Este no es un post relacionado con los viajes, pero ahora mismo estamos viviendo una situación sin precedentes, que nos obliga a aplazar nuestros sueños viajeros por un tiempo y quedarnos en casa. Llevamos ya 23 días de aislamiento por el coronavirus y sabemos que es difícil para todos, sobretodo para la gente afectada, con seres queridos graves y para los profesionales sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad, trabajadores de supermercados y otros servicios esenciales. ¡Agradecemos sus esfuerzos y valentía de corazón!

Lo mejor que podemos hacer por ellos es quedarnos en casa. Y eso no es fácil, sobretodo para los más pequeños de la casa (y para sus padres). Los niños necesitan correr, quemar energía, jugar al aire libre, el sol, relacionarse con otros niños… Y de repente se han visto privados de todo esto. Algunos son demasiado pequeños para entenderlo, seguramente de mayores ni se acuerden. Pero sí que detectan la ansiedad de sus padres y, aunque no lo expresen de la misma forma que los adultos, este aislamiento les puede afectar y mostrarse más irritables, llorar más, tener rabietas… Hay que tener paciencia y comprensión, buscar formas para que sigan teniendo una rutina, aprendan y se entretengan. Que nos vean tranquilos y positivos. Al fin y al cabo, en nuestro día a día no solemos tener tiempo para disfrutar en familia ¡y esta es una gran oportunidad!

En estos días, encerrados en un bajo sin balcón, ni terraza (solo un patio de luces pequeño al que no le da el sol) hemos desarrollado nuestra imaginación al máximo y buscado mil maneras diferentes para entretener a nuestro peque de casi 2 años. Esperamos que alguna os sea de ayuda, ya no solo en la cuarentena, si no cuando todo esto pase. ¡Siempre es un buen momento para jugar, incluso en los viajes!

Plastelina casera

Una de las actividades que más le han gustado es crear plastelina casera o pasta de sal. Para hacerla solo necesitaréis:

  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de sal
  • 1/2 taza de agua
  • 3 cucharaditas de aceite

Lo mezcláis todo y vais amasando, añadiendo más agua o harina, hasta que quede con una textura igual que la plastelina y no manche. Después podéis añadir colorante alimentario, pero si no quedará de color beige. Lo bueno es que es adecuada para bebés, ¡ya que no pasa nada si se la comen!

Tintar espaguetis o arroz

Otra manualidad para que experimenten los más pequeños es la de tintar espaguetis hervidos con colorante de alimentos o arroz sin hervir. ¡Se lo pasan pipa!

Circuito “Misión Imposible”

Crear circuitos es fundamental en estos días, para que se muevan y hagan un poco de ejercicio. Están los típicos en plan gimcana, pero a nosotros nos pareció muy original hacer uno simulando los rayos láser en el pasillo con cinta aislante, celo… ¡Pusimos la música de “Misión Imposible” y todos teníamos que pasar sin tocar las cintas! Fue muy divertido y podéis ir aumentando el nivel de dificultad.

Plantar lentejas

Tanto si disponéis de balcón como si no, plantar lentejas en una maceta pequeña les encanta. Y así también aprenden a plantar y a cuidar una planta regándola cada día, mientras ven como va creciendo y, con suerte, ¡os dará lentejas!

Figuras con rollos de papel de WC

Sí, el papel de WC va muy cotizado pero es algo que todos tenemos en casa y los rollos dan mucho juego… ¡No los tiréis! Se pueden hacer muchas manualidades con ellos, nosotros hicimos estos Minions enganchando papel de colores y pintando con rotuladores, pero podéis hacer animalitos y cualquier cosa que se os ocurra. ¡Imaginación al poder!

Títeres de papel

Otra manualidad muy sencilla es hacer títeres de papel con forma de animalitos. Solamente necesitaréis papeles de colores y rotuladores. En esta web encontraréis las instrucciones para hacerlas y otras manualidades interesantes. ¡Solo se necesitan 5 minutos!

Pintar en todas sus variantes

Pintar siempre es una buena opción, ya sea con ceras, tizas, acuarelas, pinturas, rotuladores… Puede ser en varias superficies, con las manos, con esponjas, con pincel… Muy útil para que aprendan los colores y las formas.

Niño pintando un mural

Hacer caras con platos desechables de cartón.

¿Tenéis platos desechables en casa que sobraron del último cumple? ¡Podéis usarlos para crear caretas! Los pintáis, hacéis agujeros para los ojos ¡y listo! Nosotros los usamos para crear un sol y unas nubes. Así ya nos da el sol, aunque no tengamos balcón.

Si no podemos ir a la playa, ¡que la playa venga a casa!

¿Tenéis pan rallado? Solamente necesitáis boles, bandejas o alguna superficie para ponerlo y que jueguen como si fuera la arena de la playa (es recomendable hacerlo en balcones o terrazas porque se pone todo un poco perdido). Si tenéis cubos, palas, rastrillos… ¡mucho mejor! ¡Es una de las actividades que más le gustan!

Jugar con arena en casa

Mug cake sano

Cocinar es algo que les apasiona, sobretodo si es con comida de verdad. Y este mug cake es un postre muy sencillo de hacer y con ingredientes sanos, sin azúcar. Necesitaréis:

  • 1 plátano maduro
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de cacao 100% en polvo

Tan solo tenéis que chafar el plátano en un plato. Después batís el huevo dentro de la taza que usaréis para calentarlo. Añadís el plátano y el cacao y lo mezcláis todo hasta que quede bien integrado. Después lo calentáis 1 minuto en el microondas (puede que un poco más, según el microondas) y ¡tachán! ¡Rico, rico!

¡Cantar y bailar!

¡Cantar y bailar es el plan ideal para pasarlo bien en familia y a la vez sirve para hacer un poco de ejercicio! A nosotros nos gusta cantar canciones Disney con el Sing Star y jugar al juego de las estatuas musicales (todos quietos cuando pare la música).

Hacer galletas

Si os habéis quedado con hambre, hacer galletas es un plan genial para hacer con los peques. No os voy a poner la receta porque hay muchas por internet, pero amasar, pasar el rodillo y crear las formas es algo que les encanta y muy fácil. ¡También podéis probar de hacer pan casero, un bizcocho, masa de pizza o lo que se os ocurra!

Hacer galletas es una buena forma de entretener a los niños en casa

Hacer sesiones de fotos en familia

A nosotros nos encanta hacer fotos en nuestros viajes y ahora en casa, no podía ser menos. Así que hacemos sesiones de fotos familiares divertidas, nos disfrazamos, utilizamos objetos que tengamos por casa… ¡Al peque le encanta hacer fotos y a nosotros también! Así tenemos un recuerdo de estos días juntos.

Sesiones de fotos en familia

¡Música, maestro!

Ya no se trata de hacer música con instrumentos de verdad (que también podéis usar si los tenéis), si no de crear música con lo que se os ocurra: botellas, cacerolas, tuppers, cubos…

Tocando la guitarra

La búsqueda del tesoro

Si vuestro peque también os esconde el mando de la TV y no lo encontráis hasta 2 semanas después en algún cajón perdido… ¡Es el momento de vengarse!  ¿Hay algo más divertido que esconder objetos por la casa y tener que encontrarlos? Podéis darle pistas o ayudarlo buscarlos si es muy pequeño.

Estos son los juegos que de momento le han gustado más. ¿Tenéis otras ideas creativas y fáciles para jugar con vuestros peques? ¡Nos gustaría saberlas!

Esperamos que pronto mejore esta situación y volvamos a viajar. Pero de mientras, vamos a disfrutar con nuestros peques y a intentar sacar cosas positivas de esta experiencia.

Author

Write A Comment