Lanzarote en 5 días

Lanzarote en 5 días

Lanzarote es una isla mágica cargada de energía. También conocida como “la isla de los volcanes“, aunque tiene mucho más que ofrecer: playas preciosas, vistas de infarto, cuevas, paisajes de otro planeta, pueblos de casitas blancas, su gastronomía, su gente… Estuvimos 5 días en estas islas pero nos hubiéramos quedado más, ¡son ideales para desconectar!

Es la más oriental y la cuarta isla más extensa del archipiélago canario. Tiene una superficie de 845,93 km² y su capital es Arrecife. Al norte de la isla se encuentra la isla de La Graciosa junto con los islotes deshabitados que forman el Archipiélago Chinijo. Lanzarote fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993.

Clima

¡Poder estar en enero a 20ºC es una maravilla! Lanzarote tiene un clima subtropical, lo que se traduce en que hace bueno todo el año. Con temperaturas suaves y pocas precipitaciones. A nosotros justo nos tocó una mala semana con muchas nubes, pero no es lo habitual y de hecho, pudimos bañarnos cuando asomaba el sol. El agua está fresquita todo el año, porque es el mar Atlántico y suele hacer bastante viento, lo que lo hace un destino ideal para surferos. Los mejores meses para visitar la isla son mayo, junio y septiembre.

Vuelo

Después de comparar varias compañías de vuelo con Skyscanner, nos decidimos por Vueling y los billetes nos costaron 174€ los 3 ida y vuelta.

8:50 Barcelona – Lanzarote 10:55

16:10 Lanzarote – Barcelona 20:10

El vuelo fue puntual, nos dejaron embarcar con prioridad por ir con un bebé y facturamos el cochecito del niño gratis, pero pudimos llevarlo hasta la puerta del avión. La duración del vuelo fue de 3 horas y la diferencia horaria, como ya sabréis, es de una hora menos en Canarias.

Alojamiento

Teníamos claro que queríamos un apartamento porque es más cómodo cuando viajas con un bebé, así que miramos diferentes alojamientos en Airbnb. Al final nos decidimos por uno cerca de Puerto del Carmen, en el tranquilo barrio de Tías. Nos costó solo 45€ la noche y estaba genial, tenía de todo: cocina con todos los utensilios, sala de estar con sofá y televisión, dormitorio, terraza, piscina y Wi-Fi.

La anfitriona era muy amable, contestaba a los e-mails muy rápido y hasta nos dejó una botella de vino, desayuno, sombrilla para la playa, gafas de Snorkel, jabón y otras cosas gratis.

Os dejamos hasta 34€ de descuento en Airbnb si es la primera vez que os registráis y 15€ de descuento en Booking para ahorrar un poquito, que siempre viene bien.

Coche

La reserva del coche la hicimos con Plus Car, es una compañía canaria que nos habían recomendado. El alquiler de seis días nos costó 95€, e incluía la silla del coche del niño y el seguro a todo riesgo.

¿Qué ver en Lanzarote?

Llegada

  • Playa de Tías

El primer día, después de recoger el coche, hacer la compra en un supermercado Mercadona que había cerca del aeropuerto y dejar las cosas en el apartamento, fuimos a dar una vuelta por el paseo marítimo de Tías. Aún no nos creíamos que estuviéramos a solo 20°C en enero, así qué no pudimos resistir la tentación remojarnos los pies en la playa viendo el atardecer.

Día 1

  • Playa Papagayo

Considerada la mejor playa de la isla, con su arena dorada, su forma de concha y su agua color turquesa. Papagayo es una playa vírgen al sur de Lanzarote, situada en un entorno espectacular.

Hay muchas calitas en esta zona y en verano suelen estar llenas de gente, de hecho nosotros nos bañamos en la de al lado porque daba menos el viento. La verdad es que vimos otra playa que nos gustó más que esta (más abajo os contamos cuál). Aunque al estar nublado el día, no la vimos en todo su esplendor.

Para llegar hay que ir por un camino de arena y aparcar en un párquing de pago al lado de la playa (3€). También hay un chiringuito para comer.

  • Playa Blanca y Marina Rubicón

Es un bonito pueblo costero cerca de Papagayo, con un paseo marítimo que te lleva al puerto Marina Rubicón, que está lleno de restaurantes. Desde Playa Blanca se cogen los ferris a Fuerteventura y, de hecho, puedes verla desde aquí y también isla de Lobos.

  • Playa dorada

Es una de las playas que encontraréis en el paseo yendo de Playa Blanca a Marina Rubicón. Nos encantó porque no hacía nada de viento y pudimos bañarnos varias veces aprovechando que salió el sol.

  • El Golfo

Para acabar este día, no hay mejor forma que viendo el atardecer en el Charco Verde de los Clicos. Un espectacular lago verde situado en una playa de arena negra que contrasta con las montañas rojas de alrededor, se nota que forma parte del Parque natural de los volcanes. ¡Es un paisaje impactante que no olvidaréis!

El color verde del Charco se debe a una alga que habita en su interior y del azufre que contiene su agua.

Podéis dejar el coche en un parking gratuito que hay al lado de la localidad del Golfo, coger un caminito que pasa por una playa y en 5 minutos estaréis en el mirador del Charco (el acceso del otro lado para bajar a la playa está prohibido).

Día 2

  • Parque Nacional de Timanfaya

No podéis iros de Lanzarote sin visitar esta espectacular zona volcánica de más de 50km2. El parque surgió de las erupciones volcánicas que tuvieron lugar entre 1730 y 1736, así como de las posteriores en 1824. Después se ha mantenido en calma, pero la escasa presencia humana ha hecho que se conserve perfectamente y se puedan ver una gran variedad de fenómenos geológicos. ¡A menos de 10 metros de profundidad su temperatura es próxima a los 600ºC!

La visita se hace en autocar desde el restaurante y os conducirán a través de mares de lava, volcanes y paisajes que parecen de otro planeta. Una vez lleguéis de nuevo al punto inicial, podréis ver un géiser (provocado) y como cocinan pollo con el calor volcánico. Podéis quedaros a probar esa comida en su restaurante el Diablo, que tiene unas vistas alucinantes del parque y no es muy caro.

La entrada a las Montañas de Fuego cuesta 10€ por persona, pero os recomendamos comprar un pack de entradas a los sitios más importantes de la isla porque sale mucho más a cuenta, teneis toda la información y precios de los distintos packs aquí y se pueden comprar en las taquillas de cualquiera de los sitios turísticos incluídos. Nosotros cogimos el bono de 4 centros por 28€ por persona.

Por cierto, cuando vayáis a Timanfaya, ¡llevad una chaqueta porque hace mucho viento! Su horario es de 9 a 17:45h y en verano de 9 a 18:45h (última visita a las 17h).

  • Los Hervideros

Otro sitio espectacular que os dejará sin palabras, sobretodo un día que el mar esté embravecido y haya fuerte oleaje. Entonces podréis ver como “hierve” contra las formaciones rocosas, formando columnas de basalto. ¡Además visitarlo es gratis!

  • Salinas de Janubio

Justo al lado de los Hervideros, encontraréis estas bonitas salinas rosadas y varios miradores desde los que contemplarlas de forma gratuita. A día de hoy siguen activas porque la UE las declaró espacio natural protegido. El mejor momento del día para verlas es al atardecer.

  • La Geria

¡Esta zona es increíble! ¿Habíais visto alguna vez viñedos metidos en hoyos? Nosotros no y nos quedamos alucinados con el paisaje. Es lógico, como hace tanto viento en Lanzarote, tienen que hacerlo así para protegerlos.

Ya que estáis en la Geria, tenéis que hacer alguna cata de vino blanco, típico de la isla. Os recomendamos la bodega el Grifo, la más antigua: cuesta 8€ por persona una cata de 3 copas de vino y una degustación de quesos. Así podréis ver su museo del vino (gratuito) y probar un tipo de uva que solo se encuentra en Lanzarote, la malvasía volcánica.

  • Puerto del Carmen

Puerto del Carmen es uno de los pueblos más turísticos de Lanzarote, aunque en enero no estaba muy animado. Tiene una zona de restaurantes con vistas al mar, bares para salir de fiesta y la zona del puerto, que es muy buen sitio para ver el atardecer.

Día 3

  • Jameos del Agua

En un extremo del túnel de lava procedente del volcán de la Corona, se encuentra este espectacular lago subterráneo. César Manrique lo transformó en un lugar idílico, en el que ahora hay un restaurante, un bar, una piscina y un auditorio, pero siempre respetando las formas de la naturaleza. Es un sitio muy bonito y el único lugar en el mundo donde podréis observar los diminutos cangrejos albinos y ciegos.

La entrada cuesta 10€ (más barata si cogéis los bonos) y el horario es de 10 a 18:30h.

  • Cueva de los Verdes

En el otro extremo del mismo túnel se encuentra esta cueva. No es una cueva llena de estalactitas o estalagmitas, pero es increíble ver las formaciones de lava de su interior y al final os llevaréis una sorpresa.

La entrada son 10€ (más barata si cogéis los bonos) y el horario es de 10 a 17h o en verano hasta las 18h.

  • Caletón Blanco

¡Esta sí que fue la playa que más nos gustó de la isla! Y eso que también la vimos un día nublado, con sol ya no sé como debe ser. Aguas transparentes y tranquilas, arena blanca que contrasta con las enormes rocas negras y el paisaje volcánico de alrededor… ¡Es realmente increíble!

Tiene un párking gratuito justo delante y desde la playa se ven unas vistas geniales de Órzola.

  • Órzola

Este pueblo costero es conocido porque en el se coge el ferri que va a la isla de La Graciosa, que cuesta 20€ por persona y en media hora te deja allí. A parte de eso, no vimos que tuviera mucho más, así que si vais justos de tiempo es prescindible.

  • Mirador del Río

¿Qué decir del mejor mirador de la isla? ¡Las vistas a la isla Graciosa desde aquí son alucinantes! Hay uno de pago, que fue construído por César Manrique y cuesta 4,75€ por persona (horario de 10-17:45h y de 10-18:45h en verano). Pero nosotros fuimos a uno gratuito, que se llega andando desde el mismo párking pero a la izquierda del de pago. No es de César Manrique, ¡pero las vistas son igual de bonitas!

  • Casa – Museo Cesar Manrique

La casa donde vivió César Manrique, conocido por construir medio Lanzarote (es broma), está en la bonita localidad de Haría (“el Valle de las 1000 palmeras”). Manrique fue un escultor, pintor y artista canario muy importante, experto en fusionar arte y naturaleza (como Gaudí).

Si tenemos que ser sinceros, en realidad queríamos ir a la Fundación César Manrique pero el GPS nos trajo aquí. Y al final fue una experiencia curiosa, ya que estábamos visitando muchas casas que él diseñó y así pudimos ver como era la suya y el taller en el que trabajaba. Tampoco lo consideramos una visita imprescindible, pero si os hace mal tiempo es una opción.

El precio de la entrada son 10€ y abre de 10:30 a 18h.

Día 4

  • Teguise

Este pueblo nos pareció el más bonito de Lanzarote, tiene mucho encanto con sus callejuelas blancas y su iglesia. Teguise fue la antigua capital de Lanzarote entre el s. XV y el s. XIX. Cada domingo hay un popular mercadillo de 9 a 14h, con productos ecológicos, de artesanía, souvenirs, etc.

  • Museo Lagomar: casa de Omar Sharif

Esta casa es la que más nos gustó de todas las que vimos. Fue diseñada por César Manrique y tiene muchos pasadizos, cuevas, recovecos y miradores, que ahora están acondicionados como restaurante y bar de copas.

La historia de esta casa es que fue comprada por Omar Sharif, un famoso actor que estaba rodando en aquel momento la película “La isla misteriosa” allí y quedó enamorado de Lanzarote. Sin embargo, tenía problemas de juego y la perdió ese mismo día en una partida de cartas, sin haber podido vivir en ella. El ganador era su agente inmobiliario, que además era campeón europero de Bridge. Cuentan que después de esto Omar Sharif se fue de Lanzarote y nunca quiso volver. ¡No me extraña jajaja!

El precio de la entrada es de 8€ y el abren de 10 a 18h.

  • Fundación César Manrique

Este museo situado en Tahiche tiene como objetivo la conservación y difusión de la obra de Manrique. En él encontraréis otra antigua residencia del artista (más espectacular que la otra), obras suyas y de otros artistas importantes como Picasso, Miró, Tàpies o Chillida.

Lo que más nos impactó es esta ventana en la que se fusiona arte y naturaleza, ya que la lava del volcán entra dentro de la casa.

 

La entrada cuesta 8€ y abren de 10 a 18h.

  • Jardín de Cactus

Este espectacular jardín fue diseñado por… ¿a que no lo adivináis? ¡Pues sí! ¡César Manrique! Fue su última gran obra y en él se pueden encontrar 4500 ejemplares de cactus. Es un sitio muy fotogénico, con un restaurante, un molino y bonitas vistas a los volcanes.

Cuesta 5,80€ (entra en el bono) y abre de 10 a 17:45h.

  • Costa Teguise

Esta es otra localidad costera bastante turística, como Puerto del Carmen. Es conocida por su largo paseo marítimo y sus playas, como la de la Cuchara. Tiene muchos restaurantes, así que es un buen sitio para comer.

  • Barco fantasma

Descubrimos este sitio gracias a nuestros amigos del blog La Naranja Viajera. Este barco abandonado está situado al lado de puerto Mármoles y es impactante verlo de cerca. El Telamón era un barco griego que transportaba troncos y encalló en el Arrecife de Lanzarote. Su rescate fue inviable, así que tuvieron que embarrancarlo y allí se ha quedado desde los años 80. Durante una época fue habitado por okupas y muchos submarinistas lo visitan a menudo, a pesar de que el acceso a su interior está prohibido porque es peligroso.

  • El charco de San Ginés

En el casco antiguo de Arrecife se encuentra este lago de agua de mar lleno de barquitas y rodeado de casitas blancas de pescadores. Justo al lado está el barrio de la Puntilla que también es recomendable si tenéis tiempo.

 

Día 5

En nuestro último día en Lanzarote solo nos dió tiempo a ver estas 2 playas cercanas al apartamento. Aprovechando que hacía sol nos bañamos para despedirnos de esta maravillosa isla.

  • Playa Quemada

Esta playa la vimos de lejos porque el acceso era difícil y al con el bebé no podíamos hacer la excursión hasta allí. Esta es la playa del pueblo, más accesible:

  • Playa Chica

Aquí vimos a mucha gente haciendo snorquel y buceo, ya que se veían muchos peces solo con meter los pies.

¿Qué más cosas hacer si sobra tiempo?

  • Visitar la isla de La Graciosa: si disponéis de un día extra y os hace buen tiempo, no dudéis en visitarla porque tiene playas alucinantes y es muy vírgen, no tiene carreteras (se puede recorrer en bici o barco). El ferri se coge en Órzola, cuesta 20€ por persona y en media hora te deja en la isla.
  • Fuerteventura y el islote de Lobos: también podéis coger un ferri o una excursión para verlos, ya que estáis allí. Se cogen en Playa Blanca.
  • Ir a las piscinas naturales de Punta Mujeres.
  • Los Charcones son otras piscinas naturales cerca de Playa Blanca.
  • Playa de Famara: es una de las más conocidas de la isla, aunque nosotros no fuimos porque hacía mucho viento y es una playa más para surferos.
  • Castillo de San José: está cerca de Arrecife y tiene un restaurante y el Museo Internacional de Arte Contemporaneo. La entrada cuesta 4€ y abre de 10 a 20h.

¿Dónde comer?

  • Restaurante Altamar: quedamos con nuestros amigos del blog La Naranja Viajera para cenar en el restaurante Altamar. Está ubicado en la planta alta del Gran Hotel, desde el que se ven unas vistas increíbles de Arrecife. Tenéis toda la información de la experiencia en este post.

  • Casa Jose: situado en Playa Blanca, tienen una parrillada de pescado muy rica por 15€ por persona.

  • Bar Stop: si pasáis por el pueblo de Yaiza, tenéis que comer algo en el Bar Stop. Nos lo recomendaron mucho y ahora entendemos porqué: ¡comida casera por solo 17€ los 2! Pedimos raciones de fideuá, pescado con papas y garbanza (su plato estrella), además de vino y postre. El bar estaba lleno pero nos sentaron en una mesa del restaurante de al lado sin ningún problema.

 

  • Restaurante Amanecer: tenéis que hacer una parada en Arrieta para probar el famoso restaurante Amanecer. Su mariscada y parrillada no dejan a nadie indiferente y ¡sobretodo tenéis que pedir el típico mousse de gofio con bienmesabe! Fue uno de los resturantes que más nos gustó y nos costó 22€ por persona.

  • Taberna el Bocadito: situado en Costa Teguise, este restaurante está especializado en carnes, como su vecino La Bohemia“. Los 2 son muy recomendables y asequibles. Pedimos un risotto de rabo de toro, parrillada de carne y torrijas de gofio por solo 22€ por persona y estaba rico rico.

¡Esperamos que os hayan entrado ganas de visitar esta mágica isla, que parece de otro planeta! Sobretodo os recomendamos pasar allí unos días en invierno. Disfrutar de ese clima y poderte bañar en enero es algo impagable.

Descuentos viajeros

Si no queréis perderos ninguna novedad, podéis suscribiros a nuestro blog y os avisaremos cuando publiquemos un post nuevo. También podéis seguirnos en Instagram, Twitter, Facebook o Youtube para viajar con nosotros en tiempo real. Y si tenéis dudas, sobre algún viaje, ¡no dudéis en dejarnos un comentario!¡Nos encanta recibir noticias vuestras! 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *