Nueva Zelanda: lago Tekapo y sus estrellas

Nueva Zelanda: lago Tekapo y sus estrellas

Ese día nos despertó la alarma contra incendios de madrugada en nuestro hotel de Christchurch… unos adolescentes borrachos vieron muy gracioso hacerla sonar, ¡vamos, todo el hotel tronchándose de risa estaba! Sobretodo cuando tuvimos que salir a la calle en pijama y muertos de sueño. Sin embargo, esto fue una señal premonitoria de lo que sucedería al final del día, si seguís leyendo lo entenderéis.

Ya que habíamos madrugado, desayunamos pronto y nos fuimos en coche al lago Tekapo. Llegamos sobre las 11h, después de unas 3h conduciendo.

Lago Tekapo

tekapo_29

plano tekapo

Uno de los motivos por los que queríamos venir a este lago es porque aquí se puede ver el mejor cielo estrellado de Nueva Zelanda. Tiene un extraño microclima en el que apenas hay nubes por la noche, la atmósfera es clara y hay poca contaminación lumínica. Por eso, construyeron el Observatorio del Monte John, en el cual se pueden contratar tours para ver las estrellas y los planetas con telescopios gigantes. Así que si queréis disfrutar de una noche mágica, ¡no dudéis en dormir una noche cerca de Tekapo!

Nada más llegar al pueblo, fuimos al I-SITE para preguntar por el tour de las estrellas. Se reserva en la Oficina de Earth & Sky que está justo al lado y nos dijeron que había 3 opciones de tour en esa época:

  • Mt. John Observatory Night Tour: 150NZ$ (2h).
  • Twilight Tour: 150NZ$ (2h – Solo en verano).
  • Cowan’s Observatory Tour: 95NZ$. Este tour es más barato pero lo hacen solo en verano en otro observatorio más pequeño y dura 1:25h.

Recomendamos reservarlos online con antelación porque nosotros queríamos hacer el Night Tour y ya estaba agotado para esa noche. Así que reservamos el Twilight Tour que era antes, a las 20:45pm, para ver también la puesta de sol.

Después de haber soltado los 300NZ$ de la excursión, que luego os contaremos, fuimos a ver el lago Tekapo. Solo por verlo ya merece la pena ir porque su agua es de un increíble color azul y está rodeado de montañas nevadas y unas flores parecidas a la lavanda ¡es realmente precioso!

tekapo_28

tekapo_27

tekapo_5

Desde una playa de rocas, cruzamos el puente para ir a ver la iglesia más fotografiada de todo Nueva Zelanda: Church of the Good Shepard. La razón es que dentro hay una ventana con vistas al lago, pero el buen pastor no nos dejó entrar para hacer fotografías y por fuera estaba rodeada de chinos, ¡así que lo nuestro nos costó sacar la iglesia sola en 1 foto! Al ser un sitio tan turístico, es mejor madrugar o ir a última hora.

tekapo_10

tekapo_26

tekapo_8
La foto a la famosa ventana la hicimos con zoom desde fuera de la iglesia

tekapo_6

tekapo_7

¿Dónde comer?

A la hora de comer fuimos al restaurante japonés Kohan (6 Rapuwai Lane), que tenía muy buenas opiniones y la verdad es que estaba muy rico y barato. El agua era gratis y comimos udon con sopa de wakame, edamame, un rollo de sushi enorme, sopa de miso y un katsudon por 38NZ$ todo. ¡Lo que nos sobró nos lo pusieron en un tupper para la cena!

tekapo_01

¿Dónde dormir?

Nos alojamos en el camping Lake Tekapo Motel & Holiday Park (2 Lake Side Drive).

Un bungalow nos costó 149NZ$ (96€) la noche.

