra el mercadillo más grande e importante de la ciudad. Se trata de un mercadillo lleno de todo tipo de puestos de comida típica, adornos navideños, pista de hielo e incluso podréis disfrutar de coros de villancicos.

El mercado ocupa toda Residenplatz y la plaza contigua, Domplatz. A nosotros nos gustó mucho.

  • Mercado de Navidad en la Fortaleza

Si subís a la fortaleza también os encontraréis con un mercadillo navideño con mucho encanto. Aunque es bastante más pequeño que el de la catedral, a nosotros nos encantó por estar en un emplazamiento tan bonito, como es el patio de la fortaleza.

También hay eventos como el desfile de Krampus.

  • Mercado de Navidad en la plaza de Mirabell

Fue el primero que visitamos nada más llegar ya que lo teníamos muy cerca del hotel y, aunque es pequeño, nos encantó. Aprovechamos para cenar un plato típico de salchichas alemanas con col fermentada.

Está decorado con un árbol de navidad muy grande y, como el resto, está lleno de puestecitos de adornos navideños y comida típica.

  • Sternadvent mit Wintermarkt

Este mercadillo fue el que nos pareció que tenía más encanto. Sobretodo porque nos lo encontramos callejeando por el laberinto de placitas y calles del centro histórico, sin buscarlo. ¡Y las casitas eran todas de madera, con una decoración preciosa! Está en centro comercial abierto y allí se encuentra una de las tiendas de decoración navideña más bonitas que hemos visto nunca!

Podéis encontrar toda la información relacionada con los mercados navideños de Salzburgo en la web oficial de Austria.

¿Dónde comer?

Nosotros comimos todos los días en los mercadillos, es muy barato y hay varias opciones como salchichas, sopas, fondue… ¡y vino caliente! Una noche nos apetecía cenar un poco más sano y comimos un wrap vegetal en Nordsee.

Descuentos viajeros

Si no queréis perderos ninguna novedad, podéis suscribiros a nuestro blog y os avisaremos cuando publiquemos un post nuevo. También podéis seguirnos en Instagram, Twitter, Facebook o Youtube para viajar con nosotros en tiempo real. Y si tenéis dudas, sobre algún viaje, ¡no dudéis en dejarnos un comentario!¡Nos encanta recibir noticias vuestras! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *