La comarca del Solsonés es una escapada ideal para desconectar 3 o 4 días y estar en contacto con la naturaleza. A tan solo 1 hora y media de Barcelona en coche, la ciudad medieval de Solsona es la base perfecta para descubrir un sinfín de rincones con encanto: lagos de intensos colores azules, escarpadas montañas, miradores con vistas alucinantes y pequeños pueblos rurales. ¡Pero esto no es todo! También podréis disfrutar de la nieve esquiando o en trineo, degustar su deliciosa gastronomía, realizar visitas culturales o actividades divertidas con niños como flotar en la piscina de unas salinas. ¿Estáis listos para descubrir qué ver y hacer en Solsona y alrededores?

Los 14 lugares que NO te puedes perder en el Solsonés

¿Qué ver en la comarca de Solsona?

Mirador del Santuario de Lord

Unas de las vistas más impresionantes que hemos visto en Cataluña son las que ofrece este mirador, con el Valle de Lord y el Embalse de la Llosa del Cavall a nuestros pies. ¡Su agua es de un intenso azul claro que no deja indiferente a nadie!

Uno de los lugares que ver en Solsona es el mirador del Santuario de Lord

Se encuentra a tan solo 13 minutos en coche del pueblo Sant Llorenç de Morunys. Hay un pequeño aparcamiento justo donde empiezan las escaleras que suben a la cima de la Mola de Lord (1.150 m.). Después de 20 minutos subiendo por sus empinadas escaleras (que parecen interminables) se llega a lo alto de la montaña.

Escaleras nevadas al Santuario de Lord

Aquí es donde se encuentra el Santuario de Lord, del siglo XIX y un mirador con unas vistas tan espectaculares que te dejará con la boca abierta. Para hacer la mejor fotografía tenéis que llegar hasta la cruz y luego bajar un poco (cuidado con el viento).

El mirador del Santuario de Lord en Solsona

Si vais en invierno, como nosotros, puede que encontréis el camino de acceso lleno de nieve. Nosotros tuvimos que dejar el coche casi en Sant Llorenç de Morunys y andar unos 40 minutos para llegar. Además, las escaleras estaban cubiertas de nieve y hielo, por lo que resbalaban muchísimo. Sin embargo, ¡el esfuerzo mereció la pena!

La Garganta del Pont del Clop

Un gran descubrimiento fue esta garganta que el agua de la Ribera Salada ha moldeado con curiosas formas. Está situada al lado de un antiguo hostal en ruinas, devorado por las plantas, lo que le da aún más encanto.

Pont del Clop

Una vez llegáis al puente y lo cruzáis, veréis un gran aparcamiento donde dejar el coche. Al otro lado del puente hay pequeñas calitas donde os podéis bañar. Sin embargo, en verano se suele llenar de gente y el agua está un poco fresquita.

Mirador de la Creu de Codó

Otro mirador imprescindible del Valle de Lord y su abrupto paisaje. Este es de más fácil acceso, ya que solamente hay que andar 10 minutos por un camino muy sencillo que parte desde la zona de picnic Creu del Codó.

Al llegar veréis la cruz gigante y varias barandillas formando balconadas con vistas alucinantes a los lagos y montañas. ¡Incluso se puede ver la Mola de Lord con el Santuario encima!

Mirador de la Creu del Codó en Solsona

Recomendamos ir al atardecer, ya que los diferentes colores del cielo llenarán de magia este paisaje y será un momento inolvidable.

Mirador de la Creu del Codó en Solsona

Mirador de Serra-seca

De camino a Cambrils desde Solsona, este mirador es una parada obligatoria. Hay un pequeño descansillo para dejar el coche en la carretera. Lo encontraréis porque tiene una escultura de una bicicleta, ya que el Tour de Francia pasó por allí en 2009.

Al cruzar la carretera, veréis un tramo muy corto de escaleras que en 10 minutos os llevarán hasta la cima, a una altura de 1.234 metros.

Mirador serra-seca

Las vistas desde la serpenteante carretera ya era increíbles, pero una vez arriba disfrutaréis de una panorámica de 360º de la Ribera Salada, las montañas blancas y las montserratines. Estas últimas son llamadas así por su parecido con la montaña de Montserrat. ¡Y si tenéis suerte, además podréis ver un mar de nubes, como nos pasó a nosotros!

Mirador serra-seca

Cementerio modernista de Olius

Olius es conocido por albergar un original cementerio modernista que se fusiona con las rocas y la naturaleza del entorno. Data del año 1915 y es obra del arquitecto Bernardí Martorell, que recibió una gran influencia de Gaudí.

También destaca por el conjunto monumental formado por la iglesia de Sant Esteve d’Olius y su cripta. Fue consagrada en el año 1079 y es una bella representación del arte románico catalán.

iglesia de Sant Esteve d'Olius

En sus alrededores se pueden observar unos agujeros construidos 300 años antes de Cristo. Son nada más y nada menos que unos antiguos silos ibéricos que se cree que formaban parte de un gran comercio de grano.

Silos ibéricos de Olius

Salto de agua del Racó

Muy cerca de las salinas de Cambrils se encuentra el salto de agua del Racó, en la riera de Cal Sala. Nosotros lo vimos con poca agua, pero cuando ha llovido es una cascada mucho más espectacular.

Salto de agua del Racó - Cal Sala

El mejor sitio para observarla (si no queréis realizar una caminata hasta su base) es desde la pequeña ermita que hay al lado del aparcamiento de núcleo el Racó. ¡Con unas vistas realmente espectaculares!

Ermita del Racó, en Cambrils (Solsona)

Cuevas de la Roca de Canalda

En la roca de la Canalda encontraréis varias grutas y cuevas que en la antigüedad fueron habitadas, como “Ca l’Andreu”, las cuevas de los Moros o “Ca la Rita”. Esta fue la última en ser habitada y aún se puede observar su antigua cocina y las ruinas de la casa integrada en la montaña, con el techo de roca.

Cueva Ca la Rita en la Roca de la Canalda (Solsona)
Cueva Ca la Rita en la Roca de la Canalda. © Isidre blanc

Para llegar deberéis dejar el coche en las casas de Canalda y recorrer de este a oeste toda la pared de la roca. Podréis volver al aparcamiento por la GR1. Es una ruta circular muy fácil y llana para realizar con niños, de unos 6,8km. Si no queréis andar tanto, las cuevas quedan muy cerca del Zoo de los Pirineos de Odén, pero no estamos seguros que se pueda llegar desde allí.

Castellvell d’Olius

¿Sabíais que en Solsona hay un castillo? A tan solo 10 minutos en coche del centro se encuentra esta antigua fortaleza del año 1217. Todavía se conservan algunas torres, las murallas y la iglesia gótica de la Virgen del Remei.

Merece mucho la pena visitar este lugar porque desde esta altura se observan unas espléndidas vistas de la ciudad de Solsona, que tienen un encanto especial al atardecer.

Vistas de Solsona desde Castellvell

Casco antiguo de Solsona

No podemos olvidarnos de Solsona, una ciudad medieval con mucho encanto. En su centro histórico podréis visitar su impresionante Catedral, el Ayuntamiento, la antigua Poza de Hielo, el Palacio Episcopal o la Torre de las Horas.

Catedral de Solsona

Al atravesar las puertas de entrada a la ciudad, como el Portal del Castillo o el Portal del Puente, os harán retroceder en el tiempo hasta la época en la que Solsona era una ciudad amurallada (del s.XIV hasta el XVIII). Podréis perderos por sus callejuelas hasta llegar a la Plaza Mayor o la Plaza de San Juan, nuestra preferida.

Plaza San Juan de Solsona

Si vais con niños, les puede gustar ver el Cuarto de los Gigantes, situado en la calle de Sant Llorenç (nº37). Allí se exponen los cabezones, bestias y gigantes que salen durante la Fiesta Mayor. ¡Incluido un dragón!

Cuarto de los Gigantes de Solsona

¿Qué hacer en Solsona y alrededores con niños?

Tirarse en trineo en la estación de esquí de Port del Compte

Cerca de Solsona también podréis disfrutar de la nieve en la estación de esquí de Port del Compte que se encuentra a 40 minutos en coche. Nos pareció ideal para familias con niños pequeños ya que tienen una zona para tirarse en trineo y en tubbies (unos flotadores grandes en forma de donut).

Simplemente hay que pagar 12€ por persona y dispones de 1:30h para tirarte en trineo, usar el telearrastre y la pista de tubbies. Incluye el alquiler del trineo, no hace falta llevarlo de casa.

Además, hay un parque infantil nevado donde podréis hacer muñecos de nieve, jugar en un tipi indio, montaros en los columpios y toboganes o saltar en las camas elásticas. Disponéis también de una cafetería con comida para llevar, baños y algunas tiendas cerca de la entrada principal.

Flotar en la piscina salada de las Salinas de Cambrils

En Cambrils encontraréis unas antiguas salinas situadas a km. de distancia de la costa que datan del s.XVIII. Son unas de las pocas salinas de montaña que quedan en Cataluña. Actualmente están rehabilitadas como museo y casa rural.

Salinas de Cambrils, un lugar imprescindible que visitar en Solsona

Al visitarlas se pueden ver los molinos, la fuente salada, los bancales donde se evaporaba el agua para recoger la sal o las antiguas canalizaciones cubiertas de estalactitas blancas. ¡Recomendamos visitarlas en verano porque así podréis flotar en su piscina salada como si del Mar Muerto se tratara! Una experiencia muy divertida que cuesta 7,5€ por persona (niños gratis) y tenéis que reservar con antelación.

Tirar piedras en el Pantano de la Llosa del Cavall

Ya hemos visto el Pantano desde las alturas, pero seguro que también os apetece relajaros en su orilla. De mientras, los más pequeños pueden jugar a tirar piedras al agua (su pasatiempo favorito).

Pantano de la Llosa de Cavall

Os recomendamos especialmente un rincón del pantano que tiene una pequeña isla, accesible a pie cuando hay poca agua. Las vistas a ambos lados son increíbles.

Pantano de la Llosa de Cavall en Sant Llorenç de Morunys (Solsona)

Para llegar tan solo debéis aparcar el coche en el restaurante Vilasalo de Sant Llorenç de Morunys y acceder por un caminito que baja desde la parada del autobús. En la bifurcación deberéis girar a la derecha y en 5 minutos llegaréis a la orilla de la Llosa del Cavall.

Hacer un pícnic en las Fonts del Cardener

Una de las cosas que nos quedaron pendientes en Solsona por falta de tiempo fue visitar las Fonts del Cardener. Se trata de unas cascadas y saltos de agua que se forman en el nacimiento del río Cardener. Un remanso de paz situado a 1 Km. del pueblo de la Coma, con zona de pícnic para comer y relajarse.

Fuentes del Cardener
Fuentes del Cardener. © Miquel González Page

Visitar la Granja de Casa Marcús y su Museo

Un gran descubrimiento durante nuestra escapada por Solsona fue esta granja y casa rural situada en Olius. Podéis visitarla sin necesidad de alojaros allí, simplemente llamáis para reservar con antelación. Por un módico precio de 5€ los adultos y 3€ los niños os dejarán ver y tocar algunos de sus animales. Tienen vacas, conejos, cerditos, gallinas y un pavo real. ¡A Pol le encantó!

Aunque sin duda lo mejor de la visita fue su espectacular Museo de objetos antiguos que han ido recopilando a lo largo de los años. Podréis haceros una idea detallada de cómo vivían antes en esta zona: vehículos antiguos, herramientas de distintas profesiones, objetos cotidianos muy curiosos, vestidos… ¡No falta de nada!

¿Dónde alojarse en Solsona?

Hotel Sant Roc

Es la segunda vez que nos alojamos en este hotel porque nos encanta. La primera vez fue en una escapada romántica con spa y esta vez hemos vuelto con el peque.

Está situado en un precioso edificio modernista del siglo XX, en el centro de Solsona. Nos encanta porque dispone de 2 restaurantes en los que se come genial (aunque son un poco caros).

Hotel Sant Roc de Solsona

Además, las habitaciones que nos dieron tenían una cama enorme y bañera con hidromasaje.

¿Dónde comer en Solsona?

Hotel Sant Roc

Como hemos comentado, en el hotel se come genial. Tienen un restaurante con cocina creativa e innovadora que se llama “El Buffi”. Está situado en un elegante salón y suelen tener menú y carta.

Justo al lado tienen “el Petit Buffi” moderno e informal que ofrece tapas de autor.

Restaurante del Hotel Sant Roc en Solsona

Cal Poldo Xic

Este restaurante está situado en el centro de Solsona, en la Plaza de San Juan, y dispone de terraza. Nos gustó especialmente porque ofrece menús de 3 platos en los que tienes que escoger uno de proteína, uno de verdura y uno de carbohidratos. Es una buena forma de comer de forma equilibrada, están muy ricos y entre semana tan solo cuestan 14€.

Cal Poldo Xic en Solsona

Ca l’Agustí (Cambrils)

Si visitáis las salinas de Cambrils no podéis perderos este restaurante. Entre semana ofrecen un menú de 12,5€ para chuparse los dedos con platos tradicionales y carne de caza. No olvidéis probar las patatas típicas de esta zona, llamadas trumfos.

Restaurante Ca l'Agustí en Cambrils

¡Esperamos que os haya gustado el post y os sirva de inspiración para vuestras futuras escapadas por Catalunya! Si no queréis perderos ninguna novedad, podéis suscribiros a nuestro blog y os avisaremos cuando publiquemos un post nuevo. También podéis seguirnos en InstagramTwitterFacebook o Youtube para viajar con nosotros en tiempo real. Y si tenéis dudas, sobre algún viaje, ¡no dudéis en dejarnos un comentario! ¡Nos encanta recibir noticias vuestras!

Author

Write A Comment