Si estáis pensando realizar una escapada por Cataluña este verano con los niños, os queremos recomedar algunos de nuestros rincones favoritos. Pueblos con encanto, playas, naturaleza, volcanes… que seguro que enamorarán a los más pequeños de la casa. ¡Y es que Cataluña tiene mucho que ofrecer! 
 

Ideas para pasar el fin de semana con niños por Cataluña

Costa Brava

Esta zona es conocida por sus idílicas playas de aguas transparentes. Pero no solamente podréis disfrutar de sus calas escondidas, si no que además tendréis muchos pueblos preciosos por visitar, como las conocidas casitas blancas de Cadaqués o Callella de Palafrugell. ¿Qué mejor manera de verlas que dando un paseo en catamarán por la costa de Cadaqués y haciendo snorkel?
Calella de Palafrugell, una escapada con niños por Cataluña
Los pueblos medievales de Pals, Peratallada, Monells, Begur o Tossa de Mar les harán sentir en un cuento de caballeros y princesas. De hecho, incluso podréis asistir a una cena con espectáculo medieval en un castillo!
Peratallada
Empuriabrava es una pequeña Venecia y recorrer en barco sus laberínticos canales puede ser una actividad en familia muy divertida. También podréis disfrutar de los increíbles paisajes del Cap de Creus, practicar snorkel o kayak en las islas Medas y realizar visitas culturales como el Museo Dalí de Figueras.
 
Aunque sin duda, una visita a la colorida ciudad de Girona es imprescindible, por algo fue escogida para rodar Juego de Tronos. ¡Recomendamos ir durante el Temps de Flors para verla cubierta de flores!
Girona
 
Girona
Cuando se viaja con niños muy pequeños, que no pueden estar mucho rato en la playa, tener tantas cosas distintas para visitar se agradece mucho.

Garrotxa

Otra zona con infinitas posibilidades cuando viajas con niños, a la que no os cansaréis de ir. Podréis dar paseos cortos y fácilmente accesibles por los volcanes. En el volcán del Croscat podréis ver los estratos a través del gran corte que tiene y en el de Santa Margarida podréis bajar a la ermita que tiene en medio de su cráter. Pero si queréis verlos en todo su esplendor, os recomendamos que deis un paseo en globo al amanecer. ¡Una experiencia increíble!
Vuelo en globo por la Garrotxa
Si queréis más paseos por la naturaleza, no os podéis perder la Fageda d’en Jordà. Un bosque mágico de hayas que está situado sobre burbujas de lava que no llegaron a explotar y ahora están cubiertas de musgo. El recorrido es fácil y planito por lo que es ideal para ir con niños. Recomendamos especialmente visitarlo en otoño con el cambio de color de las hojas.
Fageda d'en Jordà
Además, en esta zona hay pueblos preciosos como los de la Vall d’en Bas y Santa Pau. Las casas colgantes de Castellfollit de la Roca también son muy pintorescas y en la ciudad de Olot podréis visitar el Museo de los Volcanes ¡y probar las deliciosas patatas de Olot!.
 
Nuestro pueblo preferido de la zona es Besalú, que os transportará a la edad media paseando por sus calles y su puente medieval. ¡Podéis conocer más sobre él con este Free Tour por Besalú!
Besalú
Santa Pau
Por último, si os sobra tiempo, no dejéis de visitar el lago de Banyoles o el precioso pueblo de Rupit, que no pertenecen a la Garrotxa pero se encuentran muy cerca. ¡Rupit es uno de nuestros pueblos preferidos! Se accede por un puente colgante y desde allí podréis hacer una excursión al Salt de Sallent. Tenéis más información de la Garrotxa en este post.
Rupit
Rupit

Delta del Ebro

Una zona totalmente diferente que es ideal para escaparse con los niños. En el Parque Natural del Delta del Ebro podréis relajaros en sus largas playas de arena como la del Trabucador y ver la fauna que la habita, como su espectacular colonia de flamencos en La Tancada.
 
También podréis alquilar una especie de carrito-bici para que se suba toda la familia y recorrer los arrozales de l’Escanyissada, parando en varios miradores como el de La Caseta de Fusta. Y otra actividad que recomendamos especialmente para hacer con niños es navegar por la desembocadura del río Ebro en uno de los muchos barcos que hay. ¡Les encantará!
Delta del Ebro con niños, una escapada ideal por Cataluña
Delta del Ebro en bici
Una vez en tierra firme, podréis comer el típico arrosset del restaurante Ca la Nuri y ver el atardecer desde alguno de los faros de la zona, como el de la Punta del Fangar, que está rodeado de dunas. ¡Las puestas de sol entre humedales son espectaculares: una explosión de colores!
 
Otra actividad divertida para los más pequeños es visitar las antiguas salinas de MonNatura y recorrerlas con una barca típica. Podéis comprar la entrada en este enlace por solo 8€.
 
Para finalizar esta escapada, podéis visitar el bonito pueblo de Poblenou del Delta. ¡Ideal para un fin de semana en familia!
Puestas de sol en el Delta del Ebro

Cerdanya

Bellver de Cerdanya es un buen punto de partida para recorrer los principales puntos de interés y realizar caminatas por la montaña. Es un pueblo grande, pero su centro histórico empedrado está lleno de encanto y dispone de varios miradores y un ascensor muy útil si vais con cochecito de bebé. Desde aquí podéis ir andando a Talló de Bellver para ver su iglesia y realizar una ruta en coche por pueblos diminutos con nombres como Bor, Pedra, Riu, Urús y Alp. Nuestro preferido fue Das, conocido como «la Suiza catalana«.
Cerdanya Cerdanya
También recomendamos acercaros a Puigcerdá, la capital de la Baja Cerdaña. Podréis dar una vuelta por el parque Schierbeck, que tiene un lago con patos y recorrer el camino de los enamorados. Aunque lo que más nos gustó de la zona, fue subir al castillo de Llívia, que tiene unas vistas espectaculares. Además, es muy curioso porque Llívia es un pueblo catalán que está totalmente rodeado por territorio francés.
Llívia
Así que si queréis respirar aire puro, ver pueblos con encanto, estar en contacto con la naturaleza, encontrar vacas por todas partes y probar el conocido trinxat de la Cerdanya, no dudéis en visitar esta zona.

Penelles y Aitona

Penelles es un pequeño pueblo de Lleida que últimamente se ha vuelto muy conocido porque está lleno de street art. Allí se celebra el Festival GarGar y numerosos artistas han cubierto las casas del pueblo con sus obras de arte. ¡Es el pueblo con más graffitis por metro cuadrado de España! Los niños se lo pasarán genial buscándolos todos con un mapa.
Penelles
Penelles
Además está muy cerca de Aitona, por lo que podréis ver los cerezos en flor de la zona si es la época ¡un mar rosa se extiende hasta donde alcanza la vista!
Penelles en flor

Castellar de N’hug y las Fuentes del Llobregat

Castellar de N’hug es un pueblecito de montaña con mucho encanto. ¡Nosotros tuvimos la suerte de verlo nevado y la estampa es mágica! Podréis probar sus deliciosos cruasanes gigantes y recorrer el camino de escaleras que os llevará a las Fuentes del Llogregat, donde se encuentra el nacimiento de este río. Es una excursión sencilla para hacer con niños.
Castellar de n'Hug
En sus alrededores podréis ver los pueblos de la Pobla de Lillet, Bagá, realizar excursiones como la ruta dels Empedrats o visitar los Jardines de Artigas, diseñados por Antoni Gaudí.
Jardines de Artigas

Los Castillos de Montblanc y Cardona

Si queréis que vuestros hijos se sientan en un cuento, os recomendamos visitar alguno de estos castillos. Montblanc es la capital de la Conca de Barberà, en plena ruta del Cister. Cuentan las leyendas que su ciudad medieval amurallada fue el lugar donde Sant Jordi mató al dragón.
 
Montblanc
El castillo de Cardona es simplemente espectacular y se encuentra en la provincia de Barcelona. Además Cardona es conocida por sus Minas de Sal, que cautivarán a los más pequeños y a los no tan pequeños. Nosotros aprovechamos la escapada para realizar una excursión por Montserrat, de regreso a Barcelona.
 
Y si no tenéis coche, no os preocupéis, porque con esta excursión podréis visitar el castillo de Cardona, las Minas de Sal y Montserrat en un mismo día.
Castillo de Cardona

Montseny y Molí de Can Aulet

El Parque Natural del Montseny siempre es una buena escapada cerca de Barcelona para respirar aire puro y dar paseos por la naturaleza. A nosotros nos gusta mucho la zona del Llac de Santa Fe porque es un recorrido cortito y muy fácil para hacer con bebés, incluso se puede ir en carrito.
Montseny
Os queremos recomendar un alojamiento rural que nos pareció ideal para ir con los niños. El Molí de Can Aulet está situado en los alrededores de Arbúcies, en medio del bosque y al lado de un pequeño riachuelo. Solamente disponen de 2 casitas (de 2 y 4 personas) decoradas en estilo rústico, por lo que el ambiente es muy íntimo. Además tienen piscina, 2 perritos, 1 caballo, gallinas, ovejas y una casa en el árbol. ¡Es un lugar totalmente idílico que esperamos que algún día probéis y nos contéis la experiencia!
 
¡Os dejo un descuento de 50€ en Airbnb al reservar vuestro primer viaje para que disfrutéis de este paraíso!
Molí de Can Aulet
 
Además en Arbúcies podréis pasear por su riera, que es un camino lleno de vegetación siguiendo la corriente del río.
Arbucies

Tamarit y Roc de Sant Gaietà

Tarragona también tiene playas muy bonitas como las de Tamarit y Altafulla. Nosotros nos alojamos en un camping justo al lado del pequeño castillo y la calita que hay al otro lado nos enamoró.
Tamarit
No muy lejos se encuentra el pueblo de Roc de Sant Gaietà que es precioso y también tiene playa.
Roc de Sant Gaietà
 
¡Esperamos que os hayan gustado nuestras recomendaciones! Sabemos que nos quedan aún muchos sitios bonitos de Catalunya por descubrir y esperamos hacerlo muy pronto, cuando nos dejen viajar, para ir actualizando la lista. ¿Qué lugares recomendáis vosotros?
Author

Write A Comment