Nos salió un poco caro porque lo reservamos tarde y era lo que quedaba mejor de precio. Sin embargo, el camping está muy bien y tiene habitaciones más baratas. Está a unos 10 minutos en coche, a las afueras del pueblo, en un sitio muy tranquilo en frente del lago y de una playa. Cerca están los Tekapo Springs, que son unos baños termales que cuestan 20NZ$.

El bungalow tenía un porche con vistas, parking, WC, nevera, set de café y té, TV y mesa con sillas. El WIFI era de pago y en las zonas comunes tenías BBQ y cocina. ¡Nos gustó mucho y estábamos rodeados unos patitos muy graciosos que venían a pedir comida!

tekapo_15

tekapo_14

tekapo_11

tekapo_12

Monte John

Aunque no cojáis el tour nocturno, es imprescindible que subáis al Observatorio del Monte John de día para ver las vistas desde allí. Podéis subir andando por un camino muy bonito lleno de conejos, son unas 2’5h ida y vuelta. También podéis subir en coche, teniendo en cuenta que la carretera cierra a las 18h y se pagan 5NZ$.

Arriba encontraréis el Astro Bar y el Observatorio. Podréis tomar pasteles o algo calentito y disfrutar de las vistas desde varios miradores al lago Tekapo, el lago Alexandrina y el pueblo.

tekapo_18

tekapo_21

tekapo_19

tekapo_22

tekapo_17

tekapo_16

tekapo_20

Después de cenar en nuestro bungalow, a las 20:45h fuimos a las oficinas de Earth & Sky para empezar nuestro Twilight Tour.

Allí nos dejaron unos abrigos polares muy calentitos y como souvenir nos dieron unas luces rojas (tipo led) para ver por el camino y no tropezar con un conejo. Las luces blancas están totalmente prohibidas en el Observatorio, así como los flashes y los móviles por la contaminación lumínica. De hecho, nos llevaron en un minibús hasta arriba y el último tramo lo hacía sin luces, ¡el conductor se sabía las curvas de memoria!

Al llegar vimos un poco de la puesta de sol y después entramos a la sala de control, donde nos enseñaron un telescopio gigante y nos explicaron cómo se descubren los planetas y las estrellas.

tekapo_23

tekapo_24

tekapo_25

Después nos llevaron al Astro Bar y mientras nos comimos un brownie de chocolate, nos enseñaron con un proyector cómo se encuentra el Sur y cuáles eran las estrellas que se pueden ver en el Hemisferio Sur, que son totalmente distintas a las que vemos nosotros habitualmente. Una vez instruídos, salimos a verlas por unos telescopios más pequeños mientras tomábamos un chocolate caliente. Pudimos ver de cerca la Luna, el planeta Saturno ¡y hasta una constelación de estrellas!

Después de admirar el cielo y hacernos una foto grupal, nos llevaron de nuevo al pueblo con la minivan a oscuras. El tour nos gustó mucho porque nunca habíamos estado en un Observatorio por dentro y es muy interesante. Sin embargo, el precio nos pareció excesivo y realmente se puede disfrutar de un maravilloso cielo estrellado desde cualquier punto tranquilo del lago (desde nuestro camping se veía genial). Así que tampoco lo consideramos indispensable.

tekapo_1

tekapo_2

¿Creéis en las señales?

Cuando volvimos del tour, ¡vimos que se habían calado fuego en algunas casetas del camping! Estaban los bomberos y las ambulancias, pero por suerte todo fue un susto y no pasó nada grave. ¡Apagaron el fuego en seguida y nadie salió herido! ¡Fue muy extraño que sucediera esto justo el día que nos despertamos con una alarma de indendios en otro hotel!

¡Esperamos que si vais a Nueva Zelanda, incluyáis el Lago Tekapo en vuestra ruta! ¡A nosotros nos encantó! Y en el próximo post os enseñaremos otro lago que está muy cerca y uno de los trekkings que más nos gustaron de la isla sur.

 

3 comentarios sobre “Nueva Zelanda: lago Tekapo y sus estrellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *