Durante el noveno día de nuestro viaje por Japón nos fuimos de excursión a Iga Ueno para ver el Museo Ninja y su castillo. Por la tarde, viajamos hasta Nara para jugar con los ciervos que habitan en el parque y visitar sus templos. ¡En el Todai-ji pudimos ver una de las estatuas de Buda más grandes de Japón! ¿Nos acompañas?

¿Cómo llegar al Museo Ninja de Iga Ueno?

Este día nos tocó madrugar (a las 6 am) porque teníamos un largo trecho de trenes por delante, con varios trasbordos suicidas, como puedes ver:

iga ueno

La idea era ir a Iga Ueno por la mañana, para ver el Museo Ninja y el castillo, y a Nara por la tarde. No sabíamos si nos daría tiempo a todo, pero al final lo logramos.

Por suerte, nuestro hotel de Kyoto estaba muy cerca de la estación (a 5 min. andando) y eso para las excursiones nos fue genial. Entramos con nuestro JRPASS y al cabo de 2 horas en tren llegamos a nuestro destino. El trayecto fue un poco estresante porque teníamos pocos minutos para hacer los trasbordos y, además, los trenes iban muy llenos y teníamos que ir de pie.

Iga Ueno era un pueblo desierto sin apenas nadie por la calle. Seguimos las indicaciones del mapa y empezamos a andar hacia el parque dónde se suponía que estaban el castillo y el museo ninja. Después de 20 min andando decidimos preguntar a un buen hombre y nos acompañó un trecho del camino. Al final resultó que estaba bastante lejos y el parque estaba como en una especie de monte, así que el camino era de subida (¡unos 45 min andando!). El hombre era un granjero y nos dio su tarjeta para que lo llamásemos si teníamos algún problema (¡los japoneses son tan amables!).

¿Qué ver en Iga Ueno?

Museo ninja de Iga Ueno, una decepción

Museo ninja
Horario: 9:00 a 17:00 (última entrada a las 16:30)
Cerrado: 29 de diciembre al 01 de enero
Precio entrada: 700 yenes

Show ninja: de 11h a 15h cada hora. Precio: 200 yenes.

Nosotros pensábamos que la caminata merecería la pena porque, según lo que había leído por internet, el Museo parecía divertido. En teoría te disfrazaban de ninja y luego había un show en el que hacían demostraciones de lucha. ¡Qué decepción nos llevamos cuando por fin encontramos el museo y éramos los únicos visitantes! Yo creo que se sorprendieron de vernos y todo.

Además ese día no hacían el show ninja. Nos dijeron que sólo lo hacían para grupos, cosa que no ponían en la web). No sé si es porque era un día entre semana, a lo mejor los domingos está lleno, pero desde luego no nos esperábamos esto.

Ya que habíamos llegado hasta allí, pagamos los 700 yens para ver el Museo. No nos pudimos disfrazar y fue bastante cutre para el precio que valía. Primero una japonesa nos enseñó los escondrijos de una casa ninja que solían usar para espiar a sus enemigos o esconder sus armas (puertas giratorias, compartimentos ocultos, etc.). No nos enteramos de mucho porque lo explicaba en japonés, pero la pobre se esforzó con los gestos.

 

Después entrabas en una sala de exposición con varios objetos, ropa y armas relacionados con el mundo ninja y podías leer en inglés su historia y curiosidades. La verdad es que hacer todo ese camino para ver eso… no merece la pena. No sé si es que fuimos en mal día o tuvimos mala suerte, pero no lo recomiendo.

Ya que estábamos allí, pagamos 200 yens más por persona para lanzar estrellas ninja a una diana (fue lo más divertido de todo).

Castillo de Iga Ueno

Después fuimos a ver el castillo de Ueno por fuera, no entramos porque íbamos justos de tiempo.

Castillo de Iga Ueno

¿Cómo llegar a Nara?

Volvimos a la estación y cogimos el tren de las 12h con trasbordo en Kamo. Llegamos a Nara a la 13h y lo primero que hicimos fue buscar un sitio para comer. En la calle principal Sanjo-dori encontramos un restaurante muy barato y por 600 yens cada uno comimos de lujo:

Comida en NaraNara

¿Qué ver en Nara?

Después de comer, seguimos todo recto por esa misma calle hasta que llegamos al parque de Nara, dónde hay múltiplos templos y los ciervos andan sueltos porque que se consideran “mensajeros de los dioses”. Nara es una ciudad cercana a Kioto, fue capital de Japón desde el año 710 al 784. Tiene 8 monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad, pero a nosotros sólo nos dio tiempo a ver los 2 templos más importantes.

RESERVA una visita guiada por los templos de nara con comida

Templo Kokufu-ji

El primero que te encuentras es el templo Kokufu-ji, que contiene 2 pagodas, una de 3 pisos y otra de 5. La más alta es símbolo de Nara. (Es gratis. Sala del tesoro: 500 yens. Abierta de 9h a 17h). Al lado está el estanque Sarusawano-ike, en el que se refleja la pagoda.

Templos de Nara

Los ciervos de Nara

Después de ver este templo, compramos unas galletas que venden para dar de comer a los ciervos que andan sueltos por allí. Si no las llevas, no te hacen ni caso, pero si las huelen… empiezan a perseguirte cada vez más y ¡al final tienes casi que correr! La verdad es que es muy divertido porque primero te viene uno, luego otro y cuando te das cuenta estás rodeado y no puedes darles galletas a todos. Yo tenía a uno mordiéndome la chaqueta y a otro dándome cabezazos ¡jajaja! Al final les tiré las galletas que me quedaban porque me estresé.

Ciervos de Nara Ciervos de Nara

Como veis se meten por todas partes…

Ciervos de Nara

Jardín Issuien de Nara

Después fuimos a visitar un jardín zen muy bonito que se llama Issuien, con un lago, una casa del té… Se tienen que pagar 650 yens de entrada y abre de 10 a 16:30h. A mi me gustó mucho, pero si no quieres gastar tanto, justo al lado hay otro que es gratis para los turistas.

Jardín japonés Jardín japonés

Templo Todai-ji y su Buda gigante

Al acabar, fuimos a ver el templo más famoso de Nara y uno de los que más me ha impresionado: el Todai-ji. Es el edificio de madera más grande del mundo y alberga la estatua de Buda (Daibutsu) en bronce más grande de Japón. Se dice que se han visto 4 o 5 monjes en la palma de la mano del Buda cuando lo están limpiando, para que te hagas una idea.Templos de Nara Templos de Nara

A parte, dentro hay una columna de madera con un agujero que si se logra atravesar, se dice que se alcanzará el Nirvana. Muchas personas lo intentaban, pero solo algunos lo conseguían.

Templos de Nara

Santuario Kasuga

Por último, íbamos a ver el Santuario Kasuga, conocido por tener cientos de faroles de piedra. Sin embargo, estábamos ya muy cansados de todo el día y, como estaba un poco lejos, decidimos no ir. Parece que no, pero el parque de Nara es enorme. Nos quedamos un rato más jugando con los ciervos y volvimos a la estación sobre las 18h.

Ciervos de Nara

Llegamos a Kyoto a las 19h, cenamos algo y… ¡a dormir! Al día siguiente nos esperaba uno de los mejores días del viaje: la excursión a Hiroshima y Miyajima desde Kioto.

RESERVA TUS EXCURSIONES EN JAPÓN

Author

6 Comments

  1. Pingback: 13 días en Japón: cómo preparar el viaje – Entre 7 maletas

  2. Pingback: JAPÓN | Entre 7 Maletas

  3. Pingback: 13 días en Japón: cómo preparar el viaje | Entre 7 Maletas

  4. excelente narrativa, mu didactico e infformativo, se agradece por exponer algo real sin caer en el mito. gracias.

    • entre7maletas Reply

      Muchísimas gracias! 🙂 Nos alegra que te guste!

  5. Pingback: DÍA 10 - Kioto: Excursión de 1 día a Hiroshima y Miyajima

Write A Comment