Estonia es un país precioso y todavía desconocido para mucha gente. Cuando piensas en Estonia, automáticamente tu mente la asocia a Tallin, su capital. Pero poca gente sabe que tiene más de 200 islas y en alguna de ellas puedes bañarte en verano, como la de Saarema. También se puede hacer avistamiento de osos en libertad, pasando la noche en una cabaña. Pero de eso hablaremos más adelante, porque en este post os queremos contar qué ver y hacer en la bonita ciudad medieval de Tallinn.

Una escapada perfecta para 2 o 3 días si quieres conocer también los bosques y humedales del Parque Nacional de Lahemaa y sus impresionantes mansiones. Te recomendamos especialmente que visites Tallin en Navidad porque su mercadillo navideño es uno de los más conocidos y la ciudad se viste de blanco.

¡Aquí tienes la Guía práctica para visitar Tallin: información de cómo llegar, dónde alojarse, cómo moverse, qué hacer, mejores excursiones y un mapa con todos sus lugares imprescindibles!

¿Cómo llegar a Tallin?

Siento deciros que no hay vuelos directos para llegar a Tallin desde España (de momento). Tendréis que hacer escala en Riga (Letonia) u otra ciudad. Aunque la opción más económica es volar hasta Riga y coger un bus para llegar a Tallin. Se tardan solamente 4 horas y media con la compañía Lux Express y encontraréis el precio de los asientos desde los 16€.

Otra opción es alquilar un coche y aprovechar para recorrer las 3 capitales bálticas: Riga, Tallin y Vilnius. Si dispones de tiempo incluso podréis ver otros lugares de interés de estos países.

También podéis llegar desde Helisinki, Estocolmo o San Petersburgo en ferry con las compañías TallinkEckerö Line. ¡Podréis combinar varias ciudades en un mismo viaje!

¡Viaja seguro!

Siempre recomendamos contratar un seguro de viaje para estar más tranquilos, sobre todo si se viaja con niños. Nosotros usamos el familiar de Mondo, con cobertura COVID-19chat médico 24h y seguro de cancelación. ¡Nos han ayudado en muchas ocasiones! Te dejamos un descuento:

Seguro de viaje

¿Cómo ir del aeropuerto al centro de la ciudad?

Desde el aeropuerto podréis ir al centro de Tallin cogiendo el tranvía nº4 hasta la parada de Viru. Pasan cada 10 minutos y el trayecto dura unos 20 minutos.

También puedes coger el autobús número 2 con destino hacia Reisisadam y bajarte en la parada A. Laikmaa después de unos 15 minutos. Los billetes sencillos de transporte público cuestan unos 2€.

Para grupos quizás es más cómodo reservar un traslado, sobretodo si lleváis muchas maletas o llegáis de noche.

¿Dónde alojarse en Tallin?

Sin duda la mejor zona para alojarse en Tallin es cerca de la Ciudad Vieja, la parte más bonita donde están los puntos de interés y restaurantes. Yo me alojé en el Tallink Express Hotel por 39€ la noche.

La zona en la que se encuentra está un poco desolada porque está al lado del puerto y, aparte de otros hoteles y algún supermercado no hay mucho más. Pero está a 5 minutos andando del centro y, como veis, es muy económico.

Además, dispone de restaurantes y un spa enorme con varias piscinas, jacuzzis, saunas finlandesas… La mayoría de los hoteles en Estonia tienen centros de bienestar, es parte de su cultura.

Las habitaciones son cómodas, con camas grandes, baño privado y wifi.

Tanto la cena como el desayuno buffet me gustaron mucho, con productos y platos típicos de la zona. La cena fueron unos 20€.

Desayuno Tallin

¿Qué ver en Tallin?

Os recomendamos coger la Tallin Card si vais a visitar varios lugares de interés porque incluye entrada gratuita a más de 40 atracciones, uso ilimitado del transporte público y descuentos en restaurantes y tiendas. Puedes comprar la Tallin Card de 24, 48 o 72h aquí.

La Ciudad Vieja de Tallin

El casco histórico de Tallin fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997 ¡y no nos extraña! Porque su parte medieval se encuentra rodeada por murallas y torres muy bien conservadas.

Se divide en la parte alta o Toompea (la colina de la Catedral) y la parte baja o Vanalinn.

Sus calles más bonitas

En el Casco Viejo descubriréis casitas medievales de colores, tejados rojos y coquetas iglesias. La mejor forma de visitarlo es perderse por sus callejuelas… Las más bonitas son el pasaje de Katarina o la calle Pikk.

La Plaza del Ayuntamiento

Un buen punto de partida para empezar a descubrir el centro histórico de Tallin es esta bonita plaza, rodeada de coloridos edificios medievales. En Navidad es aquí donde colocan el árbol y el conocido mercadillo navideño.

Plaza del Ayuntamiento de Tallin

El Ayuntamiento es uno de los lugares a destacar de esta plaza, de estilo gótico. Podréis subir a su torre de 64 metros de alto para ver las vistas. También destaca la Farmacia Burchart, una de las más antiguas del mundo.

Ayuntamiento de Tallin

Las murallas de Tallin

Pasear por las murallas originales de Tallin que rodean el casco antiguo (Vanalinn) es una de las mejores cosas que hacer en esta ciudad. Todavía se conservan 26 de las 46 torres de vigilancia, con sus techos rojos y puntiagudos, y más de 2 kilometros de esta impresionante fortificación medieval.

La puerta Viru

Es una de las puertas de entrada al casco histórico de Tallin que todavía quedan en pie y se han convertido en un símbolo de la ciudad. Al atravesar sus 2 torres medievales del siglo XIV accederéis a la calle Viru, llena de tiendas y restaurantes.

Puerta Viru
Calle y puerta Viru

La Catedral de Alexander Nevski

Esta bonita catedral ortodoxa fue construida durante la época en la que Estonia formaba parte del Imperio Ruso (entre 1894 y 1900). Por este motivo dispone de las cúpulas características del estilo arquitectónico ruso y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en en 1997. Está dedicada a san Alejandro Nevski.

Catedral ortodoxa de Tallin

La Iglesia de San Olaf

Esta iglesia fue construida en el siglo XII en honor al rey Olaf II de Noruega. Su puntiaguda torre mide 123 metros de altura, ¡pero llegó a medir 159 metros! Fue el edificio más alto del mundo desde el año 1549 hasta el 1625. Así que os podéis imaginar las bonitas vistas que se ven desde arriba… Subir cuesta 3€, pero es gratis con la Tallin Card.

Iglesia de San Olaf

La iglesia de San Nicolás

Fue construida por comerciantes alemanes en el año 1230. Actualmente es un museo que exhibe preciosos retablos, losas funerarias medievales y otras obras de arte religioso. La entrada cuesta 6€ pero es gratuita con la Tallin Card. Abre de miércoles a domingos de 10 a 17h.

Iglesia de San Nicolás

Kadriorg Palace

Este gran palacio barroco fue construido por el zar Pedro el Grande de Rusia, fundador de San Petersburgo, para su esposa Catalina I. Concretamente se construyó en el siglo XVIII, después de la conquista rusa de Estonia.

Palacio Kadriorg en Tallin

En su interior alberga el Museo de Arte Kadriorg y los jardines que lo rodean están inspirados en Versalles y son preciosos, sobretodo en primavera cuando florecen.

Una visita imprescindible situada en la avenida Narva Maantee. Podréis llegar en 10 minutos cogiendo los tranvías 1 o 3.

Visitar el parque es gratis, pero si queréis entrar en su interior son 8€ (o sin coste con la Tallin Card.). El horario es de 10 a 18h cada día, excepto los lunes que está cerrado.

KUMU Art Museum

Al lado del parque Kadriorg encontramos el principal museo de arte de Estonia y uno de los más grandes del Norte de Europa. Un edificio de diseño moderno que alberga espectaculares exposiciones de estonio a partir del siglo XVIII, arte moderno y arte contemporáneo. La entrada cuesta 10€ pero es gratis si tenéis la Tallin Card.

KUMU Art Museum

Castillo Maarjamäe

Este bonito castillo alberga el Museo de Historia de Estonia y podréis conocer un poco más sobre su pasado soviético.

La entrada son 8€ o gratis con la Tallin Card. Está ubicado en la calle Pikk 17 y abre todos los días de 10 a 18h. Excepto los lunes de octubre a abril, que está cerrado.

Castillo Maarjamäe

¿Qué hacer en Tallin?

Ver los tejados rojos de Tallin desde sus miradores

Desde la colina de Toompea disfrutaréis de las maravillosas vistas de Tallin y sus característicos tejados rojos. Hay varios miradores, como el de Patkuli o el de Kohtu, muy recomedables para ver el casco viejo desde las alturas.

Vistas de Tallin desde Toompea

Kalamaja, el barrio más moderno de Tallin

Este barrio industrial es el más moderno y hipster de Tallin. Destacan sus casitas de madera y las fábricas en ruinas que fueron convertidas en bares, cafés y tiendas.

Prisión de Patarei

Aquí se encuentra la Prisión abandonada de Patarei… Si queréis visitar este tenebroso lugar, la entrada cuesta 8€ o gratis con la Tallin Card.

Street Art en Telliskivi

Sobretodo os recomendamos la zona de Telliskivi, que está repleta de street art y restaurantes. Allí encontraréis también galerías de arte como Fotografiska con exposiciones de fotografía que no dejan indiferente a nadie.

Mercado Balti Jaama

El Mercado Balti Jaama está situado al lado de la Estación Báltica y del barrio de Tellinskivi. Es un impresionante mercado cubierto de 3 plantas con puestecitos de comida, cafeterías cuquis, supermercado, tiendas de souvenirs y antigüedades. ¡No os lo podéis perder!

Ver el Mar Báltico

Si visitas Tallin tienes que guardar un momento para asomarte a ver la fuerza del mar Báltico. Caminar por el paseo marítimo siempre es una buena opción. También podéis realizar un paseo en barco por la bahía de Tallin y así disfrutar de las vistas de la ciudad desde el mar.

Mar Báltico

Comer en Olde Hansa

Si queréis teletransportaros a la época medieval, tenéis que venir a comer a Olde Hansa. En este restaurante ambientado podréis degustar auténticos manjares de la época. Está todo decorado al milímetro y los camareros van con vestidos para la ocasión. ¡Todos los detalles para sentirse dentro de un cuento de caballeros y princesas! Está en el corazón del casco antiguo.

Olde Hansa

Si preferís la cocina más moderna, no os perdáis el restaurante Platz. En el barrio de Rottermann encontraréis muchos restaurantes interesantes.

Meterse dentro de un submarino

En el Museo Marítimo de Estonia es posible ver cómo es un submarino nuclear auténtico por dentro, un rompehielos y otras embarcaciones históricas. ¡Es una visita muy entretenida para hacer con niños!

Está situado dentro de una de las antiguas torres de la muralla y en la cafetería de la azotea tendréis buenas vistas de la ciudad y del puerto de hidroaviones. La entrada cuesta 15€, pero es gratis con la Tallin Card.

Conocer el pasado comunista de Tallin

En la última planta del hotel Viru encontraréis un museo dedicado a la KGB, porque la capital de Estonia tiene un pasado soviético y comunista. También sufrieron los interrogatorios, el miedo y los encarcelamientos durante los “años del terror de Stalin”. Podréis visitar el edificio que albergó a la KGB, pisos de estética soviética o la cárcel abandonada de Patarei.

Subir a la Torre de Televisión de Tallin

Subir al edificio más alto de Estonia ofrecerá la mejor panorámica del país. Esta torre de 314 metros de altura fue construida en el año 1980. Además del mirador, dispone de una cafetería y se realizan exposiciones, conciertos… Además, justo al lado se encuentra el Jardín Botánico de Tallin.

La Torre de Televisión está situada en Kloostrimetsa tee 58a. La entrada es gratuita si disponéis de la Tallin Card o podéis reservarla en este enlace con entrada prioritaria por 17€.

Asistir al Festival de la Canción de Estonia

El mayor festival del país tiene lugar cada 5 años y concentra a 75000 personas cantando canciones tradicionales. ¡Es realmente emotivo! Si no puedes verlo, al menos podrás visitar este impresionante Auditorio al aire libre.

Auditorio Festival de la Canción de Estonia

Comprar chocolates

¡No os olvidéis de probar su conocido chocolate! Podréis probar figuritas pintadas a mano en alguna de sus pastelerías, aunque os saldrá más económico comprarlo en un supermercado.

Chocolate de Tallin

Recorrer los Túneles del Bastión

Por último, no os perdáis estos pasajes subterráneos que sirvieron como refugios para bombas durante la Segunda Guerra Mundial y se encuentran en Toompea, debajo de Harju Hill y Linda Hill.  Fueron construidos con fines militares durante 1670. La visita son 9€ pero la tenéis gratis con la Tallin Card.

Mapa de Tallin

 

Como veis, Tallin tiene mucho más por ver de lo que parece a simple vista… Una escapada de 2 o 3 días es suficiente si deseáis conocer la capital de Estonia. Aunque algunos días más os permitirán descubrir sus alrededores y la naturaleza del Parque Nacional de Lahemaa, que también es muy recomendable! Esperamos que os animéis a visitar Estonia!


¡PREPARA TU VIAJE Y AHORRA!

✈️ Encuentra los mejores vuelos aquí.

🏨 Reserva hoteles al mejor precio en este enlace.

🏥 5€ de descuento en tu seguro de viajes y cancelación Mondo con cobertura COVID-19 en este enlace.

🌇 Las mejores actividades y excursiones en español aquí.

🚕 Traslados al aeropuerto al mejor precio aquí.

Author

Write A Comment