DÍA 3: TOKYO – Ueno, Akihabara y Odaiba (Onsen)

DÍA 3: TOKYO – Ueno, Akihabara y Odaiba (Onsen)

Este día la idea era madrugar e ir a la lonja de pescado Tsukiji, pero estábamos tan cansados del viaje que decidimos que preferíamos no ir y dormir un poco más. Así que nos levantamos a las 8h y desayunamos un meron pan (pan de melón) y un dorayaki (pastelito del Doraemon) que la noche anterior compramos en el 7eleven de al lado del hotel.

Después cogimos el metro en la parada Ningyocho H13 hasta Ueno H17 (línea Hibiya, 4 min, 160 yens) . Salimos por la Salida Park y nada más salir ya se ven un montón de tiendecitas y el parque. Lo bueno de Japón es que hay mapas por la calle para que sepas dónde estás en todo momento.

Entramos en el parque, que es enorme y primero fuimos a ver el lago. Cuál fue nuestra sorpresa al encontrarnos que el lago estaba cubierto de nenúfares gigantes ¡Apenas se veía el agua!

DSC_0110

Más adelante los nenúfares se acababan y había una zona en la que podías montar en barca-pato jajaja aunque era un poco caro.

DSC_0112

Después fuimos a ver el templo Toshogu pasando por un camino lleno de cintas de colores (creemos que celebraban alguna fiesta, pero no estamos seguros de cual). Estaba lleno de gente y había algunas plantas peculiares como estas:

DSC_0136DSC_0140

No teníamos tiempo de entrar en los museos ni en el zoo que hay en este parque, pero sí que fuimos a dar una vuelta por las tiendas que lo rodean ¡que no tienen desperdicio! Hay una calle que se llama Ameyayokocho y es como un mercadillo de comida, ropa, productos de perfumería y chorraditas varias.

DSC_0147

Después volvimos a coger el metro y nos bajamos en Akihabara (H15, 2 min, 130 yens). Es el barrio de la electrónica y el manga ¡Una locura! Lleno de anuncios por todos lados, salas de videojuegos, centros comerciales de electrónica, música, manga… A quien le gusten estas cosas, puede pasar días en estas calles (aunque los precios son similares a los de aquí). Cabe destacar: el Yodobashi Camera, el Mandarake Complex, el Gundam Café y el edificio Sega. También es habitual ver a meidos por las calles anunciando sus famosos Meid cafés.

DSC_0162DSC_0175DSC_0176DSC_0182DSC_0186DSC_0191DSC_0158

Cuando ya estábamos saturados de tanto estímulo sensorial, volvimos a la zona del hotel, que está muy cerca de Akihabara. Comimos en un restaurante de ramen muy bueno por 700 yens que estaba delante de la parada Ningyocho, en la misma calle del hotel. Es de estos que tienes que comprar un ticket en una máquina con lo que quieres y dárselo al cocinero. Lo que pasa que estaba todo en japonés y nos tuvieron que ayudar a marcar lo que queríamos. Aunque realmente da igual ¡porque está todo bueno!

DSC_0210

Descansamos un poco en el hotel y descubrimos que ya nos habían traído las maletas ¡menos mal! ¡por fin teníamos ropa!

A las 17h cogimos el metro de Ningyocho A14 hasta Shimbashi A10 (línea Asakusa, 7min, 170 yens) y allí el monorraíl Yurikamome hasta Odaiba (320 yens). Nos bajamos en Odaiba Kaihin Park para ver la bahía de Odaiba, una playa artificial desde la que se ve el Rainbow bridge y una réplica de la estatua de la Libertad. Si vais de noche, ¡las vistas son espectaculares!

DSC_0256odaiba

Detrás teníamos el famoso edificio de Fuji TV, pero no entramos porque creo que hay que reservar la visita antes.

Fuimos andando hacia Palette Town (donde está la noria) y de camino nos encontramos la estatua gigante de Gundam (que se supone que protege la isla) y ¡el Oktoberfest! Lo que pasa que las cervezas valían unos ¡1200 yens! Como para beber una… Por allí también hay muchos centros comerciales, como el Venus Fort. Y a destacar: el Mega Web (gratis) y un parque temático de Toyota.

DSC_0270
Gundam

Nosotros preferimos vivir la experiencia japonesa auténtica de ir a un onsen público y fuimos al Oedo Onsen Monogatari. ¡Lo recomiendo 100%! Si vais más tarde de las 18h sale más barato, creo recordar que eran unos 1600 yens por persona. Con tatuajes está prohibido entrar. Para llegar es mejor coger el monorraíl ya que está un poco lejos para ir andando, en la parada de Telecom Center.

Nada más entrar, te dan una pulsera magnética con la que puedes pagar si quieres servicios extra como masajes, cenar, etc. Después tienes que escoger un yukata y pasas a un vestidor donde te lo pones y debajo te dejas solo la ropa interior. Guardas la ropa y tus pertenencias en una taquilla, pero os podéis llevar la cámara. Entonces entras en un mini pueblo de la época Edo con restaurantes, tiendas… todo muy bien decorado.

Decidimos ir primero a los baños de pies porque eran mixtos. Te dejan una chaqueta porque están en el exterior y son una pasada, rodeados de verde, muy romántico.

Después fuimos a los baños termales, que son separados por sexos. Entras en otro vestuario y te dan 2 toallas (una pequeña y otra grande), te desvistes del todo, lo guardas en otra taquilla y entras a la zona de baños solo con la toalla pequeñita. Allí primero tienes que ducharte (hay champú, gel, acondicionador y de todo). Te sientas en el taburete, te enjabonas y luego te echas agua con la palangana o con la ducha. ¡Y ya estás listo para los baños!

Había muchos onsen interiores y exteriores de distintas temperaturas y alguno con chorros. Muy relajante… Además, es muy auténtico porque son todo japoneses, no hay guiris.

Después en el vestuario te secas con la toalla grande, te cambias y hay secadores, peine, cremas y de todo gratis para ponerse guapo. No hace falta que llevéis nada, podéis entrar con lo puesto y ¡listo! En fin, si podéis no os lo perdáis.

Una vez relajados, volvimos al hotel y como ya era tarde y los restaurantes estaban cerrando, compramos bentos en un 7eleven para comer en el hotel (hay microondas). Compramos yakisoba, pollo al teriyaki y oniguiris. Todo muy barato y rico. Y a dormir que nos esperaba un día largo.

DSC_0280

 

2 thoughts on “DÍA 3: TOKYO – Ueno, Akihabara y Odaiba (Onsen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *